Chávez, Maduro, Putin y la Super-OPEP

El Comandante Chávez ha sido uno de los líderes tercermundista que más daño le ocasionó al imperialismo, pues, sintetizó los objetivos de las luchas por la liberación nacional que venían desde los pueblos originales de Guaicaipuro, con los del cambio epocal hacia el socialismo, iniciados a partir de la Comuna de Paris de 1971. Esta maravillosa síntesis histórica anticapitalista, salió de Venezuela de las manos de Chávez para alcanzar carta de ciudadanía en todos los pueblos oprimidos del mundo.

Uno de los golpes más letales que Chávez le infringió al imperio fue en materia de geopolítica petrolera. Desde los tiempos de Medina Angarita y de Mohammad Mosaddeq, el capitalismo desarrollado no había tenia frente a si, un defensor a ultranza de la valorización del recurso natural petróleo, como el "Arañero de Sabaneta". En este orden de ideas, los logros alcanzados por el Comandante fueron entre otros:

1.-Revitalización de la OPEP, organización que para finales de la pasada centuria, lucia arrinconada por el capital imperial y sometida a una guerra interna por parte de las petromonarquias.

2.-Rescate de los precios petroleros, llevándolos desde los 07 a 147 dólares el barril.

3.-Disciplinar a varios miembros de la OPEP que se habían dedicado a violar los convenios productivos acordados por la organización.

No conforme con estos triunfos logrados en el seno del a OPEP, Chávez les propuso a los miembros de la organización, independizarse del dólar en las operaciones de venta del crudo1; idea que también enamoró a Saddam Husein y a Gadafi. Este cometido todavía no se ha logrado en el cartel, pero de lograrse sería uno de los últimos coletazos que Chávez le proporcionaría al imperio.

Ahora bien, una de las más gigantescas ideas de geopolítica petrolera del Comandante Chávez fue la de crear una Super-Opep, integrada por los peso pesados OPEP y no-OPEP. Tal idea se la hizo en octubre de 2011, al ministro ruso de energía Sergei Shmatkot en los siguientes términos: "tengo una modesta propuesta, de esas ideas que uno va lanzando: discutir, ver cómo creamos una nueva organización, en este mundo nuevo que está surgiendo, de los gigantes petroleros, que no somos más que cuatro o cinco, y que Rusia y Venezuela somos dos de esos. Es un tema para ir comentándolo y trillándolo"2. Chávez vio claro que nuestro país por el volumen de reservas petroleras que posee y Rusia por ser uno de los grandes productores-exportadores de crudo del planeta, serían los primeros candidatos a erigir esta nueva organización que defendiera la valorización del petróleo, ante los embates del capital monopolista y de los consumidores del capitalismo desarrollado. Nuestro Comandante no tuvo vida para ver materializado este nuevo gancho al hígado imperial.

Al presidente Maduro le ha tocado la oportunidad de hacer realidad el último sueño petrolero de Chávez: la creación de la Super-Opep. En el XXIII Congreso Mundial de la Energía celebrándose en Turquía a partir del 19-10-2016, nuestro presidente, Vladimir Putin y los demás jefes de la OPEP, han acordado un control de la producción del crudo, a fin de estabilizar por diez años las economías de los países productores y la de los consumidores. En palabras del líder ruso: "Rusia tiene la voluntad de adherirse a los esfuerzos de otros países productores"…"Creemos que congelar o incluso reducir la producción petrolera es la única forma para mantener la sostenibilidad de todo el sector energético. Eso va acelerar el reequilibrio del mercado"…"Rusia está lista para unirse a esfuerzos comunes para limitar la producción e insta a otros exportadores de petróleo a hacer lo mismo"3. Estas declaraciones deben haberle arrancado una sonrisa de felicidad a nuestro comandante dondequiera que se encuentre.

Refiriéndose al mismo tema, Maduro Moros ha comentado: "Moscú ofrecerá todo el compromiso para un nuevo consenso del campo de los países productores de petróleo, países OPEP y países No OPEP, para estabilizar el mercado, las inversiones y lograr precios realistas, razonables, justos"4

Pero si la idea de la Super-Opep es inconmensurable, todavía el líder ruso añadió otras ideas que puede darle un vuelco magistral al actual estatus petrolero mundial. Nos referimos a que Putin aclaró que la actual sobreoferta de petróleo es relativa, es decir, el actual excedente de petróleo en el mercado mundial obedece a las miserias del capital, puesto que actualmente existen en el mundo dos mil millones de personas que no tienen acceso a la energía, o sea, carecen de electricidad y calefacción; por eso, para los países productores "…es necesario quitar los limitadores energéticos al crecimiento global de la economía y el desarrollo"5

Esta declaración de Putin que apunta a democratizar el consumo mundial de petróleo, llevándolo a los pueblos más desasistidos de la energía, de entrada acarrea consecuencias de incalculable magnitud para el futuro energético de la humanidad, a saber:

1-Las reservas mundiales de petróleo resultaran pequeñitas si todos los pueblos del mundo acceden a este recurso natural; lo que significa una demanda exacerbada del crudo y un futuro brillante para los países que disponen de abundantes reservas hidrocarbureras como Venezuela.

2.-Previendo esta demanda in crescendo del petróleo, Putin también ha planteado buscar el concurso de las energía renovables o verdes, apuntando hacia la transición energética, una vez que los combustibles fósiles se agoten.

3.-El líder ruso ha firmado un convenio gasífero con su homólogo turco, que definitivamente va a cambiar el panorama geopolítico del Medio Oriente y de Europa Occidental, dejando fuera de juego a Ucrania como paso obligado del gas ruso hacia Occidente y potenciando la presencia rusa en Siria.

Esta naciente Super-Opep puede también acelerar la concreción de la otra idea de Chávez con respecto a independizarse del dólar en materia de intercambios petroleros. La inclusión de Rusia avizora que la estabilidad del dólar como moneda mundial pudiera estar comprometida, una vez que concretado el gran acuerdo petrolero entre los grandes productores, la entente Chino-rusa, a través de su acumulación de grandes reservas de oro, socavara inexorablemente la existencia del dólar-USA.

En atención a lo expuesto, podemos decir que el XXIII Congreso Mundial de la Energía ha sido un triunfo sideral para Chávez, Maduro y Putin en lo coyuntural y estratégico. En lo coyuntural ya el precio del petróleo al saberse la entente entre los países OPEP y no-OPEP, dio un salto buscando la estabilización que pudiera estar por ahora en los 60 dólares el barril. En lo estratégico, está Súper-OPEP que está naciendo, no solamente va a valorizar el recurso natural, sino que también, estabilizara por años el mercado mundial de petróleo, los países exportadores se convertirán en una necesaria referencia geopolítica, se abre los caminos para la transición energética y por último, el mundo unipolar hegemonizado por USA, dará paso a un mundo multipolar, donde los países emergente y los poseedores de reservas petroleras, ocuparan un espacio preponderante en el escenario mundial de naciones. Vivan Chávez, Maduro y Putin

NOTAS.

1.- "Hugo Chávez vuelve a proponer creación de una segunda OPEP"///08/10/2011 - 11:40:09

http://hoybolivia.com/Noticia.php?IdNoticia=53813&tit=hugo_chavez_vuelve_a_proponer_creacion_de_una_segunda_opep_

2.http://www.eluniversal.com/economia/111007/chavez-sugiere-crear-un-cartel-petrolero-paralelo-a-la-opep

3.- http://www.efeverde.com/noticias/putin-opep-precio-petroleo/

4.-http://www.eluniversal.com/noticias/economia/maduro-rusia-apoya-plan-congelar-produccion-crudo_621925

5.-IDEM



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2178 veces.



Humberto Trompiz Vallés

Historiador y profesor universitario jubilado, especializado en historia petrolera de Venezuela.

 htrompizvalles@gmail.com      @trompizpetroleo

Visite el perfil de Humberto Trompiz Vallés para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: