Implantación o Construcción Curricular

Seguimos con la idea de una implantación de un currículo, cuando el mismo debe ser una construcción continua y donde el pueblo con los docentes van aportando sus conocimientos locales, ancestrales y autóctonos a esa construcción.

El caso mas impresionante es el siguiente, la construcción real de un currículo tal cual como nos lo ofrece el ministerio debería partir de la situación geográfica de la comunidad escolar, cada escuela tienen un entorno compartido con otras escuelas, por lo tanto parecido , definidos por la comunidad que recibe su influencia de otras instituciones educativas , pero además también tiene unas características especificas, de allí pues que una iniciativa valida para tratar una situación tan compleja es establecer una vinculación muy estrecha entre las diferentes escuelas, simoncitos, liceos bolivarianos , escuelas técnicas robinsoniana y/u otras instituciones , mediante un mecanismo de articulación institucional propio de la comunidad. Que le de una característica de gobierno escolar y realidad al principio o paradigma fundamental de la enseñanza como continuo humano. De allí nace las unidades territoriales de integración de educaciones bolivarianas (Utieb), organismos que no deben ser burocráticas sino de articulación de los docentes en conjunto con los consejos comunales, mediante los comité de educación, de programas, planes, proyectos, necesidades académicas, asistenciales y de atención directa a los estudiantes , hijos del pueblo, haciendo con tales acciones mas efectivas la utilización de los recursos de cualquier tipo, por lo tanto desde estas estructuras se golpearía fuertemente el burocratismo y la ineficiencia.

Mediante estas nuevas formas de organización sería mas fácil introducir en el conocimiento del nuevo currículo bolivariano a todos los docentes relativamente recién y no tanto, graduados con practicas y teorías neoliberales, con un trabajo más proactivo y no una simple imposición que de antemano genera un rechazo por provenir de autoridades fatuas y faranduleras, como se lo han hecho creer los sesudos analistas a un ministro encerrado en su despacho. No olvidemos un principio básico, que es primero, el trabajo práctico lo que permitió la evolución del hombre en la historia y no el pensamiento.

Comparto plenamente los elementos filosóficos, sus justificaciones, lo del dialogo abierto y todas esas cuestiones de carácter filosófico y de estrategia educativa para la nueva sociedad que queremos; pero si no nos centramos en la forma concreta de llevarlo a la escuela y hacer del mismo un verdad viva y concreta, estamos perdiendo el tiempo.

Delfín Amaro Presidente de Sinafum Lara



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6016 veces.



Delfín Amaro


Visite el perfil de Delfín Amaro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a53926.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO