Los verdugos de la LOE

Durante varias semanas a través de varios espacios de opinión he manifestado nuestra inconformidad en relación con algunos artículos redactados en la Ley Orgánica de Educación (LOE), especialmente aquellos cuya normativa debió incluir con fuerza aspectos relevantes tales como: inicio del año escolar a la par del año fiscal, instauración de la República Escolar, Defensorías Educativas y suspensión de las licencias “sindicales”. Del mismo modo, he dejado constancia que pese a tales diferencias, existe un apoyo irrestricto e irrevocable en el ejercicio de acciones orientadas hacia el cumplimiento y ejecución de sus contenidos; aunque sigo pensando que en la praxis esta ley no derogó la anterior, sino va a convertirse en una segunda parte; y más temprano que tarde, tal y como lo señaló Leopoldo Puchi, quienes hoy adversan la LOE, terminarán mañana defendiéndola, al igual como sucedió con la Constitución de 1999.

 No es casualidad que sectores contrarios a la ley, precisamente se apoyen en las observaciones realizadas para atacar la ley sobre la base de la manipulación mediática y convertirse, según ellos en los "verdugos de la LOE". Uno de ellos, “presidente” de una autodenominada fundación “Arturo Uslar Pietri” (sobre los nombres a las fundaciones comentaré en otra oportunidad) miente descaradamente cuando dice que “el próximo año escolar arrancará sin un régimen legal establecido”. Acaso este señor, quien además es “abogado” y profesor “universitario” de una institución privada ha sugerido a sus estudiantes o en su defecto a los padres y representantes que suspendan sus obligaciones económicas para con las universidades y colegios privados porque el Estado no garantiza la regularización del año escolar o régimen de estudios. Asimismo, piensa este profesional del “derecho” que puede ser cambiado abruptamente el calendario escolar, cuando precisamente la ley en sus disposiciones transitorias no dispuso modificación con lo establecido en el artículo 49 de la propia LOE. En tales “apreciaciones” no sólo se observa una escasa argumentación legal, sino revela que desconoce el principio de irretroactividad de la norma jurídica.

 Otro grupo acostumbrado a manipular mediáticamente son los miembros de una también autodenominada Federación de Padres y Representantes, “Fenasopadres”, (¿quisiera saber cuándo hubo elección de primer grado en escuelas y liceos para elegir estos “representantes”?), quienes no sólo se abrogan una ilegítima vocería nacional, sino hablan de una supuesta ideologización en los contenidos a través de una modificación curricular al estilo cubano. Lo irónico es que la ley no señala tal modificación curricular, y por el contrario, ha sido precisamente el currículo “oculto” lo que ha prevalecido y continúa prevaleciendo en las escuelas y liceos (públicos o privados), cuando nuestros niños, niñas y adolescentes desconocen fechas patrias, capitales de estados y municipios, tradiciones y culturas indígenas; pero contradictoriamente, celebran fiestas ajenas a nuestra idiosincrasia e idioma (“Halloween”). Se obliga a leer los “best seller” de “Harry Potter” (historias llenas de brujería y estereotipos), pero se obvian lecturas de Andrés Eloy Blanco, Rómulo Gallegos o el propio Uslar Pietri. Conocen el nombre del “Ángel” en la cascada más alta del mundo, pero nunca se ha dado a conocer que su nombre indígena es “Kerepakupai Meru”.

 Por último, el sempiterno presidente la Cámara de la Educación Privada (el mismo que lideró el paro educativo en los años 2002 y 2003) junto con los seudo-representantes sindicales del magisterio, encabezados por la mancillada Federación Venezolana de Maestros llaman al desconocimiento de la LOE. Tengan claro ellos y quienes se atrevan a semejante barbarie jurídica, que el Ministerio del Poder Popular para la Educación, pese a la negación del rango orgánico a las Defensorías Educativas, las mismas junto con sus coordinaciones regionales están dispuestas en todo el Territorio Nacional para enfrentar cualquier vulneración del Derecho a la Educación; ejercicio que será implacable conforme con lo establecido en las sanciones dispuestas en la Ley Orgánica para la Protección de los Niños, Niñas y Adolescentes y la propia LOE. En otras palabras, como verdugos de la LOE no pasarán.

 La sindéresis debe ser la principal herramienta para el entendimiento y la discusión de ideas. Esperemos que así sea.

javiervivas_santana@yahoo.com  



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1985 veces.



Javier Antonio Vivas Santana

Lic. en Educación en las menciones de Ciencias Sociales y Lengua (UNA) Maestría en Educación mención Enseñanza del Castellano (UDO) Dr. en Educación (UPEL) Profesor de la Misión Sucre (2003 -2012)

 jvivassantana@gmail.com      @jvivassantana

Visite el perfil de Javier Antonio Vivas Santana para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Javier Antonio Vivas Santana

Javier Antonio Vivas Santana

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a85775.htmlCd0NV CAC = Y co = US