La situación económica y los docentes nacionales

Para nadie debería ser un secreto que la economía venezolana está bajo
ataque de diversos factores que la dislocan por motivos políticos y
electorales. Uno de estos factores es la escases de productos
esenciales en los procesos comunes y existenciales del pueblo
venezolano, que desata una inflación real, que la misma sea inducida
o concreta es otra cosa, pero es real.

Los sectores privados se reúnen con el gobierno y solicitan
incansablemente medidas antipopulares. El gobierno tímidamente está
cediendo ante esa arremetida. Se implementaron ajustes del sector
trasporte, en la salud y alimentación en sus diferentes situaciones…
las clínicas elevaron los costos de cualquier intervención quirúrgica
y las medicinas están desaparecidas para llevarlas al exterior por los
caminos verdes y trochas que algunos militares corruptos ayudan a
abrir al contrabando.

Frente a esta situación los docentes nacionales nos encontramos
inermes y solo esperamos un llamado a movilizarnos. En algunos
estados, sin distingo de ideologías se están realizando asambleas
regionales para defenderse, solicitando puntualmente un merecido
ajuste salarial, porque aun cuando este año se realizó un tímido
ajuste de 10 % en enero y un 15% en septiembre el mismo fue devorado
por los índices de precios al consumidor estimados en un 62% (según el
BCV). La vigente convención colectiva no prevé absolutamente nada
para el próximo año; en septiembre, fecha en la cual se iniciaría la
discusión de una nueva contrato y sabemos que la inflación volverá
por sus fueros.

A través de medios oficiales se señala como traidores a algunos
voceros del pueblo venezolano por haber debatido en una asamblea en
Margarita el desastre de la actual situación económica por la que
atraviesa Venezuela. En Lara nos han llamado anarco sindicalistas
para desprestigiarnos por nuestra permanente lucha por las
reivindicaciones laborales de los docentes frente al estado.

Pero la situación económica nacional se encuentra en una situación
caótica y es en parte por el ataque de los factores privados
nacionales y extranjeros, enemigos del gobierno nacional, pero también
por errores conceptuales y económicos de sus asesores extranjeros
(franceses).

Porque con las mismas armas melladas del capitalismo y del
idealismo filosófico pretenden hacer entender al capitalista que se
trasforme en humanista. No es acaso, pedir peras al olmo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2378 veces.



Delfín Amaro


Visite el perfil de Delfín Amaro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a197017.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO