Primera aproximación

Un millón de barriles es muy difícil lograrlo a menos que…(I)

"PDVSA produce un millón de barriles menos que antes de 2008"

Eudis Girot, Director Ejecutivo de la FUTPV, 28/06/2016

ALGUIEN NOS ENGAÑÓ: EL PLAN SIEMBRA PETROLERA Y EL DE LA REVOLUCIÓN PETROQUÍMICA NO SE HAN CUMPLIDO

En varios de los cursos y talleres que dirigí, en la industria petrolera y petroquímica, entre el período del 2007 al 2014, siempre preguntaba: ¿Quiénes de ustedes conocen el Plan Siembra Petrolera (2005) y el de la Revolución Petroquímica (2007)? Y para sorpresa nuestra casi nadie los conocía aunque habían oído hablar de estos Planes.

¿O acaso estoy equivocado? Puedo corregir si alguien me demuestra lo contrario. Pudiera haber sido una muestra no representativa. Puede ser.

Y no me estoy refiriendo a conocer los mínimos detalles de los planes. Me refiero a los propósitos generales que impulsaron a elaborarlos y presentarlos: objetivos, metas, plazos, etc. Esto me puso alerta sobre las fallas comunicacionales y de formación dentro de PDVSA y de PEQUIVEN ¿Por qué la mayoría de los trabajadores petroleros y petroquímicos, e incluso, muchos de sus directivos, gerentes y supervisores, no conocían bien el Plan Siembra Petrolera y el de la Revolución Petroquímica? ¿Usted amig@ lector los conoce?

Si no lo conoce o no lo recuerda, les invito a buscarlos y leerlos de nuevo. Debemos exigir que alguien nos diga: ¿Por qué no se han cumplido ninguno de los dos? ¿Cuáles son las verdaderas causas que nos han impedido cumplirlos? Pero, dígannos la verdad. Por dura que sea.

¿Hubo alguna intencionalidad (mala o buena) en presentarlos con "fanfarrias, bombas y platillos" y después olvidarse de ellos engañando, una vez más, al Presidente Chávez y a nuestro pueblo? ¿Acaso hubo buena divulgación y formación para su comprensión y amplia participación? ¿Cómo pudiéramos garantizar que la mayoría de los venezolan@s los conozcamos y nos involucráramos y comprometiéramos, en su ejecución y control de gestión? ¿Será necesario hacer ajustes para adecuarlos al nuevo contexto que vivimos? Ustedes me pueden decir:

¿CÓMO CUMPLIR UN PLAN QUE POCOS CONOCEN?

¿Cómo se puede lograr algo (objetivo, meta, resultados) que no se conoce? Muy difícil, ¿Cierto? Pues, como dijera el famoso filósofo griego, Séneca: "No hay vientos favorables para quien no sabe hacia dónde se dirige". Y como en "Alicia en el país de las maravillas", el gato pudiera agarrar para cualquier lado. Total, da igual. Al menos, ahora, nadie puede confundirse con la instrucción dada por el Presidente Maduro: "Debemos incrementar, en un millón de barriles diarios, la producción petrolera"

Ahora bien, apreciado señor Presidente Maduro, respetado Ministro y General, Manuel Quevedo y demás miembros de la Junta Directiva de PDVSA, como dice el refranero popular: "Del dicho al hecho hay mucho trecho" o aquel que expresa: "Una cosa piensa el burro y otra el que lo va a montar" o se lo digo, más sencillo: "El camino al infierno está lleno de buenas intenciones". Por eso: "Los deseos no preñan".

El General Quevedo, estoy seguro, lo sabe. No debe haber sido una papaya construir tantas viviendas en medio de una crisis y juegos de poder internos y de agresiones externas. Usted se irá dando cuenta poco a poco: El negocio petrolero y petroquímico es mucho más complejo y misterioso de lo que parece. Existen demasiados intereses y una historia y una cultura difícil de cambiar. No le será fácil lograrlo. Ahora: ¡Quién dijo miedo! Estamos en Batalla, por eso usted necesita: Unidad para luchar y obtener la Victoria. Unidad, Unidad, Unidad o nos devorarán. Necesita, además, a su lado, gente bien capacitada técnica, política y éticamente, que conozca bien el "negocio" petrolero y, en particular la capacidad para saber cómo lograr, con lo que se tiene a mano, poder incrementar, a la brevedad posible, la producción petrolera en un millón o más de barriles por día. So pena de no cumplir con la meta establecida.

¿QUÉ PUDIÉRAMOS NECESITAR?: VA UN PRIMER AVANCE

Hay que saber con qué contamos, qué necesitamos y cómo enfrentar los principales NUDOS CRÍTICOS. Se necesita, además: tiempo y paciencia, recursos económicos, clima organizacional y contexto favorable, mucha capacidad técnica y gerencial, equipos de alto desempeño y motivados al logro y, sobre todo, mucha honestidad y lealtad a PDVSA y al país.

La corrupción y la ineficiencia se apoderó de PDVSA y de PEQUIVEN. Me da mucho dolor y pena decirlo, pero es la verdad. Por eso: Limpieza, limpieza y más limpieza. Limpieza en los corazones, en las mentes y en los espíritus. Nos dieron un mal ejemplo y much@s se quisieron copiar. Algunos lo hicieron mal, porque tal vez, eran gente honesta y hasta comprometida, que no tenían la habilidad requerida y cayeron por inocentes y arrastrados por debilidades humanas y malos ejemplos. La soga, se sabe, siempre revienta por lo más delgado. Aunque aquí parece que va a reventar hasta por lo más grueso, porque la incomodidad y el "trago amargo" es intenso. Se necesita medidas ejemplarizantes. Ya lo habíamos anunciado, en diciembre del año pasado, en nuestro artículo sobre las profecías del 2017. Cuestión de revisarlo, con calma.

¿CÓMO PODEMOS CONTRIBUIR A LOGRAR LAS METAS Y EVITAR VOLVER A ENGAÑAR AL PUEBLO ESPERANZADO?

De modo que: ¿Cómo contribuir al logro de un Plan que prácticamente se desconoce en sus detalles y apenas se recuerda para qué lo hicimos? ¿Sabe usted cuánto se ha invertido en tiempo, dedicación y en millones de dólares, desde su presentación hasta ahora? ¿Conoce usted los resultados (por año y el acumulado) y las causas de las desviaciones de los mismos? ¿Quiénes creen ustedes que nos engañaron? ¿Chávez y Maduro? ¿Alí Rodríguez, Rafael Ramírez, Eulogio Del Pino o Nelson Martínez, en el caso de PDVSA? ¿Saúl Ameliach, Clark Inciarte, Juan Carlos de Pablos o Rubén Ávila Ávila, en el caso de PEQUIVEN? ¿Acaso fueron las distintas Juntas Directivas de PDVSA y PEQUIVEN? ¿Serían los medios de comunicación social, el Poder Moral, los trabajadores de PDVSA y PEQUIVEN o Mandrake el Mago? ¿Quién nos rinde cuentas de los pésimos resultados que hoy tenemos? ¿La oposición, el imperialismo yanqui, el Mossad, la naturaleza, el movimiento de los astros, la mala suerte, el Chapulin Colorado, Tarzán o alguna organización religiosa?

NECESITAMOS PEDIR Y RENDIR CUENTAS POR RESULTADOS Y NO POR MONTOS EN BOLÍVARES O DÓLARES INVERTIDOS

Eso nos pasa, entre otras razones, por no rendir cuentas permanentes por RESULTADOS y por no hacer seguimiento y monitoreo, periódica y disciplinadamente, a través de una verdadera SALA DE CONTROL DE GESTIÓN DE RESPONSABILIDAD COMPARTIDA (SCGRC), como la que venimos trabajando desde fines de los años 80. Ella debe estar en armonía con una Sistema de Petición y Rendición de cuentas por Desempeño y por Resultados. En coherente armonía y sincronicidad.

Las llamadas SALAS SITUACIONALES que se han puesto en operación, no cumplen la tarea por las que fueron concebidas por teóricos como: Stafford Beer, en su modelo de sistemas viables y las salas de control de gestión empresarial como las que pretendió instalar en el Chile de Salvador Allende y Carlos Matus quien, basado en esa experiencia chilena y en sus conceptos de Planificación de Situaciones, creó el concepto de SALA SITUACIONAL. Esto sin considerar los conceptos, la experiencia práctica y la metodología creada por un venezolano excepcional, Don Luis Gómez de la Vega, al que nos hemos referido en otros artículos, quien aplicó sus conceptos en el diseño y operación de las llamadas Salas de Inteligencia Operativa (SIO) o Salas de Eficiencia por Sistemas (SES) que, finalmente, se convirtieron en los Laboratorios de Control de Gestión.

En todo caso: Hay que revisar el diseño y operatividad de las llamadas SALAS SITUACIONALES y, en el caso de PDVSA y PEQUIVEN, convertirlas en verdaderas y potentes Salas de Control de Gestión de RESPONSABILIDAD COMPARTIDA, aprovechando el entusiasmo y la capacidad de los trabajadores, que le permita a la Junta Directiva y al Presidente Maduro, ALERTAS TEMPRANAS para poder hacer los correctivos oportunos. Y esto tenemos que hacerlo no sólo en lo productivo sino también en lo político-electoral pues vienen tiempos difíciles en los que la traición disfrazada de caperucita roja se asoma.

DEBEMOS RENDIR CUENTAS A NUESTRO PUEBLO

¿Hasta cuándo vamos a seguir engañándonos proponiéndonos objetivos y metas que no cumplimos y ni siquiera sabemos las verdaderas causas (genoestructurales, fenoestructurales y fenoproductivas) que no nos han permitido alcanzar lo que nos hemos propuesto como gobierno? Esa es una de mis más importantes autocríticas a este proceso: PUDIMOS HABER LOGRADO MUCHÍSIMO MÁS QUE LO QUE HEMOS LOGRADO. Por supuesto, justo es reconocerlo: hemos logrado importantes avances, sobre todo en materia política y social. Nos hemos descuidado en lo económico. Y, también, en lo ético y en lo espiritual: en la moral ciudadana. No sólo son luces lo que necesitamos. Ya lo dijo Bolívar: "El talento, sin probidad es un azote" Y no hubo ni talento.

¿POR QUÉ NO SE CUMPLEN LOS PLANES?

Es el título de una conferencia que tengo preparada desde 1990 – cuando me desempeñaba como Director de Planificación de LUZ – y que ya ni me preocupo en renovar y mejorar, porque desde aquella época son muchísimas más las causas que escucho decir y no pasa nada, o muy poco. Las identificamos y no las enfrentamos: Perdemos el tiempo elaborando planes que pocos conocen y mucho menos se cumplen. Entre otras razones, porque NO RENDIMOS CUENTAS PERIÓDICAS POR RESULTADOS que permitan elevar el nivel de responsabilidad.

Nos sentimos "inflados" y "orgullosos" de anunciar cuánto monto hemos invertido o vamos a invertir como si todo se resuelve con dinero ¡Por Dios! ¿Hasta cuándo? Socialistas que sólo estamos preocupados en cuántos recursos económicos hay que invertir y poco preocupados por buscar las causas de porque los resultados son tan distantes de los planes. No hay dudas: En general, existe un bajo nivel de responsabilidad en el desempeño de nuestras funciones. Duélale a quien le duela.

No permita que le sigan mintiendo Presidente Maduro. Bastante que engañaron a Chávez y él lo permitió. Ya está bueno. O corremos o nos encaramamos. No podemos seguir "arando en el mar y sembrando en los vientos". Tenemos todo para ser una "potencia mundial" ¡Seámoslo!

¿ES POSIBLE ALCANZAR UN MILLÓN DE BARRILES ADICIONALES A LA PRODUCCIÓN PETROLERA ACTUAL?

Cuentan que Henry Ford, el famoso antisionista norteamericano y uno de los principales inventores en materia automotriz, decía que no había nada imposible. A él se le adjudica esta frase: "Imposible es que no hemos logrado conseguir la solución". Es decir: Si logramos conseguir la manera de resolver un problema o satisfacer una necesidad ya el problema dejará de existir y la necesidad desaparecerá. Ergo, como siempre existirán problemas y necesidades: surgirán otr@s.

Lo dijo, además, Wyne Dyer, autor del famoso libro "Tus zonas erróneas", en uno de sus muy conocidos libros: "El cielo es el límite". Y así lo han dicho y demostrado muchos seres humanos. Incluso las enseñanzas bíblicas nos lo recuerdan: "¡Seréis como Dioses!".

Pudiéramos entonces colegir que cualquier cosa es posible, sólo que no terminamos de atinar ¿Cómo lograrlo? Nuestro cerebro o función cerebral racional ( cerebro izquierdo) y práctico (cerebro central) dirán, probablemente, que es imposible lograr producir un millón de barriles más. Y menos en corto plazo. El cerebro derecho, cerebro límbico o el asociado a la imaginación, innovación, creatividad, espiritualidad y al amor…, nos dirá: ¡Si se puede! Tal vez algún@s de ustedes recuerden una muy famosa frase de la década de los 80, del movimiento estudiantil, al menos en LUZ, que aún se usa, de vez en cuando: "Es tiempo de atreverse". O estas otras: "Nada es imposible". "Dios está con nosotros" o "Dios con nosotros quién en contra nuestra". O aquella temeraria y, a la vez, estimulante proclama del Libertador Simón Bolívar: "Si la naturaleza se opone, lucharemos en su contra y haremos que nos obedezca"

En fin, hay frases, oraciones, lemas, expresiones, pensamientos que nos retan a superar lo que nos parece, a primera vista, imposible. Claro, ya lo sabemos: una cosa es lo que deseamos (deber ser) y otra muy distinta es que pueda lograrse (poder ser del deber ser) De modo que el siguiente reto es: ¿Cómo le construimos viabilidad o cómo hacemos realidad lo que debería ser, lo que nos gustaría que fuese o lo que deseamos que sea?

¿QUÉ INTERCAMBIO DE PROBLEMAS ESTAMOS DISPUESTOS A ACEPTAR EN EL CONTEXTO ACTUAL?

La vida nos enseña que, al resolver un problema, surge por "intercambios de problemas", otros problemas de magnitud diferente o de naturaleza distinta ¿Me explico? Es una ley: "Toda solución a un problema genera otro problema" ¿Con cuál me quedo? ¿Con el que tenía o con los que se generan al resolverlo? Un problema económico puede generar un problema de naturaleza política o la solución de un problema político puede generar problemas de naturaleza económica. Eso es lo que cuesta comprender a muchos con lo que ocurre en el país:

Por ejemplo: si nos declaramos y somos independientes, soberanos, socialistas, chavistas y de ñapa anti-imperialistas (solución política) esta genera problemas políticos de magnitud diferente (oposición, imperio, países capitalistas, entre otros) y problemas económicos de naturaleza distinata a la política (guerra económica, manipulación cambiaria, inflación inducida, especulación, bachaquerismo, acaparamiento, incremento de precios, entre otros) De modo que por "Ley de compensación" la solución a un problema me genera otro u otros. Es como cuando tomamos un medicamento y este genera un efecto secundario. Yo decido con cuál me quedo.

Dicho de otro modo y refiriéndonos a la exigencia del Presidente, Nicolás Maduro, a la nueva Junta Directiva y a los trabajadores de PDVSA, de incrementar en un millón de barriles diarios la producción petrolera, conscientes de que esta ha venido declinando de manera sorpresiva para algunos y prevista, e incluso anunciada y denunciada, para otros. Nos toca ahora preguntarnos:

¿Qué problemas se generarán al enfocarnos o priorizar la producción de un millón de barriles más? ¿Qué problemas dejaremos de enfrentar? ¿Qué problemas políticos, económicos, sociales, jurídicos, ambientales, sociales, tecnológicos, humanos, de infraestructura física, entre otros…pudieran generarse? ¿Los asumiremos?

En fin, estas son algunas primeras reflexiones, muy generales, antes de entrar en materia científica, técnica, tecnológica y gerencial, sobre propuestas concretas para garantizar la producción de un millón de barriles más. Claro, tenemos que comenzar por detener la caída de la producción y estabilizarla, que quizás es nuestro más prioritario (no sé si difícil) problema.

Agradecemos a nuestros lectores y demás colegas que escribimos para Aporrea, si así lo desean, colaboren con sus artículos haciendo aportes y, si les parece, pueden hacernos llegar sus ideas o propuestas a nuestro email y con gusto las incorporaremos a nuestros próximos artículos. Mismos que hacemos, muchas veces, a la carrera para no perder la emoción del momento y quizás, por ello, a veces cometemos algunos errores. Son los riesgos que corremos y asumimos: "De humanos es errar y de sabios…"

Mañana que se cumple un aniversario de la partida del maestro Carlos Matus espero poder hacerles la entrega final o, continuar la entrega, del resumen del libro: "El Líder sin Estado Mayor", tan necesario para reflexionar en estos tiempos e incluso para el logro de esta meta de elevar la producción petrolera. Con la que, algunas veces, no he estado de acuerdo porque la madre naturaleza también merece su descanso.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1376 veces.



Hugo Moyer Agostini

Ing. Químico (1975). Postgraduado en Macroeconomía, Planificación y Creatividad Aplicada Total. Profesor Titular jubilado de LUZ (1997). Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG). Ha sido el primer Director del Instituto Zuliano de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IZEPES) y del Centro Latinoamericano de Altos Estudios de Gobierno (CELAEG) Ha sido asesor de Rectores de varias universidades, Alcaldes y Gobernadores, así como de la Presidencia de PDVSA y PEQUIVEN. Vive para la POLÏTICA y se resiste a vivir de la política.

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Hugo Moyer Agostini

Hugo Moyer Agostini

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /energia/a256745.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO