Fragmentos de la realidad

Extraña ausencia de una sostenida campaña informativa/educativa frente a las sanciones y sus impactos criminales

Desde el año 2015, como parte de las actividades de pre-campaña y campaña electoral para las elecciones parlamentarias nacionales de diciembre 2015, siguiendo un crecimiento intensivo y extensivo hasta este septiembre de 2021 (en medio de una prolongada y amenazante Pandemia Viral Mundial cruzada en paralelo por una profunda Recesión Económica Global) la inmensa mayoría de venezolanos y venezolanas (alrededor del 94 % de su población) venimos padeciendo, diariamente y de manera progresiva, la aplicación de una variedad de medidas coercitivas, castigos económicos,, secuestros de bienes y activos propiedad inequívoca de la República Venezolana, bloqueos económicos internacionales, prohibición en el exterior de compra de nuestros productos de exportación (petróleo, gas, oro, otros minerales y rubros) prohibición y amenazas sancionatorias dirigida hacia los vendedores internacionales de los insumos, repuestos, aditivos, servicios, tecnologías, patentes y actividades de mantenimientos requeridos en Venezuela por las empresas y equipos que permitan funcionar con normalidad las industrias petroleras, gasíferas, petroquímicas, alimentos, las relacionadas con el sector de la salud pública, automotores, mantenimiento de vialidades, las de suministros de agua potable, las dedicadas a los servicios domésticos e industriales de electricidad, los procesos productivos e industriales de la agricultura y la cría de animales para el consumo humano.

Continúan los bloqueos de cuentas bancarias internacionales del Estado Nacional con la finalidad de obstaculizar y evitar los pagos de deudas internacionales, gastos de alquileres/servicios y sueldos/salarios para cubrir las actividades diplomáticas y consulares de Venezuela en el exterior. Es muy importante tener claro que si la Nación Venezolana, a través de las instituciones y empresas del Estado y Gobierno, no extraen, transportan, mezclan, refinan y producen suficientes barriles de petróleo para exportarlo y para cubrir la demanda interna de combustibles derivados por medio de procesos refinadores y petroquímicos, no obtenemos las requeridas divisas internacionales que durante más de 100 años (1914-2021) han sostenido de manera directa o indirecta casi TODA la economía pública y privada de Venezuela.

Los sistemas de educación desde el inicial maternal, pasando por los pre-escolares, escuelas primarias, media/bachillerato, universidades e institutos tecnológicos, laboratorios experimentales, todos son impactados de manera negativa por la aplicación de estas variadas acciones, iniciativas, saboteos y prohibiciones internacionales que son aprobadas ilegalmente desde las oficinas de funcionarios públicos de las instituciones de varios Estados y Gobiernos extranjeros. Son realmente dramáticas, extenuantes, humillantes y criminales todas estas situaciones contra el bienestar, la salud mental y física, la alimentación oportuna y adecuada, el derecho a movilizarse/desplazarse por el territorio nacional, los derechos para acceder a las coberturas de salud pública y privada requeridas, mantener el acceso y el mantenimiento de una educación pública de calidad, contar con el suministro regular de energía eléctrica, gas doméstico, agua potable, combustibles para los más diversos vehículos y motores. Estas medidas criminales no permiten mantener el equilibrio y valor de la moneda nacional (Bolívar), además han obstaculizado seguir obteniendo sueldos y salarios dignos, así como el cobro de prestaciones sociales y pasivos laborales, como venía ocurriendo de manera sostenida desde el año 2004 con políticas públicas en beneficio de TODOS los trabajadores.

Resulta extraña la ausencia de una sostenida campaña informativa y educativa para detallar y desnudar todas estas actividades de agresión contra el Derecho a la Vida, la Alimentación, la Salud, el Bienestar y la Paz de los venezolanos. Me parece que frente a todos estos ataques y otros caracterizados por la violencia y destrucción de vidas y bienes públicos/privados, ejecutados directamente contra la paz nacional, la estabilidad social y política y la vida de la inmensa mayoría de los venezolanos, no se construye y desarrolla una amplia, inteligente, creativa y educativa campaña de información nacional, que permita a las mayorías de habitantes de la República Bolivariana de Venezuela comprender con mayor claridad, sencillez y certeza el alcance y magnitud de los daños criminales de todas estas acciones de "aplique y caciqueo criminal a la brava" muy propia de las prácticas adelantadas por los NAZIS contra una gran parte de la población alemana, contra las mayorías de las poblaciones europeas y euroasiáticas entre los años de 1933 y 1945. Las víctimas ahora somos los habitantes de esta Nación Republicana Bolivariana y por tanto Soberana, que decidimos democráticamente apoyar opciones políticas distintas a la que prevalecieron durante muchas décadas.

Más extraño resultan estas ausencias cuando observamos y consideramos la inmensa lista de funcionarios con solida formación profesional, amplia experiencia gerencial, con muchos años en las actividades políticas, evidentes capacidades para hablar y desarrollar narrativas analíticas y discursivas, quienes ocupan relevantes y diversos cargos de Estado y Gobierno en instituciones del Poder Público Nacional, Regional, Municipal e Internacional. Esa gran cantidad de funcionarios y activistas deberían convertirse en eficaces y efectivos voceros/multiplicadores de esas indispensables campañas de análisis, debates y explicaciones orientadas a informar y educar, y, por supuesto a fortalecer la Conciencia Crítica Nacional. Más aún cuando escuchamos a la Primer Ministro y Representante del Poder Ejecutivo de Noruega (País "mediador y facilitador neutral" de las negociaciones políticas entre el Gobierno de Venezuela y sectores de la Oposición Política Venezolana. Por cierto Noruega es miembro del Espacio Económico Europeo y gozan de algunos beneficios dentro de la UE) aprovechar "ligera e inocentemente" la tarima internacional de la Asamblea General de la ONU para atacar al Gobierno y Estado de Venezuela como violador de los derechos humanos. En paralelo escuchamos y leemos las recurrentes y recientes declaraciones de funcionarios de Estado y Gobierno de los EEUU, amenazando con mantener y ampliar las sanciones contra la población venezolana (ya bastante extenuada, arruinada, castigada y sometida a las peores penurias) si no se aprueban sus exigencias políticas, electorales, económicas y geopolíticas. Asimismo, escuchamos hace pocos días al Representante y Vocero de la política exterior de las 27 naciones que conforman la Unión Europea, anunciar que ellos no han decidido aún aceptar la invitación para participar como observadores internacionales en el proceso electoral regional y municipal del próximo 21 de noviembre en Venezuela. Allí mismo señaló que ellos están interesados realmente en lograr acuerdos para la realización de unas Elecciones Nacionales Presidenciales y Parlamentarias supervisadas por ellos y otras naciones e instituciones.

Necesario, indispensable y de vida o muerte es dedicar tiempo para leer, analizar, cruzar informaciones y opiniones, debatir, interpretar, correlacionar, proyectar, atalayar la cercanía y la lejanía en el tiempo y el espacio, estar abiertos para escuchar las voces de las mayorías sociales, leer, no dejar de leer, mirar y buscar aprehender más allá de lo aparente….pero sobre todo enriquecer y compartir pedagógicamente lo aprendido. Por más intentos que hagamos, debemos convencernos que no somos seres eternos y nuestra finitud vital nos impone y exige siempre no dejar de aprender, enseñar y aprender.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 626 veces.



Germán Yépez Colmenares

Historiador - Profesor de la UCV

 germilio.yeco@gmail.com

Visite el perfil de Germán Yépez Colmenares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: