El nuevo salario mínimo la inflación se lo pulverizó

El tiempo que el gobierno nacional tardó en decidir el nuevo salario mínimo de 7 millones más el bono de alimentación de 3 millones, Según Gaceta Oficial Extraordinaria N° 6.622, Decreto N° 4 602, de fecha 1º de mayo de 2021, la hiperinflación en menos de 24 horas lo convirtió en sal y agua.

De eso no hay dudas, todo aquel que logro comprar alimentos, justo al anunciarse el aumento, percibió como su salario se convirtió en nada. Incluso puedo añadir que el nuevo salario resulta inferior al compararlo con la suma de los bonos del sistema Patria, el de la guerra económica para los pensionados y el de eficiencia (dirigido a los trabajadores de la administración pública) que el gobierno otorga mensualmente.

Cabe destacar que contrastando los aportes en materia de bonos del sistema Patria se evidencia más crudamente la devastación del incremento salarial del 01 de mayo. En consecuencia, lo que devenga un funcionario activo por concepto del nuevo salario mínimo más los bonos que recibirá del sistema Patria alcanzara la cantidad de 24 millones 500 bolívares, unos 8.6 dólares. En cambio los pensionados del SSO y Amor mayor percibirán 16 millones 500 mil bolívares, es decir 5.8 dólares y en el caso de los jubilados el salario mínimo + bono del sistema Patria+ bono de eficiencia (hasta donde conozco solo los educadores lo reciben con el nombre de bono Simón Rodríguez) el monto seria de 24 millones 500 mil bolívares, equivalente a 8.6 dólares.

Ahora bien, si todo lo anteriormente expuesto lo contrastamos con el costo de la Canasta Alimentaria Familiar- CAF del mes de marzo 2021 que de acuerdo con el Centro de Documentación y análisis para los Trabajadores- CENDAS, se ubicó en 429 millones 471 mil 806 bolívares, al cambio 230 dólares, considerando un tasa de cambio de BCV de 1 millos 867 mil 269 bolívares por dólar, podemos inferir que el déficit del salario mínimo para el mes de marzo era de 89.9%. De allí que surge la pregunta ¿cuál será el déficit para el mes de abril?

Así mismo, es previsible que el costo de la CAF al concluir el mes de mayo con en relación al costo de la misma en el mes de marzo (con un dólar en ascenso y pisando la barrera de 3 millones) tendrá un costo aproximado de 77 salarios mínimos o más.

Mientras tanto, los precios de los alimentos seguirán subiendo, los salarios depreciándose y reduciéndose a su mínimo valor, la especulación galopando, la pobreza y la desnutrición en crecimiento exponencial en tiempos de pandemia y la adquisición de la CAF será cada vez más difícil.

En resumen, todo parece indicar que quienes asesoran al gobierno no dan pié con bola y desconocen esta realidad. Inclusive diseñan políticas salariales sin tomar en cuenta los datos y proposiciones de investigaciones serias acerca de los niveles de pobreza extrema y de desnutrición que cada día su incremento es mayor. En conclusión ya el nuevo salario mínimo lo pulverizó la hiperinflación..



Esta nota ha sido leída aproximadamente 948 veces.



Carlos Mezones


Visite el perfil de Carlos Mezones para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: