Misoginia y sectarismo nuevo orde de la calidad educativa en la UBV - NE

 

¿UN APORTE A LA EDUCACIÓN PARA UNA NUEVA CIUDADANÍA? *

"Si sabes que sabes, algo sabes. Si no sabes que no sabes, no puedes afirmar que no sabes"

ANTECEDENTES

Cuenta la historia que, en tiempos de la dinastía borbónica, desde Carlos IV hasta Alfonso XIII, la opinión pública ya reconocía al poder sombrío que se ejercía e influían subrepticiamente en los asuntos de Estado. En este poder sombrío actuaban las camarillas en las decisiones sobre alguna autoridad suprema, la cual se consideraban militantes del sectarismo. El sectarismo como sistema de actitudes, acciones, creencias y estructuras a nivel personal e institucional, promueve la intolerancia, discriminación u odio en los grupos sociales, políticos, religiosos y educativo entre otros. Verbigracia, en el grupo social universitario, se le da la importancia y hay un encadenamiento desbocado – simulado de diferencias que van desde lo personal, profesional hasta las más acérrimas contradicciones antagónicas, generando los cismas y subdivisiones en diferentes facciones, ocasionando caos e incertidumbre. ¿Quién le pone el cascabel al gato?

En cuanto a la misoginia y hasta donde he podido estudiar su causa como origen, la encuentro en la religión católica como la amalgama de las 665 religiones anteriores.

"Las mujeres no deberían ser iluminadas ni educadas en forma alguna. De hecho, deberían ser segregadas ya que son causa de insidiosas e involuntarias erecciones en los santos varones". San Agustín.

"Hagan como se hace en todas las iglesias de los santos: que las mujeres estén calladas en las asambleas. No les corresponde tomar la palabra. Que estén sometidas como lo dice la ley, y si desean saber más que se lo pregunten en casa a su marido. Es feo que la mujer hable en asamblea". Saulo de Tarso. 1 de Corintios 14, 34 – 35.

DESARROLLO

El título de este opúsculo pone en tela de juicio la honorabilidad y prestigio de la UBV.

Debo comenzar diciendo que, acopiando algunas apreciaciones del intelecto por quienes asistimos regularmente a nuestros encuentros académicos, ha sido ley, la dialéctica sobre la trasformación de la educación universitaria en pro de su calidad y excelencia. También concordamos en consenso la perentoria necesidad que el trabajador docente de la Casa de los Saberes, debe ser un educador probo con una alta moral y ética propia que aglutine para el debate sobre la calidad, pertinencia, equidad de la educación entre otras categorías y sus complejidades llevada a la praxis para la formación de una nueva ciudadanía. Es decir, la formación del hombre nuevo, de la mujer nueva. Sin embargo, vemos en la cotidianidad de nuestros haceres y quehaceres ubvistas, cómo compañeros y compañeras de trabajo se degradan de manera oprobiosa en el fango de la inmoralidad que embadurna sin menoscabo alguno, a docentes virtuosos y estudiantes que con sacrificio mantienen viva a la universidad.

Pareciera y quisiera estar equivocado que, siendo la UBV una universidad que basa sus principios filosóficos en la doctrina robinsoniana, se pretenda emular desde las practicas más ruines de secta de aquelarre, la imposición de una pedagogía de la sumisión como en los tiempos inquisitoriales para legitimarse en el poder hegemónico de parcelitas de grupo. Es decir, una pedagogía inquisitorial y adoctrinamiento colonizador, que prevalecía en el siglo XIX, en donde la confesión apegada al dogma de la religión y el poder dominante imponían la razón de la fuerza, a través del castigo corporal que justificaría el poder monárquico, superponiéndose al poder republicano. ¿Es esto lo que queremos, cuando la hipocresía invita a repensar la educación? No es irrealismo mágico.

Presumo que, ante la falta de escrúpulos en apañar actos inmorales en los conciliábulos, se protege y se galardona al profesor corrupto, profesora corrupta otorgándoles canonjías; mientras que otros y otras son vilipendiados y vilipendiadas por un grupete de camarillas que se arrastran como leprosos y leprosas sociales en la oscurana de una especie de secta de intocables.

Lector, lectora que me lees, usted en su libre albedrío puede dudar, pero no negar lo que desconoce, ya que en la verdad no está el escándalo, sino en el escandalizado cuando las oye decir.

En el marco de nuestro 19° aniversario de la UBV - NE, es imposible de reseñar todas las ilegalidades de esta secta de camarillas, en el recinto universitario.

  • Profesora que gozaba de prestigio por su honorabilidad en la UBV, denunció ante la instancia competente, el plagio de una tesis de pregrado. Fue excluida y maltratada moralmente hasta forzarla a renunciar.

  • Profesor (coordinador general) que solicitó el permiso no remunerado, sin embargo, siguió cobrando. Según palabras del coordinador actual, "el lo que cobra es una pendejada".

  • Profesor que nunca asistió a impartir clases por ninguna vía, y los estudiantes aprobaron la unidad curricular asignada. No hubo amonestación ni la apertura de expediente administrativo. Hasta la fecha de hoy es "profesor" de la UBV NE y goza de prestigio e inmunidad como todo alto funcionario de la esfera política – gubernamental, ya que es protegido por la rancia casta enquistada de la Casa de los Saberes en Nueva Esparta.

  • Profesora que no asistió durante todo el Tramo I-2023, a los encuentros académicos en ambiente municipalizado. Fue denunciada por estudiantes y tampoco hubo amonestación y apertura de expediente administrativo. Es otra protegida como miembro de esta secta de intocables.

  • Profesora que suple su inopia con apariencias, se valió de toda artimaña rastrera para atrasar el ascenso correspondiente al profesor que en dos oportunidades (presencial y online) presentó su Plan Integral de Desarrollo Académico (PIDA) y fue desestimado basándose en subterfugios de ilegalidades.

  • Profesora - coordinadora que, bajo la sombra del poder, con mayor estupor actuando en complicidad se negó a dar respuestas antes las denuncias, peticiones, violando los derechos irrenunciables del trabajador docente (dejaron sin carga académica al profesor del programa de gestión). Esto, con el beneplácito de otras coordinaciones, tapándose las faltas unas con otras (favores con favores se pagan y se dan el vuelto).

En el lúgubre ambiente laboral en donde reina la anarquía, incertidumbre, psico-terror y se impone la ley del más fuerte, esta secta de rufianes se ha dedicado a mancillar al docente y estudiante que no comulga con sus desmanes, causando daño moral irreparable. Tanto son sus actuaciones rastrera e inhumana, han llegado al sumidero del estercolero, en proteger al profesor misógino que vilipendia a profesoras y estudiantes, alimentándole el ego, además de las prerrogativas que se le ha otorgado. Un pelafustán con pretensiones de altruista que descalifica a las mujeres ubvista con epítetos indecorosos, es aplaudido y protegido por profesoras sin decoro y profesor (camarillas todos de su secta), haciéndose cómplices de tan aberrante fenómeno social que la ciencia sociológica designa como "la misoginia feminista – machista". En otro articulo de opinión, escribí: (…) "mi interpretación a este fenómeno social es que se contamina de manera tenue y socialmente aceptadas las microagresiones de ofensas y estigmatizaciones hacia la mujer y que apunta al rechazo y al status social femenino". Se hacen cómplices las profesoras que apoyan al profesor misógino que maltrata a la madre - estudiante, por el único hecho de llevar a su niña al salón de clase. La madre - estudiante renunció a la universidad por el maltrato infundado por el profesor, la cual fue premiado en otro Programa de Formación en Gestión (PFG). Se hacen cómplices las profesoras y profesor que silenciaron cuando el misógino profesor exteriorizaba sus aberraciones sexuales en la red social WhatsApp, manifestando que: "hasta la concha de (la estudiante) estaba sabrosa". Se hacen cómplices las profesoras y profesor ante la burla e ignominia que ha vivido la profesora que fue avergonzada por este misógino. La profesora solicitó ante las instancias correspondientes una reunión para que le aclarara tal situación por parte del profesor misógino y la respuesta fue que lo pasara por escrito, aplicando tácticas dilatorias para así poder protegerlo y gozar de privilegios. Todavía, la profesora espera que le resarzan el daño moral causado por este profesor y sus cómplices. Son cómplices las profesoras y profesor que callaron ante el bullying que sufrió otra profesora por parte de este profesor misógino…Estas actuaciones indecorosas de descalificaciones, humillaciones, vejámenes por parte de este profesor son apoyadas por ese grupo sectario, camarillas con sus parcelitas de poder en la UBV - NE. Fenómeno social que prende las alertas y que debe enfrentarse a tiempo. Es el realismo ubvista en Nueva Esparta.

Otras de las realidades de los infortunios que debemos vadear el trabajador docente y que raya en la petulante mediocridad, ha sido en la presentación de los trabajos de investigación en los eventos científicos. Particularmente me esfuerzo en ser puntual y responsable en mis tareas académicas e investigativas a la hora de hacer entrega de la socialización y producción de saberes. Sin embargo, desde un tiempo no muy lejano, he experimentado la experiencia amarga de esa mano invisible que hace desaparecer las cosas al estilo del ilusionista Uri Geller. En la V Jornada de Producción y Recreación de Saberes, me sucedió, y desapareció mi trabajo. Después de mi protesta pública, apareció inscrito en un flayer. Desconozco si fue publicado. Ahora, para este periodo académico I – 2024, se ha publicitado con mucha vehemencia y expectación la "VI Convención de Estudios Sociales y Culturales. Des-racialización de las ciencias sociales. Teorías, métodos y nudos críticos de nuestra América", algo así como la panacea de todos los males de las ciencias sociales… Quise escribir un opúsculo del tópico en cuestión, que sólo aruña las causas de racialización (es mi percepción y no de otro). Más allá de la racialización de las ciencias sociales, es des - dogmatizar a la ciencia en todo su esplendor, tema que siempre coloco en el tapete de nuestros encuentros académicos con estudiantes y compañeros de estudio. Sin embargo, la experiencia desagradable me hizo cavilar, optando a la prensa digital y redes sociales para su publicación con fines de informar a la colectividad. En el momento que borroneo estas líneas, se me informa que la carpeta con mi expediente de inscripción como estudiante en el Programa de Formación Avanzada, no aparece en los archivos de la Coordinación de Producción, Recreación de Saberes.

Ahora, si des - racializar las ciencias sociales es deconstruir (así lo entiendo) ciertas categorías que genera el sexismo, racismo, esclavitud, violencia de género, exclusión entre otros. Cómo se explica la desfachatez de presentar a un encumbrado de nada, que siempre denigró de "esta universidad de mierda" [palabras textuales] que lo graduó de "profesional de IV nivel" y que sólo le interesaba el título porque se iba de "esta universidad de mierda" [palabras textuales], a la cual se dedica a estuprar a profesoras, madres estudiantes, generando violencia simbólica en la mujer. ¿Cómo se explica des-racializar las ciencias sociales desde lo simbólico por un misógino apoyado bajo la más rastrera complicidad de profesoras y profesor? ¿Qué carajo de educación estamos transformando para una nueva ciudadanía? ¿Qué harías tú?

MIS REFLEXIONES

Desde la arrogancia y soberbia de sectario y sectarias supremacistas, abusan del poder y promocionan la desigualdad en el seno de las relaciones humanas y laborales en la UBV NE. Se ha perdido prestancia con pretensiones de minimizar, banalizar, desvalorizar a quien denuncia las agresiones contra la mujer y el sectarismo imperante en la universidad humanista. Es la violencia simbólica que reproduce estereotipo negativo hacia la mujer que refuerza relaciones de dominio – sumisión y tan peligroso que desde la oscurana en complicidad se practiquen estos actos ignominiosos, promoviendo desde hace mucho tiempo, una cultura de la desigualdad. La educación junto con la pertinencia, la calidad y la equidad; así como la igualdad de oportunidades y la igualdad de condiciones educativas, en su totalidad dialéctica debe, entre otras cosas, responder en lo absoluto a una educación para una nueva ciudadanía.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1195 veces.



Ollantay Sánchez C.

Productor Agrícola. Delegado-Vocero principal de la Red de Productores Libres y Asociados del Asentamiento Campesino antiguo Safari de Margarita. Ingeniero Agrónomo, Magister en Ciencia Ambiental, Docente universitario. Militante del PSUV.

 ollantays@gmail.com

Visite el perfil de Ollantay Sánchez C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: