Una visión internacional peligrosamente equivocada

En el programa Sembrando Patria, el Ministro Castro Soteldo dio una explicación completamente errónea sobre la situación actual entre Arabia Saudita e Irán, argumentando que es provocado por Estados Unidos con el objetivo de bloquear el suministro de petróleo a China como parte del conflicto que sostiene con China.

-

Nada más lejos de la realidad.

-

Las acciones emprendidas por Estados Unidos en el Medio Oriente, en Libia y ahora en Venezuela, forman parte de su plan para, en vista del seguro agotamiento de las reservas petroleras mundiales, apoderarse de la casi totalidad de las mismas. Y la mejor prueba es que la Guerra del Golfo en contra de Irak la inició apenas finalizada la Guerra Fría, hacia 1990, en momentos en que ni China, ni Rusia ni la India ni soñaban con ser las potencias económicas que son hoy en día.

-

UNA ERRONEA POLITICA DE ALIADOS

-

El peligro de presentar esas acciones militares como reactivas ante una situación coyuntural es que la gran mayoría de los países no se ven ni afectados ni amenazados por las mismas. Para ellos es un problema que no les atañe, que se limita a Irán, Estados Unidos, Venezuela Arabia Saudita y China.

-

Algo parecido a lo que sucedió con Irak y Sadam Hussein en la llamada Guerra del Golfo, y que terminó por proporcionarle a Estados Unidos un férreo control de las riquezas petroleras de ese país.

-

Con esa explicación, para nuestro país resulta muy difícil conseguir países aliados, más allá de los que se vean directamente afectados por lo que pueda sucedernos.

-

En cambio, si se desechan esas teorías equivocadas como las que sostiene Castro Soteldo, y que por lo visto son compartida por el Ejecutivo, y se explica muy bien el verdadero objetivo norteamericano de tener bajo control militar la casi totalidad de las reservas mundiales de crudo, quedaría claro que realmente es una guerra entre el imperio gringo y el resto del mundo.

-

Y lo es, porque como ya expliqué en un artículo anterior refiriéndome a un reportaje aparecido en el portal de noticias de Microsoft Explorer, en el cual se estimaba que las reservas actuales del oro negro se agoten en 50 años, y si Estados Unidos controlara el 80& de las mismas, como son sus planes actualmente en ejecución, el mundo entero se vería grave y mortalmente afectado en el uso de la energía, vital para cualquier desarrollo económico.

-

Si explicáramos claramente como ese plan constituye un peligro real para la humanidad, es indudable que conseguiríamos, no solo un apoyo mayoritario y contundente de los demás países, sino que lo desbarataríamos. Es que visto así, países como Colombia, Brasil o Chile, no solo no estaría a favor de una intervención en nuestro país, sino que estarían en contra, porque el futuro se les presentaría amenazante.

-

Creo que la visita de la Vicepresidenta Rodríguez a la ONU es una oportunidad excelente para desenmascarar esos planes.

-

VENEZUELA ES LA GARANTIA DEL FUTURO ENERGETICO LATINOAMERICANO

-

Para decirlo en palabras sencillas, la única garantía de que los países latinoamericanos puedan tener acceso seguro al petróleo en un escenario de escasez, es que Venezuela mantenga su independencia y el control de sus riquezas petroleras.

-

Más claro, el agua.

-

El problema son las ideas preconcebidas y el fanatismo reinante en el proceso, en cuya propagación siento que no son ajenas las labores de los agentes del Departamento de Estados. Es que no encuentro otra explicación a tanta tozudez.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 538 veces.



Carlos Enrique Dallmeier


Visite el perfil de Carlos Enrique Dallmeier para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /energia/a282693.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO