Superando “el repartismo de la renta petrolera”

A 100 años de la explotación petrolera y los dos años de la muerte de Chávez, en su 60 cumpleaños de feliz existencia en la memoria del pueblo venezolano hay tantas luces y sombra que se elaboran en torno a la figura de Chávez, particularmente respecto su legado, conocemos que en su vida, teníamos dos; el primero la Constitución de la República Bolivariana y el segundo,los Planes de la Patria I y II, pero a su muerte física, ahora tenemos un tercer legado que evaluar, su obra y su pensamiento que ocupa no solo a Venezuela como su centro de interés sino toda la geopolítica del planeta tierra.

Chávez para el pueblo significa después de Bolívar en palabras de la abuela María de la Cruz Ramírez, 75 años dice, “ama a Hugo Chávez como si fuese su hijo. Nunca lo conoció, pero su retrato lo tiene en una habitación en su casa, dispuesta solo para él. "No está muerto, lo tengo en mi corazón y sigo su legado”. (DeivisR. Miranda, “Legado de Chávez lo cumplieron desde la madrugada” Universal, 6 de marzo de 2014), “un hijo” para la abuela, pero para la inmensa juventud que vio nacer un nueva época en la historia política del país, Chávez representó el Padre, el segundo Padre de la Patria, así lo confirma Fernando Rodríguez: "Vine porque él es el padre de la Patria, y quien no sienta eso no quiere al país. Lo seguimos llorando", con motivo del desfile cívico-militar que se realizó en memoria del primer aniversario de la desaparición física de Chávez.

El hijo amado y el Padre adorado, al mismo tiempo.Pero para otros, Para la oposición que adversó a Chávez en vida y luego de su desaparición física, aun reconociendo su liderazgo Chávez, para ella, ha dejado un “tenebroso legado que Chávez nos dejará a los venezolanos”. (Marta Colomina, http://m.eluniversal.com/opinion/120311/el-maligno-legado-de-chavez, Sin embargo;“La muerte del presidente Chávez -protagonista indiscutible de la política nacional en el transcurso de los últimos 21 años- anuncia el inicio de otro ciclo histórico: pese a que su impronta seguirá gravitando entre nosotros, serán otros quienes tendrán que forcejear con todo cuanto el comandante ha dejado (Argelia Ríos, “El explosivo legado de Chávez”, Aporrea, 12-04-2013.). Ahora tenemos el hijo prodigo y el maligno, el padre bueno y el padre malo, a quien creer, como dice Jesús “Por sus obras los conoceréis”, analicemos su legado pero también con su obra conozcamos sus pensamientos. En esta línea cabe analizar el primero de sus legado, luego del triunfo electoral para su segundo mandato, en alocución que interpreta Claudio J Sandoval, tras “la victoria electoral del pasado 7 de octubre…el comandante reflexionó, palabras más, palabras menos, lo siguiente: Decía Bolívar en su ocaso, tras veinte años de revolución lo único que se ha ganado es la independencia, todo lo demás se ha perdido”.(Claudio Sandovial, “Chávez y su legado. Tu decides, El Universal).Ahora tenemos que ir más allá, independencia y socialismo, sin socialismo no podemos consolidar la independencia, Chávez se convenció de ello, no podemos perder la independencia, pero tampoco la lucha por el socialismo bolivariano, la repartición de la renta petrolera fue necesaria, saldar la deuda social con el soberano, ello le demostró confianza política, creer que el socialismo es posible, que la participación social y política es socialismo mucho más que la democracia cuartarepublicana que hacía del ciudadano dependiente del estado, castrado políticamente.

Por supuesto que él estaba conectando la vivencia de Bolívar con su experiencia personal, queriendo decir que luego de catorce años de revolución "bolivariana" lo único que se ha recobrado es la independencia patria”, es correcto, la rescatamos del fracaso del puntofijismo, del modelo económico de dependencia y el rentísmo petrolero usurpados únicamente por el monopolio del capital industrial y comercial venezolano, de la desidia oficial, del abandono del Estado para con las necesidades populares. Recordemos que Chávez recibió una renta en 8 $ el barril en 1998 con poca capacidad para hacer frente a los gastos públicos, en particular de funcionamiento del Estado y necesidades públicas, sin embargo los esfuerzos de Chávez en el marco de la integración de la OPEP hizo posible que pasara a los 100 $ en el 2013 y hoy se sostiene, revirtiéndose en aras del gasto público.

Venezuela solo alcanzó tras catorce años de revolución bolivariana “la independencia de la Patria” de una burguesía nacional e internacional que la habían robado para sí, para beneficios de sus negocios privados, en particular las petro-divisas, dejando al pueblo las migajas del repartimiento del ingreso petróleo, ahora con la política bolivariana de otorgar la suprema felicidad social, el buen vivir, aun cuando todavía el socialismo no se ha logrado alcanzar, es un proceso en construcción, se ha sentado eso si, las bases para luchar por el socialismo, tenemos un marco jurídico y un Plan, el de la Patria, además de un conjunto de leyes vinculadas a la construcción de la economía popular, una alternativa para el desarrollo, tenemos un camino, el socialismo.

ParaAngelG. Banchs. En lugar de dejar un modelo de desarrollo y transformación de la sociedad venezolana, el recién fallecido presidente Chávez deja al país un modelo repartista de la renta petrolera, basado en la dependencia del ciudadano del Estado, la incivilidad, el desempleo y subempleo como base político-clientelar…. Chávez deja programas políticos clientelares llamados Misiones, cuyo fin último es la captación del voto y la dependencia del ciudadano del Estado, y no programas sociales, que verdaderamente sean inclusivos, inserten a la gente en la esfera de la producción, independicen al ciudadano y transformen su vida. (“El legado económico de Chávez”, el Universal, 11-03-2013). Es cierto que el Chávez dejó una Venezuela reivindicándose en lo social, un proceso de cancelación de la deuda social, dada la gran deuda heredada desde inicio de la explotación petrolera desde la explotación del Zumaque, sin embargo, el petróleo podemos decir se ha sembrado en lo social, pero ese proceso ha significado “un modelo repartista de la renta petrolera” esforzando elevar las capacidad sociales, económicas y políticas del pueblo para asumir ulteriores procesos, mucho más complejos en la construcción de la base económica del socialismo.

Pese a la distribución de la renta petrolera, un 60% del gasto social en los últimos catorce años, eso no quiere decir, haber creado una “dependencia del ciudadano del Estado”, tan solo cancelar la deuda social que la desigual distribución petrolera desde el dictador Gómez hasta el último presidente de la IV República, no hizo justicia con la explotación petrolera, bien lo refleja Luis Brito García, en relación a los Programas Sociales de las políticas que Chávez potenció la participación política y social mediante el impulso de la Democracia Participativa, y articuló movimientos sociales con Estado y partidos a través de las Misiones. A pesar de tropiezos y retrasos en aspectos tales como las cooperativas y las comunas, Venezuela logró resultados espectaculares. Baste señalar que alcanzó anticipadamente 6 de las 8 Metas del Milenio, cuyo cumplimiento fijó la ONU para el año 2015. Bajo la administración bolivariana Venezuela erradica la pobreza extrema; logra que estudien primaria el 95% de los niños en edad para ello; avanza más de 70% en la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer; combate eficazmente el paludismo, el sida y otras enfermedades; garantiza la sostenibilidad del medio ambiente e integra y fomenta una Alianza Mundial para el Desarrollo. Venezuela tiene actualmente el menor Índice de Gini de Desigualdad de la América Latina capitalista. Además, el bolivarianismo reintegra a los trabajadores las prestaciones sociales confiscadas por el socialcristianismo, y con la Misión Barrio Adentro y otras iniciativas garantiza la atención médica en las zonas desposeídas, crea un sistema de pensiones que cubre a todos los ancianos y garantiza a éstos el transporte público gratuito. Con esas iniciativas se forma una generación libre de ignorancia y de carencias básicas, capaz de elegir su propio destino”. (“legados de Chávez, Luis B. García, Aporrea, 18-11-2013).

Como podemos ver Chávez lucha contra la herencia de la ingobernabilidad, de “la incivilidad de la IV república” que tuvo como consecuencia el colapso del gobierno y las políticas del Estado que concentraba la renta petroleras en pocas manos, en los empresarios dizque para impulsar el progreso social, por lo que se gestó la insurrección del pueblo, y eso que no existía el artículo 350 de la Constitución que tenemos hoy, el pueblo se alzó con “El Caracazo”, eso que “la incivilidad” que además procura catalizar la guarimba I y II con la situación de la guerra económica no declara por la burguesía comercial y financiera venezolana para refrenar los avances sociales, volver al proceso de regresión social que el neoliberalismo había sumido a Venezuela en las décadas pérdidas de los 80 y 90 del siglo XX. Las Misiones como programas sociales no era propiamente una política populista, sino un medio para ejercer la participación política y social en los derechos sociales y económicos, profundizando la democracia representativa, como democracia protagónica y participativa, deuda por cierto de la IV República en 40 años de gobierno sin saldar.

Recordando las palabras de N. Evans señala que “El proyecto dejado por el presidente Chávez tuvo éxito en el área política y social, pero su gran debilidad y fracaso fue en la superación del rentísmo petrolero y la reformulación de las relaciones sociales de producción”. Luis Brito G. También comparte la idea de que “a pesar de tropiezos y retrasos en aspectos tales como las cooperativas y las comunas,Venezuela logró resultados espectaculares. Baste señalar que alcanzó anticipadamente 6 de las 8 Metas del Milenio, cuyo cumplimiento fijó la ONU para el año 2015”.Eso representa sembrar el petróleo, pero queda pendiente la tarea fundamental, aquella que dictamina el socialismo productivo basado en el trabajo productivo, para el cual es imprescindible romper con las relaciones capitalistas de producción, y esto se logra con empresas de producción social, con gerencia participativa y protagónica, con ejercicio de contraloría social, asimilando las técnicas gerenciales, para lo que Evans señala “superar el rentísmo petrolero”, y así el desempleo social, por cierto bajo si comparamos con otras economías del área latinoamericanas y de los países desarrollados.

Entonces de lo que se trata “no es de repartir la renta”, si bien ha servido para potenciar al pueblo venezolano, en la búsqueda de su felicidad social, para lograr un nivel superior, en ostentar capacidad de comprensión política, y tratar eso sí, de “superar el modelo de repartición de renta petrolera”, no olvidemos que el país se acostumbró a “Una porción muy amplia de la población fue convencida de que Venezuela es una nación rica; una potencia cuyas riquezas le pertenecen; un país donde no es necesario luchar para ganarse la vida. Las ideas perniciosas que se le infundieron, hoy representan graves obstáculos (….). La herencia es tremenda e involucra a un sistema de valores apoyado, entre otros pilares, en falsas creencias alrededor de la manera como debe ser distribuida la renta”. (Argelia Ríos, “El legado explosivo de Chávez, Aporrea, 12-04-2013).

Para romper esas trabas de “las relaciones sociales de producción” y poder construir un nuevo modelo socialista, tenemos el aval legal del Plan de la Patria II, 2013-2019, eso quiere decir que el socialismo aun cuando no aparece en la Constitución, se manifiesta en leyes derivadas, Ley Orgánica del tales como; Poder Popular, Ley Orgánica de las Comunas, Ley Orgánica de Contraloría Social, Ley Orgánica de Planificación Pública y Popular, Ley Orgánica del Sistema Económico Comunal, Ley Orgánica de los Consejos Comunales, Ley Orgánica del Consejo Federal de Gobierno, Ley Orgánica de Gestión Comunitaria para la Transferencia de Competencias, Servicios y Otras Atribuciones. Estas leyes deben ser empoderadas por el pueblo, constituyen palancas para diseñar las políticas económicas del socialismo, instrumento para gerenciar el socialismo, seguro ya tenemos los instrumentos legales, ahora de lo que se espera es sincronizar las comunidades, con la experiencia económica del socialismo, con la ayuda de China, Cuba, Vietnam y Rusia. Finalmente, la única verdad de AngelG. Banchs es su llamado a que se “inserten a la gente en la esfera de la producción, independicen al ciudadano y transformen su vida”.esa es la tarea del socialismo, por cuanto de que el capitalismo no democratiza los medios de producción social, la democracia capitalista no hace justicia a la gente.

Pero antes de terminar quiero plantear un problema no menos grave que es parte de la superación de la renta petrolera, en el proceso complejo de empoderarse de los medios de producción, se refiere “la ética socialista” y la empresa, parte de la crisis de las empresas de producción social responde a la crisis ética de los miembros de las empresas de producción social, crisis producto de los valores capitalistas internalizados por los cooperativistas del trabajo, y que impide su consolidación como empresa social, y se trata de entender a Emeterio Gómez que termina por confesar que la enfermedad de la crisis del capitalismo contemporáneo es “ Que es lo que está empezando a pasar en el Primer Mundo: la necesidad de trascender la burda maximización de la Ganancia, el egoísmo ancestral y animal del Ser Humano, plasmado en el Capitalista, en el famoso Homo Economicus ; …Chávez fue una oportunidad dorada para reflexionar sobre la necesidad de una Ética del Mercado (también de la producción social,)…Que la Ética no se reduce a "tener" valores (como si se tratara de "tener" camisas o interiores), sino que podríamos estar ¡¡ante una deficiencia estructural y profunda de la Moral!! Una carencia que nos exige una verdadera transformación de nuestro Ser Espiritual”. (El legado de Chávez o Chávez como legado, Emeterio Gómez).

Vaya Emeterio G., se da cuenta del sufrimiento moral del capitalismo, ve los valores como “mercancías”, por ello dice: “Porque no se trata en realidad de simples "Valores", sino de la evidente castración o limitación ética que Occidente ha padecido, desde Platón hasta hoy”. (Occidente=capitalismo). Vemos con ello, quéel ser humano moralmente está castrado en la democracia capitalista, padece de “Una fractura que nos impide ver ¡¡que la Moral es el Amor al Prójimo!! O sea, que no se trata de "Tener Valores"; que no se trata de Ser (uno en uno mismo y para sí mismo) honesto, piadoso o bueno. Que se trata de la posibilidad y la necesidad de "Ser con los otros", de identificarnos y de padecer con ellos. De descubrir que nuestro Espíritu no es "Nuestro", sino que es compartido, que es uno con el de los demás. Y, más aún, ¡¡Que es el mismo!! Si me preguntara mi hija Alexandra, en este momento ¿Qué es el comunismo? Yo le diría Lee al revés a Emeterio, su lado bueno, pero no hagas ni pienses como Emeterio pero sigue su consejo: “la posibilidad real que tenemos de Re-ligarnos con el Alma de los demás” eso es el comunismo, el cual el alma de Emeterio siente miedo pese a su racionalidad, imagínese dice haber tenido ¡“la suerte de sufrir por 14 años un gobierno pro comunista”!.Esas son las debilidades racionales que dejó el legado de Chávez en el alma de Emeterio que las catalogó como “fascinante”.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2268 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Energía y Petróleo para el Pueblo


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /energia/a192520.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO