El Maestro INCES como riqueza productiva

El Movimiento Somos Maestros (as) en su acción vital, está lleno de voluntad y de conciencia; el maestro consiente, concibe actualmente en el INCES su trabajo como una actividad humana, transformadora y productora de objetos materiales e inmateriales, viéndose a sí mismo como la "riqueza productiva" del INCES, la esencia misma de la formación y autoformación colectiva, los motores de la revolución afianzan el perfil y el rol de la mujer y el hombre emprendedor, que impulsa la actividad creativa fundamental, esto aunado a la cooperación va más allá de obstáculos y límites, y recrea constantemente al mundo. El maestro es un pilar educativo.

Es por ello que el Maestro (a) INCES, dentro de sus actividades cotidianas, tiene como objetivo trazado el fortalecimiento del rol protagónico como agente transformador de la sociedad en el marco de la producción y la formación., por lo cual entiende la importancia que tienen los proyectos socio-productivos autosustentables, tomando en consideración su saber y oficio como "competencia inédita", para lograr tal fin pretende promover proyectos socio-productivos autosustentables, tomando en consideración los saberes y oficios del maestros (as), así como proponer líneas de producción en base al rol que desempeña como riqueza productiva del país. (Ver lamina del maestro como riqueza productiva).

Actualmente en los Centros de Formación Socialistas adscritos al Inces Región Miranda existen ideas de emprendimiento elaboradas por maestros (as) de mucha experiencia y compromiso político-social, por lo que estos son los que de forma directa deben construir las líneas de producción dentro del INCES.

En efecto, son los Maestros y Maestros los conocedores de las fortalezas y debilidades en el seno de sus Centros, los que perciben la necesidad de profundizar el origen de la producción, tomando en consideración aquellos recursos físicos y económicos expresados en:

  • Tierra: Espacios productivos para la liberación y diversificación del trabajo.

  • Trabajo : Brigadas productivas con los egresados

  • Capital: Autogestión, financiamiento, Heteronomia.

  • Tecnología: Tomando en cuenta que actualmente los conocimientos nuevos implica la deconstrucción para la sustitución a largo plazo de tecnologías foráneas en Venezuela.

  • Espíritu Laboral: Fomentar la cultura del trabajo con optimismo, implica contribuir de forma corresponsable en la calidad de vida de todos los maestros que la integran.

Otro elemento importante para visibilizar al maestro (a) como la "riqueza productiva de los Centros de Formación Socialista" , radica en la incorporación de los mismos en la Seguridad, Desarrollo y Defensa Integral de la Nación, a través de los Cuerpos de Combatientes, así como los Consejo de Trabajadores, a fin de Incentivar e incrementar el número de combatientes maestros (as), preparados entrenados y organizados para los fines que contempla la Ley Orgánica de la Fuerza Armada Nacional (LOFAN) en su artículo 50 , garantizando el resguardo y protección de las instituciones.

Lo expresado en el párrafo anterior permite entrever que la evolución de la doctrina militar (1999-2011), está basado en el nuevo pensamiento a la reforma de la Ley Orgánica de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana en el 2011, es por ello que la idea de la alianza entre civiles y militares ha progresado hacia la concepción del "pueblo en armas", que busca defender a la revolución bolivariana, frente a las amenazas tanto externas (fundamentalmente una intervención de Estados Unidos) como internas (desestabilización a través de los "enemigos internos" aliados al gobierno estadounidense). De allí la importancia cada vez mayor de la Milicia Nacional Bolivariana (MNB). Es por ello, que a partir de la Constitución de 1999, entre 2002 y 2011 se adelantó un proceso de modificación de los marcos legales que definen los conceptos, estrategias, políticas e institucionalidad en los ámbitos de seguridad y defensa.

En este sentido, el maestro (a) frente al tema de la seguridad de la nación se vincula automáticamente a la doctrina del Libertador Simón Bolívar, recogido mayormente en dos documentos: carta de Jamaica o con contestación de un americano meridional a un caballero de esta isla, año 1.815 y el Discurso al Congreso de Angostura en febrero de 1.819, estos documentos fijan su posición respecto al amor a la patria y las leyes."

Otra misión importante para afianzar la riqueza productiva tiene que ver con fomentar y garantizar la participación de los maestro (a) en el proceso productivo del INCES, la cual orienta a un modelo de negocios autogestionario, orientándose de manera asertiva de los distintos procedimientos en sus Centro de Formación Socialista. En este sentido, vislumbramos para el 2020 la consecución de la acción formativa extendiendo el campo de acción del maestro; de una u otra manera, las relaciones de producción tienen que cambiar, los Centros de Formación Socialista a perse demandan una transformación en aras de elevar la conciencia social del individuo, el maestro como actor político del sistema, el modelo de negocios busca incorporar modelos eficientes de gestión (conformación de equipos de proyectos) , con un manejo acertado en términos de responsabilidad social, buscar la forma en que la ética y la eficiencia no tengan contrapartes o sean refutables, por el contrario se busca es que puedan convivir una con la otra, crear modelos de negocio "éticamente eficientes" bajo esa perspectiva es como debe funcionar.


D:somos maestrosEquipo de Proyectos Microsoft Office PowerPoint.jpg

El proletariado de maestros, como activadores de la fuerza de trabajo, dadores de vida y progreso en los Centros de formación socialista, tienen por naturaleza una relación mutua entre fuerzas productivas y relaciones de producción, las cuales depende esencialmente de una comprensión correcta de la concepción materialista radical del individuo natural, históricamente determinado, que cumple un rol concreto en las relaciones sociales a las cuales está sometido, y el acto de conocimiento depende no tanto de una actividad intelectual pura sino de su actividad concreta como productor.

Dado que esta actividad pone a los hombres concretos, algunos directa y otros indirectamente, en un proceso de intercambio productivo con la naturaleza y con los otros hombres, generando la posibilidad de crear ideas sobre la realidad que le es exterior y sobre su propia condición de sujetos; permite al mismo tiempo proporcionar una visión como es el "deber ser", de las "relaciones de producción del maestro (a) "con los actores del sistema.

Siguiente la reflexión del párrafo anterior, puede mencionarse lo expresado en el célebre prólogo del libro Contribución a la crítica de la economía política, donde Marx explica el conjunto de relaciones de producción establecidas a perse de la manera siguiente:

[...]El conjunto de estas relaciones de producción forma la estructura económica de la sociedad, la base real sobre la que se levanta la superestructura jurídica y política y a la que corresponden determinadas formas de conciencia social. El modo de producción de la vida material condiciona el proceso de la vida social política y espiritual en general. No es la conciencia del hombre la que determina su ser sino, por el contrario, el ser social es lo que determina su conciencia.

Por otra parte, la determinación de los "modos de producción" y de la "clase trabajadora" categorizada como Maestro o Maestra INCES, no puede seguir siendo un concepto exclusivamente empírico. Es necesario determinar al maestro (a) como "parte transcendental de un conglomerado social", poseedor de criterios principalmente cuantitativos y estadísticos, el cual según su fuerza de trabajo y su relación de producción, muy fácilmente a corto plazo podía definir un monto de capital disponible, de esta manera podía medirse la magnitud de la demanda sostenida en bienes y servicios producto de la agenda económica que el país requiere a lo ancho y largo del territorio nacional, demandas que actualmente son insatisfactorias; esta acción podría decirnos la forma y mecanismos en que el maestro (a) como fuerza productiva se vincula realmente con el resto de la sociedad.

Por consiguiente, los conceptos de "fuerza productiva" y "relaciones de producción" interaccionan mutuamente, y sólo son comprensibles en el interior de la totalidad de la infraestructura donde estas relaciones hacen vida, como es el caso de los Centros de Formación Socialista. Tampoco se puede hacer una diferenciación tajante entre fuerzas productivas y relaciones de producción. Esto implicaría una posición mecanicista. Sin embargo pueden tratarse estos conceptos por separado por dos razones: una es para comprender mejor sus diferencias y por tanto sus relaciones e interacciones, otra, por las necesidades de una exposición ordenada.

En realidad, el maestro (a) como riqueza productiva y como parte de las fuerzas productivas es definido por si solo como "sujeto de trabajo", el cual para reproducirse social y económicamente necesita actuar sobre la naturaleza (de la cual forma parte), a través de instrumentos de trabajo, sobre un objeto de trabajo que es el que va a transformar con auxilio de esos instrumentos. El "Maestro", el "instrumento", el "objeto de trabajo" y los "conocimientos" sin los cuales el trabajo no puede darse, constituyen las "fuerzas productivas" del maestro de forma inexorable.

Es por ello que el análisis de la actividad creadora del maestro (a) permite entender su gran complejidad. Esta capacidad no ha surgido de inmediato en el maestro (a) ha sido un proceso lento y por etapas, se desarrolla partiendo de las formas más sencillas y elementales hasta las más complejas. Cada proceso y experiencia vivida por cada uno de los maestros (as) tiene su expresión particular, su desarrollo depende indirectamente de otras formas de actividad y, en particular, de la acumulación de experiencias, aquí es donde está la grandeza de ser un Maestro INCES, el cual es capaz de articularse en su accionar formativo y productivo con cualquier instancia gubernamental , nivel de organización popular etc.


D:somos maestrosGUIA ESTRATEGICA LINEAMIENTOS SOMOS MAESTROS INCES 2019.jpg

Finalmente, una de las acciones más importantes en aras de incentivar al maestro radican en el desarrollo de acciones propositivas y resolutivas, a fin de atender la protección social de los maestros (as), permite potenciar aquellos sistemas y medidas de protección social para el Maestro (as). Impulsar propuestas que estimulen al Maestro (a) para coadyuvar necesidades básicas como la salud, vivienda, alimentación, educación, seguridad, cultura entre otros incita el promover la organización y el encuentro permanente intercambio de ideas y procedimientos que conlleven a dar respuestas inmediatas de forma solidaria y revolucionaria entre los maestros (as).



Esta nota ha sido leída aproximadamente 415 veces.



Mineyomar Romero

Guayanesa de sentimiento. Administradora de Carrera, Profesora universitaria con un diplomado en investigación, Magíster en Ciencias Políticas. Actualmente estudiante de Doctorado. Cantante de Jazz y Bossa Nova. Su lema: Amor a Dios a la Patria Ciencia y Disciplina.

 romeromineyomar@gmail.com      @mineyomar

Visite el perfil de Mineyomar Romero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a284140.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO