Maduro: las mafias en la empresas básicas siguen operando con afán

Presidente Nicolás Maduro, usted tiene que visitar a Guayana. Tiene que entrar a SIDOR y a las empresas del aluminio. Pedir informes, puntos de cuentas y facturas y hacerlos revisar con lupa si es necesario. Allí, en esas empresas, siguen enquistadas unas mafias que tienen todos los años del mundo operando abiertamente, sin que nadie les ponga un parado. Tal como está haciendo con las inspecciones a empresas y comercios privados, así tiene que hacerlo con las empresas básicas. Los presidentes y los gerentes de esas factorías tienen que rendir cuentas de los procesos administrativos que se lleven, y sobre todo lo que tiene que ver con los despachos de los productos.

Las mafias existen. No es un inventó mío. Por ejemplo, en la CVG-Venalum y CVG-Alcasa, las ventas son a discreción de las mafias. Ellos dicen a quien se le vende y a quién no. Eso va en detrimento de las pequeñas y medianas empresas que requieren el aluminio o el hierro, en el caso de SIDOR, como materia prima para que operen esas pequeñas empresas, algunas de ellas familiares. Se de algunas que están paradas porque no encuentran como hacer la compra de la materia prima. No pueden franquear el muro de las mafias.

Venga Presidente. Hace falta su presencia en estas empresas. Pero sobre todo, lo más importante es que sean objeto de la presencia de los funcionarios de las inspecciones. Allí hay mucho gato encerrado y tienen que salir de sus guaridas, y dar cuenta de lo que pasa con estas mafias enquistadas desde muchísimos años. Ese grupo corrupto hay que extirparlo de raíz, pues han hecho un grave daño a la región Guayana. Tanto en el suministro de cabillas como de aluminio. Las mediadas y pequeñas empresas, sus dueños, deben bajarse de la “muna”, como se dice popularmente para conseguir tener acceso a esta materia prima tan importante para el desarrollo y el crecimiento de la estas empresas, que contribuye a dar empleo digno y al bienestar de la región. Estas mafias son la herencia de la IV República.

Esto no es un invento mío, ni nada que se parezca. Esa es la realidad. Hay que profundizar en unas investigaciones, por parte de los organismos del Estado, en especial los que están adscritos al despacho de Miraflores. Sólo así se podrá desterrar para siempre a estas mafias. El General Osorio tiene mucho que hacer en este sentido. Usted, General, tiene la palabra. ¡Volveré!

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2460 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /endogeno/a179202.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO