A propósito de esclavos, libertos e ideología

Sin tener una mentalidad de esclavos recién libertos, ni tampoco
estar creyendo en pajaritos preñados de los lideres sindicales de la
oposición. Como tampoco que se les haya muerto la mosca a los
diputados revolucionarios, aun cuando el mismo presidente se los
advirtio y los de la derecha les estén tomando la delantera por los
derechos de los trabajadores.

No se puede negar la existencia de la necesidad de un aumento
salarial para los trabajadores y trabajadoras del país. En especial
para los educadores y educadoras. Porque al igual como en el pasado,
un proceso de construcción socialista no se decreta, como tanpoco
se justifica por el solo hecho de cumplir una promesa electoral.
El socialismo es algo muchos mas serio que la simple declaratoria
publica de estar en un socialismo. El mismo debe articularse con una
estrategia de formación política en materia educativa frontal. La
cuestión es ideológica. Que interpele toda la sociedad con un
currículo para la liberación. Que deje la mojigatería de los
ministros de educación de “que pensaran mis amigos del country” (los
medios). No habrá socialismo con la mayoría de los medios de
producción en manos de la vieja oligarquía vieja y menos de la nueva.
La vieja, aquella que por siglos y décadas estuvo mendingando las
migajas que dejan la explotación de la oligarquía extranjera.
Tradicionalmente terrateniente y que algo de ella evolucionó a otras
sectores de la producción nacional y ahora se presenta como moderna
bajo el eufemismo empresarial como es el caso Gómez Sigala, o la
María Corina que viene de la industria y el resto de la misma,
socia en el sector financiero al capital mundial .

Respecto a la nueva oligarquía que surge de la mano de sus amigos
milicos o no, colocados en diferentes cargos estratégicos de la
administración publica. Como por ejemplo tenemos, los que hasta ayer
administraba los puertos y aeropuertos y que fue solo recientemente
que se descubrió que un gobernador, generalote él, con cara de bobo,
rojo rojito, tan bolsa hasta para decir sus zoquetadas en
entrevistas mediáticas, donde confiesa la idiotez, su supuesta
inmadurez política. Igual pasa con otros sectores donde
funcionarios disponen de cuantioso recursos de la principal empresa
del País. Unos fondos de pensiones para especular en el mundo de las
finanzas. En fin, lo importante es la cantidad de recursos
económicos que están en manos del estado y no han pasado a ser
administrados por el pueblo a pesar de que el presidente les ha
ordenados a sus funcionarios que los transfiera al poder popular.
Eso todavía nadie entiende porque continua pasando.

Mientras tantos, los educadores del País, sobre todo sus maestras y
profesoras porque son en su mayoría mujeres, ganando un misero
sueldo como funcionarios de tercera o cuarta categoría. Un ministerio
que no ha cambiada nada desde hace 11 años, solo su rimbombante
nombre, como es el caso del ministerio del poder popular para la
educación, que no entiende nada de ideología, con el currículo
totalmente paralizados. Pensando en unas computadoras portátiles que
le harán el trabajo curricular, por favor. Esperando que las
morrocoyudas estructuras, como son las zonas educativas del país,
realicen sistematizaciones de los saberes populares. Zonas
educativas más interesadas en la administración de recursos de los
comedores escolares en el programa del PAE. Con sus amigotes de las
cooperativas haciendo el billetes con nominas abultadas de niños
inexistentes. Sin supervisión, menos acompañamiento educativos, es
decir sin rumbo estratégicos, solo quitándoles derechos laborales a
las maestras y maestros que en jornadas de 40 horas semanales de las
escuelas bolivarianas se enferman y mas veloz que Maldonado en
circuitos de formula 1 les quita el bono bolivariano porque y que no
atienden los niños en aulas de clase. Toda una política neoliberal.

Por últimos, un sindicato cuyos lideres están proponiendo de forma
oculta, actas convenios a sus amigos los ministros o ministras, no
importando retroceder y entregar derechos laborales que los
maestros lograron en décadas pasadas por luchas contra gobiernos de
la cuarta republica y metiéndole un gato por liebre a este, un
gobierno obreristas….

Los maestros y maestras necesitan un ajuste salarial digno y la
discusión de sus condiciones de vida y trabajo contemplados en su
CONVENCIÓN COLECTIVA, es lo menos que necesitamos ahora.

delfin191@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1487 veces.



Delfín Amaro


Visite el perfil de Delfín Amaro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a120582.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO