Ley de Consejos Estudiantiles Vía Habilitante (2da. Parte)

Parte I (http://www.aporrea.org/educacion/a137649.html)

En este análisis histórico de los intentos de conformar un bloque estudiantil progresista adecuado con sentido de pertenencia al proceso de transformación Revolucionaria educativo, romper con los paradigmas del vicio representativo que aun se vive en las casas de estudios del país.

 Todos las organizaciones que han nacido al calor de la revolución en el ceno estudiantil, hoy tienen algún precedente político, pero tampoco cuajo por falta de camino o visión, de pulir o formar un liderazgo diferente a el que venia funcionando como resistencia en las ultimas cuatro décadas, donde se secuestraba un autobús para poder ir a alguna  concentración, alguna actividad política  cultural, sacar los pupitres a la calle, encapucharse o secuestrar las autoridades para poder tener voz ante la población que no entendía y no sabia la realidad de las necesidades reales en nuestras casas de estudios.

Al llegar la revolución debemos evaluar lo positivo o el beneficio que hemos tenido mas allá del apoyo económico y académico.

Hemos criticado con argumentos y otro sin fin de señalizaciones a los que manejaron nuestra educación en la cuarta república, pero debemos llamarnos a la reflexión y preguntarnos ¿ que pasa con los movimientos y los compatriotas de izquierda de la Universidad Central de Venezuela? ¿que esta ocurriendo la la llamada niña de la revolución, nuestra Universidad Bolivariana de Venezuela que para muchos es la alma mater de nuestro proceso de transformación educativa humanista.

Si es verdad, hemos avanzado en cuanto a nuevas casas de estudios, mas becas, mas transportes, reivindicando al olvidado, al negado a una educación gratuita, pero muchos vemos con preocupación la determinación y acción del movimiento estudiantil institucionalizado, marcado por quienes emplean políticas acordes a su criterio y formación pedagógica y política.

El estudiante progresista de hoy tiene el privilegio de tantas cosas que ayer nuestros padres y abuelos no tuvieron de los gobiernos fascistas de la derecha venezolana, bonito ver las pancartas hechos de tela en todas partes, panfletos, grafitos, las famosas vacas para comprar pan y el refresco o hacer el guarapo de papelón, las cantatas de los cultores que daban clases en las facultades de filosofía y artes ecenicas, el parlante.

Ahora si no tenemos un pendón de tres por tres no queremos marchar, sino tenemos autobuses con aire y refrigerio no se mueven, si no tenemos una tarima con sonido no debatimos, no discutimos y expresamos.

Si no me dan el viático no hago reuniones o talleres de formación política ideológica.

Es verdad, somos gobierno, y gracias a la revolución podemos tener eso, aun así mis queridos compatriotas, en tener el privilegio de estar en una tarima con el Presidente de la República, que es un apasionado hacia los logros de la juventud y los estudiantes, que da todo su apoyo, sin embargo, seguimos metidos en la representatividad de un viejo sistema dominador, con una Ley de Universidades que esta caduca, y que sigue siendo un instrumento repito, de dominación y manipulación sin tomar en cuenta a las bases estudiantiles.

Se que muchos están donde están por coyunturas y demagogia, otros seguimos en las trincheras buscando la manera justa de enamorar y hacer entender que simplemente el joven la joven, el estudiante, la estudiante es insurgente por naturaleza, y que celebramos que el gobierno nos apoye, nos brinde herramientas para seguir adelante en nuestra formación, tener valores y principios necesarios para lo que realmente necesita la patria, en lo social, en lo político, lo económico y cultural, a todos por igual, con sus diversidad, pero aun no hemos entendido que es necesario retribuir todo lo que se no esta dando, no en marchas, pintando paredes y pegando afiches, sino allá en los cerros, en el campo, en la fabrica, en el ceno del hogar mismo.

Ahora bien, para el mes de abril deberíamos entregarle al Comandante Presidente un compendio de firmas, y una propuesta de ley, debatida, analizada, que convenza y se adapte a la realidad para romper con la cadena de la burocracia rancia que persiste dentro de las universidades y los liceos, tenemos la oportunidad de oro, de tener un instrumento legal que de pie a la realización de proyectos comunitarias, a la verdadera contraloria social, el dominio y prosecución de los planes educativos.

El Poder Popular Estudiantil, mas allá del Polo Patriótico, mas allá de las cuatro paredes, debe ser universal, transparente hacia nuestro pueblo, la motivación y el sentido de pertenencia hacia esta Ley que sera bastión de resistencia por parte de la derecha endógena, los quinta columnas y la ultra derecha.

 Sabemos que hay quienes son presidentes de centro, de federaciones, secretarios, que están enquistados para no soltarlo, pero ya esta bueno, ya es hora de asumir esto con seriedad y dar pie a la propuesta del compatriota Hugo Chávez.

Vamos pues a dar la batalla con humildad y con criterio, respetando la diversidad, y dando pie a la verdadera transformación popular educativa.

Todos somos protagonistas, todos somos pioneros de esta gran batalla, con el espíritu de nuestros libertadores, con la pasión patria Bolivariana.

Ley de Consejos Estudiantiles ya.

rufinazam@hotmail.com

Estudiante Misión Sucre Caracas, Venezuela.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2342 veces.



John Duarte


Visite el perfil de John Duarte Zambrano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a137758.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO