Repensando la Universidad del Zulia

Es el momento de la construcción de alternativas posibles para que la universidad del Zulia sea repensada desde los principios éticos de Jesús Enrique Lossada, Francisco Ochoa, José Manuel Delgado Ocando, asumiendo la responsabilidad de echar andar, el reconocimiento crítico de la razón de esta situación que vive la Centenaria Universidad, donde se expresa la indolencia, desapego y desdén, de los universitarios que de una u otra manera forman parte de la historia comprometida con los saberes la ciencia y la tecnología desarrollada desde esta casa de estudio, que por más de 100 años han transitado hombres y mujeres que dieron su más profundo amor por el hacer de las ciencias en todas sus dimensiones, " Después de las Nubes el Sol" pudiéramos parafrasear este enunciado, diciendo: "Después del desdén la acción", en todas sus instancias, a fin de lograr a través de un ejercicio transformador el cauce de la academia la investigación y la extensión.

Es comprender que La Universidad centenaria (LUZ), tiene un sitial como patrimonio cultural, que aun, estando vacía por la ausencia presencial de estudiantes y trabajadores, estará siempre presente en el ideal colectivo de centenares de generaciones que vieron materializar sus sueños y aspiraciones de transitar el camino de las ciencias, razón está que nos llama a dejar a un lado los egos e intereses de grupos y partidos políticos, que por muchos años han convivido en la casa del saber universal de la Región Zuliana. Es momento de comprender que por mucho tiempo en las aulas de clases y los pasillos universitarios el debate por hacer del Alma Mater el espacio del accionar de la política como ciencia, es una realidad, que ha marcado la historia de la vida universitaria en todos los tiempos. Desde las luchas por la reapertura, pasando por las luchas estudiantiles por el cupo para ingresar a los estudios universitarios, el pasaje estudiantil, la construcción de los comedores, hasta las luchas por el salario móvil y justo para todos los trabajadores, todo esto es parte del referente que en el tiempo es la Universidad Autónoma del Zulia.

Atendiendo a lo anteriormente expuesto se hace necesario el concurso de toda la comunidad universitaria para entrar en un proceso de reflexión y acción para no dejar sucumbir "en el que calla otorga" atendiendo a lo que se ha llamado la defensa de la autonomía universitaria, un llamado sin mucho análisis y profundización de la significación de la misma, sin entender lo que Zygmunt Bauman (2011), nos ilustra diciendo: " la razón autónoma está condenada a una situación de creación permanente y no dispone de señales ni recetas, en las que pueda confiar ni a las que pueda considerar en calidad de hechos comprobados" es la necesidad que existe en llamar la atención de quienes con el discurso para la defensa de la autonomía, entraban toda posibilidad de darle respuesta a la situación de irregularidad que vive la centenaria, que permita darle inicio a medidas que logren sostener en el marco de la justicia y la ley el resguardo de las personas y bienes de la Universidad del Zulia.

Es el momento de iniciar un proceso de concordia para ubicar la "Defensa" de la universidad en la primera línea de acción, lo cual tiene que ver con el reconocimiento de sus tres funciones básicas desarrolladas en estas, dándole la vinculación adecuada a las exigencias de la Venezuela del siglo XXI, por su avance en la independencia tecnológica, todo esto incluye la reactivación de los programas de incentivo a la investigación científica, además, de establecer las políticas de seguridad social de todos sus trabajadores lo cual incluye un salario justo, la valoración de las prestaciones sociales, además de la atención integral a los estudiantes desde la restructuración de las providencias estudiantiles, con el compromiso, que exista un proceso real de control evaluación y seguimiento de las políticas universitarias, desde los principios éticos que sostienen, Jesús Enrique Lossada, Francisco Ochoa y Jose Manuel Delgado Ocando.

En este orden de ideas y parafraseando nuevamente a Zygmunt Bauman (2011), se hace necesario y preciso implementar una profunda transformación de la condición existencial del sector universitario, entendiendo que la llave de la autonomía universitaria la tiene en sus manos y es incumbencia de la política, entonces: Autoridades Universitarias (en mora electoral), Ejecutivos Regional, Ejecutivos Nacional tienen la palabra.

Maracaibo Venezuela Enero 2021



Esta nota ha sido leída aproximadamente 468 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter