¡Venezuela un país al revés!

Las universidades autónomas, es decir, las que hacen lo que les da la gana, sus profesores  y autoridades, es decir, los que cobran sin trabajar, decidieron un buen día, no trabajar más para protestar a un régimen  que los oprime y persigue implacablemente por sus “ideas”. Asimismo las autoridades de estas universidades, es decir, las que fueron escogidas en elecciones libres, también apoyan e impulsan estas paralizaciones contra este régimen dictatorial, que no les permite el libre ejercicio  de la disidencia , es decir, quienes fueron electos  para trabajar por el buen funcionamiento de la universidad, en defensa  de su democracia, determinaron  que la universidad no funcione más, y así  enfrentar al régimen opresor  que ahoga sus gritos  de libertad; este es el caso de la UCV y su flamante presidente de la APUCV, a quien ya se le debe haber olvidado como dar una clase, pues tiene toda una vida de “dirigente”, ese pobre hombre acosado por sus ideas democráticas que posiblemente salga corriendo despavorido si alguien le muestra una tiza y un borrador. Este personaje ejemplar prototipo de la dirigencia opositora venezolana, se  refugia en la comodidad de la universidad para continuar lo único que sabe hacer y ha hecho en nuestra casa de estudios: conspirar y vender tacitas y adornitos. Tremendo dirigente se gastan estos ilustres profesores universitarios “ esperanza  de la Venezuela  del futuro”, ejemplo  de lo que debe ser una “democracia” muy particular, donde uno decide lo que quiere y cuando quiere, en este caso cobrar sin trabajar, porque  estos sacrificados opositores están muy molestos con el gobierno, muy en desacuerdo con la revolución, pero no dejan de pasar por el banco quince y último; claro, también argumentan “para eso somos autónomos”, ¡que dictadura tan atroz!, pobre gente, lo que “padecen”. Hasta  dónde puede llegar el grado de irresponsabilidad de quienes se supone tienen la obligación de trabajar en función de formar a los hombres y mujeres que el país está  necesitando. Con qué cara se presentan a la gran mayoría de jóvenes que sí quieren estudiar?, que no quieren perder más tiempo porque a ellos si les duele lo que invierten sus familias para su formación profesional, ¡qué les dirán?;  bueno como eso para estos  profesores no cuenta, como tampoco les preocupa esa pérdida de tiempo,  nada tienen que decir que no sea, “Maduro vete ya” ¡Qué sabroso hacer oposición sin arriesgar nada! que cómodo enfrentar al gobierno sacrificando solo la carrera de unos muchachos que andan tras un futuro que les permitiría  hacer  sus vidas  y al mismo tiempo, contribuir  con el desarrollo de la patria.

¡Señores profesores y autoridades universitarias!  que tal si en vez de sacrificar a estos jóvenes, sacrifican  ustedes su cómoda forma de hacer politiquería. Quien lucha por una causa sacrifica todo, abandona todo por esa causa; claro para ello hay que ser responsable,  y  tener  moral y  como en este caso estos “luchadores” ni son responsables ni tienen moral, y siendo su única causa “Maduro vete ya”, se convierten en unos luchadores Light, para  quienes la más dura batalla y sacrificio es cobrar sin trabajar, ¿ y el semestre de los estudiantes a quién le importa?. Bueno,  nada  de extrañar  esta particular forma de pelear de estos docentes ucevistas, pues en el pasado cuando si fue necesario y muy importante la pelea por mayor presupuesto, siempre fuímos  los empleados y algunos profesores  con trayectoria de avanzada en la universidad, quienes salíamos a pelear por mayor presupuesto, bastante heridos, presos y hasta muertos dejamos en estas luchas, de las que estos aguerridos profesores de ahora no se enteraron o se hacían los locos.

El mundo no disociado y pensante, eso que no se ha dejado envenenar por la campaña  sucia al servicio del poder económico  y los fracasados partidos políticos  cuarto republicanos, saben cual es el jueguito de profesores y autoridades  con los reiterados paros. Están ubicados, no engañan a nadie,  este país es otro, ya no se comen  el cuento  del coco del comunismo, come muchachitos. El pueblo venezolano sabe en que andan,  quiénes son y de donde vienen. En estos momentos y con estos desquiciados opositores, quién cree en la lucha de la rectora por la universidad, si todos la sabemos vinculada a la llamada MUD, asimismo, a quién pretende  engañar ese consejo universitario dándosela de muy democrático y de muy eficientes, siendo harto conocida la situación a la que han conducido a la otrora y gloriosa UUUCV; y si hablamos  de democracia, ese consejo no llega a ochenta personas y decide la vida ( más bien sería la muerte) de una comunidad que en su conjunto sobrepasa las sesenta mil almas.

En cuanto a la eficiencia, basta ver el estado hoy de la ciudad universitaria, empezando por su seguridad.  Sobre lo que pelean los dirigentuchos estudiantiles,  se les ve bastante el bojote cuando lo hacen desde la tristemente famosa plaza Altamira, desde las pantallas de CNN o cuando en sus protestas se hacen acompañar de conocidos y sacrificados “estudiantes” como Antonio Ledezma, María Corina Machado, y otros especímenes de esa fauna cuyo único interés por los estudiantes, es utilizarlos como carne de cañón y tontos útiles, aprovechándose de su escasa posibilidad de pensar y su flojera mental para analizar y generar una propuesta de país, que aún con las diferencias existentes podríamos trabajar juntos.

Es más fácil incendiar servicios de salud, universidades, mercados, preescolares, derribar árboles y degollar motorizados; para ello no hay que pensar mucho, solo se necesita odiar a Chávez, Maduro y todo lo que huela a revolución. ¡ Que vivan las ONG, Mc Donalds, el Sambil, los Blackberry y el tío Sam!.

Estos vende- patria universitarios, con el descaro y la inmoralidad que les caracteriza, exigen la libertad de quienes han robado, incendiado, destruido y asesinado en sus “pacíficas” protestas ¿ acaso la condición de estudiantes y el derecho a la protesta los faculta para cometer todo tipo de atropello y desmanes impunemente?. ¿dónde quedan los derechos humanos de cientos de ciudadanos agredidos por estos forajidos cuya irracionalidad dista mucho de alguien que haya tenido la oportunidad de convivir en el sano y constructivo ambiente universitario?.

Los muchos años pasados en la otra UCV, nos hace lamentar con tristeza en lo que han convertido estos disociados la casa que vencía las sombras; hoy la encontramos vencida por la dictadura ideológica de quienes exigen democracia, por los apátridas que prefieren tener papel toilette y no patria, y por las supuestas mentes lúcidas que valiéndose de su condición ductora  y del control que le da su status, manipulan y someten a la población estudiantil, como en los tiempos de la iglesia escolática, cuyo dogma era “creed y no preguntéis”, el cual  sirvió de base para la formación de corrientes negadoras de todo lo que representó  el sano debate y la constructiva confrontación de ideas.

De la derrota de esta fauna de toda pezuña depende el futuro de nuestro país, pues solo imaginarlo al frente de la conducción de esta patria produce escalofrío; basta ver en lo que han convertido a nuestra  querida UCV y recordar las pocas horas de Carmona “el breve”, en abril del 2002.

¿Qué pensaría hoy de su UCV nuestro recordado rector magnífico?

Al menos estamos seguros  que a estos peones del imperio les volvería a recordar: No solo hay que ser universitario, también se debe ser digno de esa condición.

Ramón Blasco (guameño).   Mayo 2014.

Dirigente Sindical



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3657 veces.



Ramón Blasco


Visite el perfil de Ramón Blasco para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: