Boletín Petrolero 27 de marzo de 2020

Precio

La semana cierra manteniendo la tendencia a la baja de la cotización del precio del petróleo y el colapso de la demanda, tendencia que se inició con el desplome de precios a raíz de la falta de acuerdo en la última reunión de los países OPEP y No-OPEP del pasado 6 de marzo, que coincide con la expansión mundial del COVID-19 y su impacto en la economía mundial.

Al día de hoy, al cierre de los mercados europeos, el WTI cerró en $21/barril y el Brent en $24/barril, indicando una caída de 48% respecto al precio de $51/barril con que se cotizaron estos marcadores antes de la reunión de la OPEP del 6 de marzo. Al cierre de hoy, los marcadores experimentaron una baja de 5% para el WTI y 2% para el Brent respecto al cierre de inicio de la semana del lunes 23 de marzo cuando el WTI cerró en $22/barril y el BRENT cerró en $25/barril.

Precios del petroleo

Fuente: Elaboración propia

 

Los elementos subjetivos, tanto económicos como políticos, han afectado dramáticamente todos los mercados bursátiles desde inicio de la pandemia, lo cual se ha reflejado en una caída estrepitosa de las Bolsas de Valores y de los precios del petróleo.

El mercado petrolero está signado por la volatilidad e incertidumbre que afecta a la economía mundial, manteniendo los precios a niveles bajos. A esta situación se suma el desacuerdo entre los dos grandes productores Arabia Saudita y la Federación Rusa, donde el segundo y tercer mayor productor de petróleo están enfrascados en una declarada guerra de precios, en la cual el Reino Saudita no sólo bloqueó el acuerdo alcanzado en la reunión de la OPEP del 5 de marzo de recortar 1,5 millones de barriles diarios de producción, ante la negativa de Rusia de acompañar este esfuerzo con un recorte de 500 mil barriles día de su propia producción, sino que ha anunciado que incrementará su producción hasta los niveles máximos de su capacidad. Algunos analistas estiman que habrá una "caída libre del precio del petróleo".

Pero la economía real también está siendo afectada enormemente por el COVID-19, derribando los fundamentos del mercado petrolero, más allá de los elementos subjetivos o especulativos del mercado. La afectación a la actividad industrial, las masivas restricciones al transporte aéreo, las medidas de cuarentenas y restricción de movimientos que ya afectan a más de 2.600 millones de personas en EEUU, India, Europa, Reino Unido y Sudáfrica, además del cierre masivo del sector de servicios y la cancelaciones de proyectos del sector petrolero, son elementos reales que indican una afectación a la economía más allá del sector bursátil.

Por ello, es que los principales marcadores WTI y BRENT, mantienen su tendencia a la baja, acercándose a los niveles de $20/barril, a pesar de que los mismos reaccionaron levemente con alzas puntuales durante la semana ante los anuncios de masivas ayudas para las grandes economías mundiales. En otras circunstancias, como sucedió cuando se estaba incubando la crisis inmobiliaria de los EEUU durante el 2008, los especuladores migraron a millones de contratos de petróleo a futuro, lo cual hizo subir el precio artificialmente hasta niveles de $140/barril, hasta que en agosto de ese mismo año estalló la crisis inmobiliaria en los EEUU y el precio cayó hasta los 30 dólares el barril en 6 meses.

Corona Crash

La economía mundial se ha visto afectada enormemente por los efectos del COVID-19, tanto en los mercados bursátiles como en la actividad industrial, servicios, transporte y movilidad que han afectado a las grandes economías industrializadas.

La mayoría de las bolsas de valores han reflejado una caída importante ante la pandemia, sólo mitigada por los anuncios de masivas ayudas económicas, como el paquete de 2 trillones de dólares para apoyar la economía norteamericana, tras el acuerdo entre la Casa Blanca y el Senado y que hoy ha sido aprobado por el Congreso, además de las medidas tomadas por la FED.

En Europa, distintos países han estado tomando decisiones económicas para hacer frente a la crisis. Alemania aprobó un paquete de 750 billones de euros, Francia aprobó 345 billones de euros, Italia 25 billones de euros, mientras que España ha destinado 200 billones de euros. El BCE ha anunciado que destinará 750 billones de euros para compra de deuda de los gobiernos y bonos privados para el año 2020, lo cual significa un incremento de 120 billones de euros respecto a lo anunciado anteriormente.

China ha iniciado un proceso de recuperación de la normalidad y de la actividad económica, luego de controlar la propagación del COVID-19 en la ciudad de Wuhan, epicentro de la pandemia.

Sin embargo, a pesar de estos anuncios y recuperación en Asia, los mercados bursátiles y operadores económicos siguen registrando caídas y cierres, debido a las incertidumbres respecto a la duración y profundidad de afectación de la pandemia, la cual sigue expandiéndose y golpeando a las grandes economías del mundo.

El índice de actividad industrial en China tuvo una inusual caída de 17% en el mes de febrero, igualmente los grandes fabricantes de vehículos Ford, General Motors, Volkswagen, Toyota, Fiat-Chrysler y Tesla entre otras, han anunciado el cierre de sus plantas de producción, al menos hasta el mes de abril, en espera del desarrollo de la pandemia.

Mientras el bloque de países asiáticos, liderados por China, Japón y Corea del Sur, han reaccionado con mayor eficacia a la pandemia y están controlando el COVID-19, reactivando su actividad industrial y de servicios, los países de la Unión Europea han carecido de una estrategia común para enfrentar la pandemia. No solo en sus medidas internas de restricciones y aislamiento de la población, sino por la falta de acuerdo para aprobar el llamado "Corona Bono", un paquete de ayudas para los países de la zona euro que ha encontrado una férrea oposición de Alemania, argumentando la "falta de disciplina fiscal" de otros países.

En Europa la falta de coordinación y la ausencia de una estrategia común, tanto económica, como de atención médica, para enfrentar la crisis y lo que algunos países han llamado "falta de solidaridad" hacia países con graves afectaciones y pérdidas de vidas humanas por el COVID-19, como Italia y España, incidirá en la discusión, por el momento pospuesta, sobre la pertinencia o no de mantenerse en la Unión Europea, discusión que puede retomarse con fuerza en el ámbito político una vez que pase la emergencia.

En los Estados Unidos, el impacto del COVID-19 está afectando los pilares sobre los cuales el presidente Trump estaba basando su estrategia para la campaña electoral de noviembre: la economía y el empleo, poniendo en el tapete, como tema de discusión nacional, el cuestionamiento al sistema de salud norteamericano, mayoritariamente privado, una bandera de los Demócratas.

El 26 de marzo, el Departamento del Trabajo de los EEUU (US Labor Department,) reportó un récord de 3,28 millones de americanos que han aplicado para beneficios de desempleo la semana pasada; esta estadística no incluye a los trabajadores informales o indocumentados, los cuales, en muchos segmentos de la economía y Estados de la Unión, son factores claves de su economía.

De allí la insistencia del presidente Trump de acordar grandes paquetes de ayuda económica para el país, tal como el acuerdo obtenido con el Senado y aprobado hoy por el Congreso por 2 trillones de dólares, además de su declaración de levantar las restricciones de movimientos en el país para la pascua. Estas declaraciones y decisiones han provocado reacciones positivas en el sector financiero, en Wall Street, pero también importantes cuestionamientos en gobernadores y líderes demócratas como el gobernador del Estado de New York, donde existen más de 39.000 casos, 7% del total a nivel mundial; además del hecho de que las ayudas aprobadas van dirigidas a los ciudadanos norteamericanos, lo cual trae la discusión sobre la suerte de los trabajadores informales e inmigrantes.

Mientras tanto, los casos del COVID-19 ya sobrepasan los 542.788 afectados en todo el mundo, con 24.350 fallecidos, al día de hoy de acuerdo a los datos del CSSE del hospital John Hopkins. Los EEUU reportaron, hoy 27 de marzo más de 85.990 casos, superando a China, con 81.894 casos e Italia tiene 80.589, mientras que España tiene 57.786 casos y Alemania 47.278 casos.

La demanda Petrolera

A inicios de marzo, antes de la reunión de la OPEP y la expansión del COVID-19, la OPEP estimaba el incremento de la demanda de petróleo en 900 mil barriles día para el 2020, luego, inmediatamente después del fracaso de la reunión de la OPEP +, la OPEP redujo su estimación de aumento de la demanda en tan solo 60 mil barriles día para todo el año.

Para el 11 de marzo, la Administración Americana de Información Energética o EIA, por sus siglas en inglés, estimaba que para el primer trimestre del 2020 la demanda global caería 900 mil barriles barriles por día en comparación con el mismo periodo del 2019.

Para la Agencia Internacional de la Energía, IEA, por sus siglas en inglés, en su Reporte de Mercado Petrolero de este marzo, redujo en 1 millón 100 mil barriles sus estimaciones iniciales de incremento de la demanda petrolera para el 2020, con una caída de 2 millones 500 mil barriles para el primer trimestre del año.

Sin embargo, al 27 de marzo, luego de todas las afectaciones que la pandemia ha ocasionado a la economía mundial, las agencias internacionales, empresas y traders estiman que, en el peor escenario de propagación y afectación a la economía mundial por el COVID-19, habrá una caída sin precedentes en la demanda de petróleo para este año 2020.

La Agencia Internacional de Energía alerta que la demanda petrolera pueda caer en 20 millones de barriles día, coincidiendo con otras estimaciones como las hechas por el CEO del grupo VITOL y por el trader Transfigura.

Demanda petrolera

Fuente: Agencia Internacional de Energía

 

Almacenamiento.

La Agencia Internacional de Energía, reporta en su OMR, un incremento por encima de los niveles promedio de los últimos 5 años de 2,9 millones de barriles en los inventarios comerciales de los países OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), lo que implica una cobertura de 63 días, con un incremento del almacenamiento flotante de 1,9 millones de barriles día, hasta 80 millones de barriles día.

Por otra parte, la EIA (Administración Americana de Información Energética) pronostica un incremento de 1,7 millones de barriles día producto de la caída de demanda

almacenamiento

Fuente: Administración Americana de Información Energética

 

La producción.

El mercado petrolero sigue sobre abastecido de petróleo. Hay un exceso de al menos 2 millones de barriles de petróleo que la OPEP + no pudo retirar del mercado, exceso que aumenta rápidamente por la caída del consumo y que migrara hacia los inventarios comerciales o a las reservas estratégicas de países industrializados que aprovechan un periodo de "petróleo barato" para aumentar sus volúmenes, como señalan informaciones provenientes de China.

Lo más relevante sin embargo en el ámbito de la producción, tiene que ver con los anuncios hechos por el Reino de Arabia Saudita de que inundará el mercado con volúmenes de petróleo adicional, desde los 9,7 millones de barriles día que producía antes de la reunión de la OPEP + hasta llegar a su máxima capacidad de 12,3 millones de barriles día de producción. Saudi Aramco anunció que ha sido instruida para aumentar su capacidad de producción a 13 millones de barriles día. Por otra parte, la Federación de Rusia ha aumentado su producción en 300 mil barriles días adicionales, respecto a sus niveles de producción previos al mes de marzo.

Hay que esperar al cierre de mes para promediar la producción de los países OPEP y No-OPEP correspondiente al mes de marzo y poder determinar con certeza la situación del mercado, a lo cual seguramente reacciona el precio.

Otro elemento importante a evaluar será el comportamiento de la producción norteamericana que se encontraba a un nivel de 13 millones de barriles día antes de la reunión de la OPEP + y de la caída del precio. De acuerdo a los voceros de la Federación Rusa, ellos esperan que el petróleo de esquistos norteamericano, producido por fracking, al ser más costoso que el petróleo ruso y saudita, comience a salir del mercado. Este escenario de precios bajos afectará la producción del fracking más costosa y de productores independientes medianos y pequeños en los EEUU.

La administración norteamericana ha anunciado su interés de buscar un acuerdo al más alto nivel con el Reino Saudita para tratar de acordar medidas para estabilizar el mercado petrolero, tal como expresó un vocero del Departamento de Estado esta semana. El próximo boletín semanal entregaremos un análisis estratégico de estas alianzas entre los grandes productores de petróleo del mundo y el rol de la OPEP en el mercado petrolero internacional.

Por otra parte, el Departamento de Energía norteamericano anunció la imposibilidad de adquirir petróleo de esquistos para alimentar la reserva estratégica de su país, ante la negativa del Congreso de disponer de fondos para apoyar una iniciativa del presidente Trump para apoyar económicamente a los productores de petróleo norteamericano ante el colapso de la demanda y de los precios. Iguales problemas de costos de producción están presentando los productores de crudo extrapesado de las arenas bituminosas canadienses, sin que hasta ahora se hayan anunciado ninguna iniciativa de parte del gobierno de Canadá para proteger su producción.

Será interesante monitorear el comportamiento de la producción de petróleo norteamericano (EEUU y Canadá) en este escenario de precios.

La industria petrolera Venezolana sigue sacudida por los efectos devastadores de la mala administración del gobierno de maduro y su manifiesta incapacidad para dirigir a Petróleos de Venezuela, PDVSA.

Después de 6 años de una campaña dirigida por el propio Nicolás Maduro de sucesivas y cruentas intervenciones, razzias políticas, desplazamiento de cuadros técnicos y gerenciales de la empresa, que han dejado un lamentable saldo de más de cien prisioneros y la muerte de un ex presidente de la empresa en custodia del gobierno. Estas detenciones y arbitrariedades contra la plana gerencial y trabajadores de PDVSA, a los cuales se les ha negado el derecho a la defensa, ha sido producto de la utilización de la justicia por parte del gobierno para alcanzar objetivos políticos, en este caso, para tener el control total de la empresa.

PDVSA, hoy día militarizada, se encuentra desmoralizada, desmantelada en sus capacidades operacionales y ha sufrido un proceso de deterioro masivo de las condiciones económicas y laborales de sus trabajadores lo que ha producido un éxodo de más de 30 mil trabajadores a partir del 2014.

Hoy dia, PDVSA es objeto de una nueva intervención política por parte del gobierno, quien nombró una "Comisión Reestructuradora" encabezada por el Vicepresidente de Economía del país y los máximos jefes militares, todos ellos sancionados por la OFAC y acusados de graves delitos de narcotráfico y corrupción por el Departamento de Justicia Norteamericano. En la Comisión interventora están además de 5 ministros de gobierno, ninguno de los cuales tiene conocimientos en materia petrolera.

Es en medio de esta situación de absoluta debilidad y disfuncionalidad de la industria petrolera que el país, sacudido por la peor crisis política, económica y social de su historia, debe hacer frente al colapso de los precios del petróleo y de la economía mundial, además de la aparición del COVID-19.

Producción.

PDVSA ha venido experimentando una caída permanente de su producción de petróleo y gas (el 90% del gas del país es asociado al petróleo) a partir del año 2014, tendencia que se ha agravado desde la militarización de la empresa en diciembre de 2017. En un período de 6 años PDVSA ha caído en su producción desde 3 millones de barriles día hasta 714 mil barriles día, al cierre de febrero de 2020, lo que significa una perdida 2,3 millones de barriles día.

produccion petrolera

Fuente: Elaboración propia. Datos Reporte OPEP marzo 2020

 

Durante el mes de marzo, la ya mermada producción petrolera venezolana descendió alrededor de unos 200 MBD, alcanzado un volumen promedio alrededor de los 550 MBD, datos que se confirmaran a finales de mes.

La mayor disminución de los volúmenes se evidenció en la Faja Petrolífera del Orinoco, el mayor reservorio de petróleo del planeta, registrando una producción de solo 200 MBD. Esta provincia petrolera, al sureste del país, producía al cierre del 2013, 1.300.000 barriles diarios de petróleo, 43% de la producción de ese momento. Los restantes 350 MBD de crudo producidos en marzo, se extrajeron de los muy maltratados yacimientos del Lago de Maracaibo y de los campos del Norte de Monagas.

Cabe destacar que el accidente ocurrido el día 20 de marzo en la estación de flujo Carito del estado Monagas, donde se registró una explosión y un incendio como consecuencia de la falta de mantenimiento y la falta de perias técnicas sobre la que reposa la dirección de la principal industria del país, este incendio genera de manera directa una merma de 30 MBD de crudo de los campos de Carito, en la División Punta de Mata, al oriente del país, e indirectamente unos 50 MBD de crudo extrapesado de la Faja Petrolífera del Orinoco al no disponer de su diluente natural.

El Complejo de mejoradores de crudo extrapesado en Jose, al nororiente del país, sigue en su mayoría inoperativo, por lo que no se puede despojar al crudo extrapesado de la nafta, produciendo para la exportación un crudo de muy baja calidad y precio. Solo el mejorador de la empresa mixta Petropiar, con Chevron, está operativa, procesando alrededor de 120 MBD por dia.

Exportaciones y Mercadeo.

Las exportaciones venezolanas han venido disminuyendo por el colapso de la producción petrolera que, lejos de ser un tema coyuntural, se ha convertido en un problema complejo en la industria bajo la sucesivas direcciones de la empresa durante los últimos 6 años, más de 7 juntas directivas, con directores internos desconocedores de las complejidades técnicas y gerenciales del negocio petrolero. Si bien al cierre del 2013, el país exporta 2,5 millones de barriles dia de petróleo, hoy escasamente se exportan menos de 600 mil barriles día, la mayoría de estos volúmenes comprometidos con el pago de préstamos a China y Rusia.

Por otra parte, la caída de los precios ha llevado la valorización de los crudos pesados a niveles por debajo de los 10 dólares el barril. El crudo mexicano Maya, marcador de los crudos pesados en el Atlántico, se está vendiendo a 13 dólares el barril. El crudo Merey venezolano, se ha vendido a 7,8 dólares el barril, según reportes de Reuters.

La actividad de comercialización de crudo de PDVSA fue desmantelada y cedidos los volúmenes de exportación a las empresas rusas Rosneft Trading y TNK Trading International, quienes durante los últimos 9 meses se habían encargado de transportar y comercializar alrededor del 90% de las exportaciones de crudo venezolano. El resto se ha entregado a operadores privados cercanos al gobierno, el más notorio de ellos es la empresa Libre Abordo SA, empresa de reciente creación, sin ningún tipo de experiencia previa, quien obtiene petróleo como forma de compensación por importaciones para triangular en otros destinos.

Es importante resaltar que actualmente el sistema de fiscalización de exportaciones de crudo venezolano está desmantelado. El principal terminal de exportación, Jose, está completamente militarizado y no queda registro ni de las ventas, ni volúmenes, ni precios. Por otra parte, la oficina de fiscalización de precios de venta del Ministerio de Petróleo en la ciudad de Viena fue cerrada, por lo que no hay manera de registrar, ni verificar, los precios de venta del petróleo venezolano. Sobre este tema haremos un trabajo especial en próximos boletines, toda vez que se han hecho denuncias de masivos descuentos a la venta de petróleo venezolano.

Escasez de gasolina

Un problema grave que está aquejando a la población del país, afectado por una grave crisis económica y la cuarentena ordenada por el gobierno ante la presencia del COVID-19, es la escasez de combustibles, gasolina, diesel y gas para el consumo interno.

No hay gasolina, ni siquiera en la ciudad capital, Caracas. Las nuevas autoridades militares en PDVSA ordenaron el cierre de las estaciones de combustible y ponerlas bajo control militar de las distintas Zonas de Defensa Integral del País, ZODI.

Sin embargo, se han denunciado que existe un creciente mercado negro de venta de gasolina donde los "pimpineros", venden un envase de 20 litros de gasolina a 45 dólares, lo cual coloca el precio de cada litro en 2,25 dólares, en un país donde el salario mínimo es de tan solo 3,3 dólares al menos y cuyos habitantes en el interior del país han tenido que recurrir a la leña ante la escasez del Gas Licuado de Petróleo para el consumo doméstico.

El Sistema de Refinación.

El sistema de refinacion venezolano, con una capacidad de procesamiento de 1,3 millones de barriles día, está prácticamente paralizado. El sistema compuesto por el Complejo Refinador Paraguaná CRP (Amuay-Cardón), al noroeste del país, está operando solo a un 20% de su capacidad, la Refinería de El Palito, al centro del país, está parada y la Refinería de Puerto La Cruz, PLC, al nororiente del país, también se encuentra paralizada.

Una permanente campaña de persecuciones, desplazamiento y detenciones del personal técnico-operacional y gerencial del sistema de refinación nacional, además del desvío de recursos necesarios para las operaciones y labores de mantenimiento, repuestos e insumos durante estos 6 años, han llevado a una paralización gradual de estas instalaciones de gran complejidad operacional, donde se han puesto al frente de ellas personal de muy bajo nivel técnico.

Al cierre del año 2013, el sistema refinador venezolano procesó 962 mil barriles dia de petróleo. En el CRP, 656 MBD, en PLC, 177 MBD y en El Palito 129 MBD, abasteciendo al mercado interno con 612 mil barriles dia de gasolina, diesel y combustible, exportando 350 MBD desde nuestro circuito nacional. Estos números no incluyen la producción de asfalto en Bajo Grande, ni el circuito internacional, el Caribe y Citgo. Además, en el sistema nacional se produjeron 91 mil barriles día de Gas Licuado de Petróleo para el gas doméstico.

mercado interno

Fuente: Elaboración propia

 

Hoy 27 de marzo, PDVSA no es capaz de abastecer ni siquiera la reducida demanda interna estimada de 120 MBD, producto de la caída acumulada de la economía del 63%. Esto, no solo debido al colapso del sistema de Refinación Nacional, sino a las sanciones norteamericanas y la falta de ingresos que dificultan la importación de combustibles.

En días recientes se ha hecho público que las nuevas autoridades en PDVSA están sacando equipos y repuestos del Centro de Refinación de Paraguaná (CRP), para poner en funcionamiento algunas unidades de la Refinería de El Palito, con el objetivo de producir al menos 40 mil barriles día de gasolina.

El Palito, en esencia, es un centro de mezclado y distribución de gasolina que se genera en CRP. Con la Unidad de Craqueo Catalítico operativa se podría producir gasolina de 91 octanos, pero las instalaciones están muy deterioradas y carentes del personal técnico capaz de hacerla funcionar.

Por otra parte, la dieta de crudo habitual de esta refinería provenía de la cuenca Barinas-Apure, donde en 6 años ha caído su producción desde 100 MBD a solo 10 MBD, por lo que eventualmente estarán sacrificando el crudo Mesa-30 del norte de Monagas, que es usado para dilución en la Faja Petrolífera del Orinoco, para procesarlo en El Palito.

Comentario Final.

Al cierre de este Boletín, se dan las cifras de las muertes por el COVID-19 que golpea de manera inclemente a Italia y España, así mismo se sigue incrementando de manera exponencial el número de casos en el Continente Americano, sobre todo en los EEUU. Todo indica que la pandemia, y sus efectos devastadores para la economía seguirán por un tiempo, más allá de la primavera y que la recuperación económica será lenta, probablemente inicie a mitad del año.

En Venezuela, el dia de ayer, en una accion sin precedente el Departamento de Justicia de los EEUU, ha acusado de delitos de narcotrfico, terrorismo y corrupcion a altos fiumncionarios del gobierno, incluyendo al Presidente de la Republica, el Presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, al Presidente del Tribunal Supremo de Justicia y al Ministro de la Defensa. En los casos mas imprtantes, incluso se ofrecieron recompensas por su captura.

Estas acciones, sin entrar a valorarlas, definitivamente cambian el escenario político en el país, parece alejar las posibilidades de una solución política a la crisis del país y probablemente radicalizó las posiciones desde el gobierno. Todo esto afectará el desempeño de la economía, del sector petrolero y las capacidades de acción del gobierno, casi inexistentes, para hacer frente al deterioro progresivo del país en todos los órdenes de la vida nacional y por supuesto, restringe al máximo la capacidad de maniobra del gobierno en el ámbito económico y petrolero.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1833 veces.



Rafael Ramírez Carreño

Ingeniero y político venezolano. Ex-embajador de la República Bolivariana de Venezuela ante la ONU. Ex-ministro de Energía y Minas y expresidente de empresa pública Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA) hasta el año 2014. Militante Revolucionario, Chavista y Bolivariano.

 @RRamirezVE

Visite el perfil de Rafael Ramírez Carreño para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: