Todo comenzó por el gas y el fogón: pero hay algo más

Es un debate sobre el proceso que anda bajo la turbulencia de una guerra híbrida, que toca las fibras de actores fundamentales de la Revolución Bolivariana.

"Desde hace cinco meses cocino en fogón y estoy en tierra firme, donde me dijeron que no teníamos gas porque lo queríamos regalao",(Maite, 2020). "Hace dos meses mi esposo construyó una cocina de leña adelantándose a que un día ya no tuviéramos gas." (Carola,2020)

Es esta la discusión planteada, ciertamente el enemigo principal es el poder imperial, de eso no hay duda en ninguna de las opiniones expresadas, por estas luchadoras sociales; el cuestionamiento radica en cómo desde las entrañas de la Revolución Bolivariana existen prácticas políticas que distan de la equidad y la justicia, no es denigrar del hacer ancestral del pueblo, es graficar el estrago que las políticas desacertadas más la incidencia del ataque desmedido contra el pueblo de Bolívar y Chávez.

Sin duda que hay en estas mujeres una sensibilidad social que las acerca a la búsqueda de la rectificación en la revolución, pero hay que hacer un llamado de atención a quienes conducen el proceso revolucionario, de eso se trata el "yo no arrugo de Maite, en relación a lo expuesto por Carola quien dice: "En las guerras todo se tuerce, todo lo malo sale a flote y se agudiza, y todo lo grande y todo lo bueno también."

Ciertamente en esta guerra se debe por todos los medios evitar que el mayor número de bajas sea de los sectores populares, es lo bueno, es el reclamo, porque sabemos que quienes propician la guerra, están en su espacio de buena vida, (para no utilizar el término neocolonial), no sólo es sacrificio para los más desposeídos; Maite señala "Esto no es juego Carola, ésto es delicado" es haciendo un llamado a la siguiente expresión "No se puede librar una lucha tan inmensa y pretender no despeinarse"(Carola 2020), en una guerra los que no se despeinan son los que están a distancia de ella, son los que no sienten el impacto de las balas y de las bombas; sí se entiende, existe una población objetivo en esta guerra, de la cual Maite hace referencia, "nosotros por acá, entre el fogón, la cola y el conuco hemos reflexionado bastante" esta población es la que anda todos los días en el centro del objetivo del franco tirador contratado para esta guerra, (el especulador, el tránsfuga, el quinta columna, el matraquero, el demagogo) entre otros, que están afinando su puntería contra el pueblo.

Es cuestión de detenerse a mirar la coyuntura y no a descalificar a quienes militan en la izquierda desde hace muchas décadas y han tenido referencias de otros proceso revolucionarios del cual hacen referencia para alertar de las desviaciones en la Revolución Bolivariana, es subestimar una posición política de factores que creen en el socialismo, cuando se dice por ejemplo: "Vivir de épicas ajenas, mitificarlas, librarlas de tachaduras (Carola, 2020), habla la pluma fina, sí hay referencias a las cuales hay que prestarle atención es el llamado de Maite, pretender hacer un dosier bajo la tesis que los militantes de izquierda apuestan a la ida del pensamiento de Chávez es una tremendura, cuando lo cuestionado es una práctica política que se distancia del pensamiento originario del Socialismo Bolivariano impulsado por Hugo Chávez Frías.

"Si el chavismo se va, se acaban las sanciones y vuelve el Oktoberfest" (Carola 2020), se sabe que el imperialismo tiene su objetivo definido, entonces es el momento de la rectificación aquella de las RRR. Entonces camarada Mito, los campesinos venezolanos, los de allá donde no llega la carretera negra como ellos la llaman, si tienen claro el hacer cotidiano, si observan la política agraria, ellos cocinan con leña y su hermoso fogón, pero lamentablemente el impacto de la magia del gas les tocó su fibra de "vida buena" y aún así en el campo como buenos estrategas están preparados para la guerra, y la bombona de gas no es su mayor problema existencial, pues los "campesinos no arrugan a pesar de las dificultades de la economía, del imperio y los propios errores de la revolución". (Mito4F, 2020), argumentar desde la vida cotidiana le dá fuerza a la tesis del poder popular que hace su análisis desde el vivir viviendo.

Un fraternal abrazo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1145 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter