Yadira desmemoriada

El tema de la burocracia siempre da temas para conversar, esta semana que recién termina, además de la brutal campaña electoral opositora caracterizada por la evidente desesperación de tener un candidato inexpresivo y falto de aliento popular, tuvimos en las calles de Caracas a las/los camaradas de la Únete dirigiéndose  a la sede del Poder Gubernamental a llevar allí el resultado de su abnegado trabajo en portones de fábrica consultando a trabajadoras y trabajadores de la Patria sus opiniones de lo que debe contener la nueva Ley Orgánica del Trabajo a decretar por el camarada Presidente Hugo Chávez en mayo próximo. Que diferencia con la forma de acometer esta discusión entre esa central clasista y la forma en que la autodenominada Central Socialista, de reciente formación, ha entrompado ese estratégico tema. Recolección de firmas en el Metro, vaya que son flojos esos burócratas de oficio, limitando su accionar político de apoyo a lo que debería ser la nueva LOT a cancelar sueldo a compatriotas colocados en las estaciones del Metro en un horario determinado y recoger firmas para apoyar algo tan desconocido como lo es la supuesta nueva LOT a ser aprobada por el camarada Chávez. Así actúa la burocracia gubernamental, toda su actuación se limita a lo mediático, aparecer en el 8.

  Y mientras la nueva aristocracia sindical lucía sus nuevos trajes y vestimentas en los medios públicos, las/los trabajadores universitarios salían nuevamente a la escena de la confrontación de clases, ésta vez lo hacían en reclamo de un derecho que ésta Revolución les ha reconocido en buena lid, ser ciudadanas y ciudadanos universitarios con plenitud de derechos y entre éstos, el de poder votar en la elección de sus autoridades. La LOE en su artículo 34, Numeral 3, al menos así lo ha dispuesto: “Elegir y nombrar sus autoridades con base en la democracia participativa, protagónica y de mandato revocable, para el ejercicio pleno y en igualdad de condiciones de los derechos políticos de los y las integrantes de la comunidad universitaria, profesores y profesoras, estudiantes, personal administrativo, personal obrero y, los egresados y las egresadas de acuerdo al Reglamento. Se elegirá un consejo contralor conformado por los y las integrantes de la comunidad universitaria…”

  Este Derecho Humano universal que tanto esfuerzo ha costado a la clase trabajadora universitaria obtener, consagrado en Ley desde 2009, no es compartido por sectores de la oligarquía profesoral oposicionista que dirige nuestros centros de estudios universitarios; quienes han pretendido desde entonces, por un lado invalidar la LOE mediante Recursos de Nulidad ante el TSJ y, por el otro, desconocer Sentencias emanadas de nuestro máximo Tribunal, que le ordenan reformar los Reglamentos Electorales y adecuarlos al mandato de la LOE, antes mencionado.

La oligarquía profesoral, oposicionistas “académicos/académicas”, desafían con ello las/los Magistrados de nuestros Tribunales y sus decisiones: “La rectora de la Universidad de Carabobo (UC), Jessy Divo de Romero, aseguró que cualquier modificación que se le haga al reglamento electoral de la casa de estudios se regirá únicamente por la actual Ley de Universidades. Este planteamiento fue hecho luego de que algunos diputados del Consejo Legislativo del Estado Carabobo (CLEC) exhortaran al alma máter a acatar la sentencia emitida el pasado diciembre por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), en la que se propone elaborar un nuevo reglamento para las elecciones, el cual debe estar apegado a la Ley Orgánica de Educación (LOE). En caso de no hacerlo se ordenó la suspensión de todos los comicios. Las autoridades universitarias han planteado en reiteradas oportunidades que el Consejo Universitario (CU) no aprobará la elaboración de un nuevo instructivo. La rectora explicó que la LOE expresa claramente su ámbito de implicación y no incluye a las universidades autónomas…” (El Carabobeño, 03/03/2012, Leimar García Luzardo).

  Y mientras estos ocurría con la Carabobo; en la UCV, sus autoridades decidían convocar para el venidero 8 de junio elecciones rectorales, sin haber modificado el Reglamento Electoral, valga decir, incumpliendo una Orden emanada del TSJ, tal como nos lo explica el Representante Profesoral ante ese Cuerpo de decisión universitaria el Prof. Miguel Alfonso de Proyecto Socialista en su voto salvado:  “Ante la decisión del CU en la sesión de fecha 07-03-12 en relación a la aprobación del cronograma para las elecciones de las autoridades rectorales de la UCV para el período 2012-2014, los profesores Baldo Alesi (representante de la Ministra de Educación Universitaria) y el profesor Miguel Alfonzo (representante profesoral), ejercieron un voto negativo razonado. Esto es debido a que esta decisión va en contra de la decisión del TSJ del 10 de agosto del 2011 que pronunció la Sala electoral, quien ordenó “…a la Rectora de la UCV, que en un lapso perentorio, que no podrá exceder de quince (15) días hábiles de la Universidad, contados a partir de la notificación del presente fallo, proceda a convocar al Consejo Universitario, para que ese órgano colegiado, dentro del lapso de treinta (30) días hábiles, reforme y publique el Reglamento de Elecciones Universitarias de la Universidad, a fin de ajustar su contenido a las disposiciones de la vigente Ley Orgánica de Educación y a las consideraciones emitidas por esta Sala”. Esta decisión del CU tiene la intención de provocar y burlarse de las aspiraciones que tienen, desde hace años, diversos sectores de la comunidad universitaria de la UCV de ejercer sus derechos políticos para elegir las autoridades universitarias de forma igualitaria. El gobierno revolucionario les dio esperanzas reales para hacer realidad sus aspiraciones, mediante la CRBV y la LOE, dando la oportunidad de la participación protagónica al pueblo en todos los procesos políticos del país. Sin embargo, este CU sistemáticamente ha obstaculizado la ejecución de estos derechos, negando la ejecución de la decisión del TSJ. La mayoría de los miembros, conscientes de los conflictos internos de la UCV que va ocasionar su decisión, hace pensar que posiblemente uno de sus fines que persiguen es crear un ambiente de zozobra y conflictividad en un año electoral, entrando en un desacato ante el TSJ y colocando sus intereses políticos por encima a los intereses de la UCV. Estamos en presencia de un desacato por parte del Consejo Universitario que puede traer consecuencias…”

  Esa decisión del Consejo Universitario de la UCV no podía pasar desapercibida para la clase trabajadora universitaria que, una vez más, es objeto  de un trato discriminatorio y excluyente por ese sector de oposición autocalificado como “académicos/académicas”. Mientras Chávez incluye, la Oposición excluye y discrimina.

Esa es la realidad que deja al descubierto la decisión fatídica del Consejo Universitario de la UCV, nada distinta a la del resto de universidades autónomas y algunas experimentales. Dejando entrever, con esa decisión, el encaje de la institución universitaria en el plan desestabilizador y violento que está en curso por parte del candidato oposicionista Capriles Radonski, ante el descenso pronunciado de las simpatías populares hacia su candidatura. Propiciar la violencia es la consigna de ese sector minoritario de nuestra población, y las universidades no deben quedar como la guayabera del plan oposicionista.

  La clase trabajadora al desarrollar su agenda reivindicadora de su condición de ciudadanas y ciudadanos universitarios lo hace es reivindicando nuestra Constitución Bolivariana, reivindicando la LOE y los organismos institucionales que se ha dado nuestra Revolución Bolivariana, mal hace la ministra Yadira Córdova en su intento de estigmatizar al trabajador/trabajadora universitaria colocándola en la acera de enfrente: “La Ministra de Educación Universitaria, Yadira Córdova, rechaza protestas de un grupo de trabajadores de la Universidad Central de Venezuela (UCV), señalando que estas "son ajenas a todas las transformaciones positivas que se están dando en el país y en las casas de estudio". Córdova demandó que hay algunos empleados diciendo cosas que no son, convocando a paros y tomando medidas que "utilizan injustificadamente la bandera de reivindicaciones sociales"  (AVN, 21/03/2012). Qué molestará a la ministra Córdova, que las/los trabajadores de la UCV luchen por su derecho al voto o que le crean problemas a su “amiga del alma”, la rectora Cecilia García?  ¿Se está con el enemigo o con la Revolución Bolivariana? Ambigüedades por resolver.

  Más a fondo, la ministra Córdova enfatiza su ataque a la clase trabajadora universitaria: “En las universidades estaría tomando cuerpo un plan desestabilizador, denunció ayer Yadira Córdova, ministra del Poder Popular para la Educación Universitaria. Esa sería la razón por la que algunos grupos quieren mantener activo un foco de conflicto en las distintas casas de estudios del país. “Todos los días aparece una exigencia, incluso de algunas cosas que se pueden resolver internamente; pero sin embargo, las traen para acá (su despacho)”, indicó…” (Correo del Orinoco, 21-03-12). Nos preguntamos, para qué carrizo el Presidente Chávez nombra ministros y ministras y demás funcionarios/funcionarias públicos, no es para que resuelvan problemas. La ministra Córdova se molesta con la clase trabajadora universitaria porque le lleva problemas a su Despacho, habrase visto mayor muestra de flojera institucional. ¿Qué pensará el camarada Chávez de su ministra, tan cargado de problemas como debe estar?, con ministras y funcionarias/funcionarios públicos así, imposible curarse de un cáncer.

Por fortuna existe Elías Jaua, quien en la marcha de la Únete designó a su asistente Richard Canán para que se reúna con el Coordinador General de Fetrauniversitarios, el “desestabilizador” Eduardo Sánchez  y conversen sobre la problemática universitaria, incluyendo, así estimamos, la política sectaria y excluyente que viene implementando la ministra Córdova y su directora Opsu, la fatídica y no bien vista por la clase trabajadora universitaria, Tibisay Hung, de reunirse con las federaciones minoritarias del sector universitario que solo saben decir Sí a sus políticas neoliberales y contrarias al  Buen Vivir  del trabajador/trabajadora universitaria.

Y mientras ello ocurre, la memoria de la Córdova no da para más, recuerde ministra que ese libreto le fracasó en 2011, en esta oportunidad hasta el cargo puede costarle, haga memoria: http://www.aporrea.org/educacion/a132332.html  y más memoria: http://www.aporrea.org/trabajadores/n191943.html 

henryesc@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3223 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Movimiento Estudiantil, Educación


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a140706.htmlCd0NV CAC = Y co = US