La UPEL ¿La guarimba golpista?

Curioso que ciertas instancias de la Universidad Pedagógica Experimental libertador, Upel, como su Consejo universitario y la Asociación de Profesores, Aproupel, sean tan diligentes en suspender las actividades académicas y publicar comunicados sin consultar a sus bases profesorales; desde el miércoles o jueves pasado, cuando sectores de la Oposición política nacional, (usando como punta de lanza a sectores juveniles, dieron principio a lo que el Dr. Jorge Rodríguez, el alcalde del Municipio Libertador o de Caracas, da en llamar Golpe Continuado, inmediatamente), dan la orden de suspender las clases en todos sus núcleos, que son ocho. Y la flamante Asociación de profesores, con la plata de todos nosotros, se supone, saca un comunicado inconsulto, dando vivas a sus gloriosas juventudes. Sus hijos, dicen.

Bueno, en realidad Aproupel, casi nunca consulta sus decisiones, ni asambleas hacen en sus núcleos. Al menos aquí en el Instituto Pedagógico de Barquisimeto nunca hacen asambleas. Aunque tampoco toman decisiones autónomamente, siempre esperan qué lineamientos emanan de Caracas la directiva nacional o de la Fapuv. Son patéticos operadores políticos, muy diligentes en su activismo opositor, de hecho hablar con directivos locales supone un inmenso esfuerzo, aplicar mucho autocontrol, porque sus labios no hacen sino parafrasear las consignas de la mud y sus leaderships, cuando no mera repetición de las consignas más virulentas opositoras. En la plaza y en los mercados populares hay más racionalidad y sindéresis, a veces, que en estos organismos universitarios, nos comenta una compañera de trabajo académico.

El lunes pasado en que se reanudaron las actividades académicas y administrativas las secciones estuvieron pocas concurridas, tan acostumbrados están muchos estudiantes a que las altas autoridades de la Upel, pidan que sus núcleos se plegue a cuanto paro haya que ya no se preocupan por asistir a sus clases. El paro, se diría, es parte de la cultura organizacional de la Upel. Pero, ¿están todos esos graves señores del Consejo Universitario y de la Asociación de profesores contestes con la guarimba golpista? O, por el contrario, las suspensión de actividades en la Upel obedece a una preocupación de tan altas autoridades por evitar agresiones a la integridad física de la comunidad estudiantil?

En estos momentos históricos cuando quieren poner en dudas la viabilidad de la Revolución Bolivariana, como lo hace ese ser del Olimpo científico que habla español como un personaje de las comiquitas, llamado Dieterich o algo así, las universidades de nuevo tipo, experimentales y asimiladas a las políticas públicas del Estado-Nación, como son las universidades territoriales, Misión Sucre u otras, son mayores numéricamente que las experimentales tradicionales, que tanto cariño les tenemos, como hemos expresado en otras ocasiones, cuando nos han dejado por este o cualquier otro medio. Bueno, allí no se han suspendido las clases y gracias a Dios, la virgencita y los santos será, no ha pasado nada. ¿Qué efecto tendrá entonces suspender las clases, a penas a inicios de semestre en la Upel? ¿No es Paulo Freire quien en su obra Pedagogía del oprimido quien dice que la educación es un acto político? Ergo, es muy preocupante que los estudiantes no asistan a sus clases aún cuando las haya, como el lunes 17 de febrero pasado e igualmente sorprende que acepten, así de buenas a primeras que las autoridades tal vez en su pleno derecho y previendo desórdenes suspendan actividades.

Estas protestas que se están dando en Venezuela, no son nada inocentes y mucho menos pacificas, por lo que hay que llamar a la reflexión. Por lo que pedir que haya clases y asistir a ellas también son un acto político y es la única forma de que estas corporaciones justifiquen sus existencia, que por cierto parece que instituciones educativas universitarias como la Upel ya tiene poca relevancia científica-técnica y relevancia social. No lo decimos nosotros, recientemente el mismo Sr. Rector, Dr. Raúl López Sayago decía en un programa matutino por Unión Radio, donde compartía micrófono con el investigador Dr. Tulio Ramírez, que la Upel en los últimos años ha disminuido drásticamente su matrícula en todas las especialidades y particularmente en aquellas de llamadas de las ciencias experimentales y formales: física, biología, ciencias de la tierra, química y matemáticas; de hecho este nuevo semestre en el Instituto Pedagógico de Barquisimeto, la matrícula de nuevo ingreso no superó los cuatro mil inscritos. ¿Dónde ha ido a parar ese pelotón de bachilleres que antes pedía cupos en la Upel-Ipb? Pues a los nuevos dispositivos universitarios que ha desarrollado la Revolución Bolivariana, la Misión Sucre, la Unefa, la UBV, la Elam, entre otros. ¿Eso hace que las universidades históricas autónomas y experimentales tradicionales reaccionen al modo de organizaciones políticas con fines electorales? En concreto, ¿será verdad que la Upel, con sus medidas de suspensión de actividades participa, a su modo, de las guarimbas golpistas?

Antes que eso la jerarquía de la Upel o su asociación de profesores deberían estar pensando y elaborando estrategias para que no vaya a perder esta institución su relevancia y pertinencia social, que todo indicaría que la está perdiendo: su currículum que tiene como quince años reformulándolo poco responde a las demandas sociales y al estado del arte de la ciencia y las humanidades, sus egresados están siendo desplazados porque lo que aprenden tiene poca relación con las políticas públicas que en educación desarrolla la revolución, no lo decimos nosotros. Lo dicen sus propios estudiantes y egresados, ¿la Upel se está desmoronando? Si se juzga por su estructura por su estructura física, eso parece innegable, y si es por su currículum, bueno, no sé, quién sabe.

Tengo dudas, porque sus grande popes locales, según nos hemos enterado, antes que estar pensando en desarrollar políticas elevadas de educación y pedagogía, sólo están pendientes de invierten sus días y sus noches en mediocridades, luchas por el poder, armar componendas, etc. En un quítate tú pa´ponerme yo, pactar con uno u otro grupo; y hasta supuestos chavistas entran en pactos con la derecha adeca para acceder a puestos ridículos, como una Secretaría encargada; en que no se puede impulsar la transformación universitaria, por ejemplo.


luissaavedra2004@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2605 veces.



Luis Saavedra

Docente, Trabajador popular.

 luissaavedra2004@yahoo.es

Visite el perfil de Luis B. Saavedra M. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis B. Saavedra M.

Luis B. Saavedra M.

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /educacion/a182450.htmlCd0NV CAC = Y co = US