¿Alegria de tísico con el PIB y tapando la pobreza con el "nuevo'' modelo de desarrollo de la revolución?

Todos los que tuvimos la suerte de hacer la vida universitaria en la UCV, vivimos muy de cerca, ese proceso reflexivo de la llamada teoría de la dependencia que floreció en América Latina a partir de la década de los cincuenta del Siglo XX.

Toda la izquierda de América Latina, se volcó en un gran esfuerzo intelectual, contra los planteamientos y la propuesta de desarrollo que promovía la CEPAL, con la figura de Raúl Prebisch a la cabeza. Se impuso en esa época, la política de sustitución de importaciones y una concepción del desarrollo centrada en el crecimiento. Crecer económicamente, era una señal de un "desarrollo" que se reflejaba exclusivamente en dos indicadores muy mentirosos: el propio crecimiento de la economía y su indicador estrella del ingreso per cápita.

En Venezuela y en la UCV destacaron Maza Zavala, Armando Córdova, los hermanos Michelena, Salvador de la Plaza, Hector Malave Mata, Orlando Araujo y otros docentes e investigadores, cuyos nombres no recuerdo(*). Bajo esta orientación de la izquierda, el desarrollo tenía un sentido e impacto humano.

La izquierda develó teóricamente, el sentido de un desarrollo que miraba únicamente lo económico y ocultaba el sentido político de un "desarrollo", que se producía casi automáticamente con el crecimiento económico. El llamado ingreso per cápita, que resulta de dividir el ingreso nacional entre el total de la población, mostraba una mentira. Con CAP, tuvimos (de mentira) uno de los ingresos per cápita más alto del Mundo y una gran pobreza.
Delcy Rodríguez, que participará en la Cumbre (décima) de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) que tendrá lugar en México, nos comunicó una muy buena noticia.

Como lo hacían los copeyanos y los adecos, Delcy Rodríguez manifestó "que Venezuela ha cumplido con la máxima meta de crecimiento económico del Producto Interno Bruto (PIB) a nivel mundial". https://www.aporrea.org/economia/n367874.html

Es una buena noticia para celebrar, pero hay que intentar volver a ese concepto que la izquierda promovió y seguir cuestionando, el concepto de desarrollo que esa misma izquierda enfrentó con sólidos argumentos.

Como aconteció durante la IV, tenemos hoy un PIB que rompió la vitrina donde se exhibe un modelo de desarrollo muy desigual, pero dejó intacta o en peores condiciones, la% vitrina de la pobreza cargada con todos los objetos que muestran la pobreza crítica.

El SENIAT por ejemplo, sigue siendo una institución muy aliada con ese "desarrollo". Socialmente, la propuesta de las Zonas Económicas Especiales, que parece ser la palanca que usará la revolución para promover su desarrollo, manda al carajo el objetivo histórico número 1. El desarrollo endógeno, probablemente lo mandaron a otra parte.

Unos pudieran objetar y decir, que ese no es el modelo de la revolución y expresar, que el modelo es plan de la patria. Los que así piensan, pueden ir al modelo del plan patria y luego se preguntan sobre la felicidad de Delcy con esa meta, olvidándose de la vida de los venezolanos, que ya es muy amarga. https://www.aporrea.org/economia/n367874.html

Pudo decir Delcy como mejor noticia, que en revolución y en crisis, la igualdad y la distribución de la riqueza, se realiza con un patrón que favorece a los trabajadores y los pobres, pero todo continúa con el patrón de la IV.

NOTA. Puede verse (entre otros muchos libros: Venezuela Crecimiento sin Desarrollo. Autores. D. F Maza Zavala, Orlando Araujo, Hector Malave Mata, Alfredo Chacón, Miguel Bolívar y otros.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 735 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: