El Problema Administrativo

La transformación socialista venezolana tiene múltiples retos, desafíos que sortear, en especial en lo relativo al control de la producción en las empresas del estado y las ocupadas por los trabajadores y trabajadoras.

Normalmente se presupone que por el hecho de que los obreros dominamos las técnicas para producir esto nos califica automáticamente para dirigir una industria, la realidad es que lamentablemente no es así. Una cuestión es el dominio de la transformación de la materia prima en sub productos o productos terminados, y otra cosa es la administración de lo que hay que hacer para producir y lo que luego hay que hacer para lograr el intercambio de lo producido con excedentes que permitan una dinámica regular vital de la producción.

Lo mismo puede plantearse en el área de servicios; es muy distinto generarlos y proveerlos al público que administrarlos de forma que la satisfacción este acorde con lo esperado y los excedentes mantengan la operatividad.

El capitalismo ha organizado la división del trabajo para que los obreros tengan muy pocos conocimientos de la administración de la producción. De hecho en lo métodos de mejoramiento continuo y sistemas de calidad que implican el involucramiento de los trabajadores, la participación queda circunscrita a la faena productiva; La administración queda por fuera en todos estos esquemas.

Nunca se promueve o se permite que los trabajadores conozcan las contrataciones de las materias primas o de los insumos, ni los esquemas remunerativos del personal de alta dirección y menos aún los planes de ventas y sus ganancias, es reserva de absoluta confidencialidad la distribución de los beneficios entre los socios dueños de la empresa.

Estos obstáculos son fácilmente superables, la clase obrera venezolana y la Central de Bolivariana Socialista han demostrado una enorme capacidad de asumir tareas productivas importantes en plena guerra económica. Corresponde invertir recursos formativos y de cuadros revolucionarios en el conocimiento de lo administrativo en las empresas, para mejorar nuestros aportes en la trasformación venezolana del modelo rentista. El control administrativo es vital para que el esfuerzo productivo sea efectivamente ajustado en sus costos y su distribución obedezca a las necesidades estratégicas de la patria.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1264 veces.



José Ramón Rivero

Viceministro para el Sistema Integrado de Inspección Laboral y de la Seguridad Social. Ministerio del Poder Popular para el Proceso Social de Trabajo

 mejansen.sppp@gmail.com      @joseramonrivero

Visite el perfil de José Ramón Rivero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Ramón Rivero

José Ramón Rivero

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /endogeno/a241636.htmlCd0NV CAC = Y co = US