¿Sólo aliándose con empresas gringas cómo Halliburton puede PDVSA aumentar la producción?

Convengamos que nuestra industria petrolera aún mantiene alta dependencia tecnológica; convengamos que el propósito de aumentar la producción petrolera de PDVSA no puede hacerse sin el desarrollo tecnológico del que actualmente carece la industria nacional; convengamos que las asociaciones estratégicas con petroleras extranjeras estaban planteadas incluso en vida del Presidente Chávez.

Pero más allá de todo ello se hace inevitable preguntar: ¿tienen que ser precisamente empresas estadounidenses con las que se lleven a cabo convenios para aumentar la producción petrolera de PDVSA?; ¿el historial de la empresa Halliburton, como empresa guerrerista y mercenaria, no la descalifica para que sea aliada de PDVSA?

Asumiendo que todas las corporaciones petroleras, estadounidenses y europeas, cuentan con un alto desarrollo tecnológico tanto en los campos de exploración como en el de la explotación y producción petrolera, no es menos cierto que el Presiente Chávez promovió siempre la multipolaridad e impulsó asociaciones estratégicas con Irán, Bielorusia, Rusia, China, etc. ¿por qué PDVSA comienza a firmar convenios millonarios con estas trasnacionales petroleras gringas?

El Presidente de PDVSA al momento de anunciar la firma del acuerdo con las empresas gringas Schlumberguer, Wheatherford y Halliburton para la exploración y explotación de crudo, también anunció que en próximos días se firmarán acuerdos con Repsol, española, y Eni, italiana, para la producción de gas.

Hablando de trasnacionales petroleras, hace pocos días un programa especial de Dossier, trasmitido desde el lugar de los acontecimientos, nos mostró el desastre ecológico causado por la trasnacional petrolera gringa Chevron Texaco en la Amazonia ecuatoriana. Texaco (hoy asociada a la Chevron) exploró los campos petroleros en el norte del oriente de Ecuador a partir de 1962, entre 1972 y 1992 la empresa extrajo 1,5 mil millones de barriles de petróleo; durante este proceso intencionadamente vertió 19 mil millones de galones de residuos en la región y derramó 17 millones de galones de petróleo, lo que para muchos es considerado el peor desastre petrolero del mundo. La compañía se niega a resarcir el daño causado a las comunidades que habitan la región afectada.

La vinculación de Halliburton con la guerra en Irak y sus alianzas con el ejército yanqui invasor de ese país está más que comprobada. El daño que Texaco causó en la amazonia ecuatoriana es ínfimo en comparación al daño que la Halliburton y el ejército gringo causaron en Irak.

Sería importante conocer las opiniones de especialistas en materia petrolera, ideológicamente identificados con la revolución, acerca de estas asociaciones que adelanta PDVSA con las petroleras gringas y que además se difundan las repercusiones que tendrán en el mediano y largo plazo para la revolución que Chávez nos legara.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2003 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: