El BCV permite la devaluación infinita y la desigualdad de ingresos

INTRODUCCIÓN

A continuación seguiremos defendiendo la tesis que hemos venido planteando desde hace más de seis años: "La variación del dólar paralelo en estos días es producto de la manipulación cambiaria con fines políticos electorales. El objetivo es que el votante vaya y castigue al Gobierno revolucionario (…)"

En esta oportunidad develaremos como la política de persecución del dólar paralelo por parte del sistema cambiario oficial, valga decir, permitido por el BCV, ha venido generando una devaluación casi que infinita, que genera desigualdad de ingresos y pudiera #estar haciendo perder popularidad al Gobierno.

Cabe recordar, que el Tipo de Cambio de Referencia SMC (Sistema del Mercado Cambiario) lo publica el BCV tomando como base el promedio ponderado resultante de las operaciones diarias de las mesas de cambio activas de las instituciones bancarias participantes, conformadas por bancos públicos y privados. En ese sistema se relacionan hombres y mujeres del mundo del dinero, de la alta burguesía venezolana, las riquezas y opulencias propias del mundo financiero, bancario, empresarial y bursátil nacional.

SARCASMOS Y REALIDAD ECONÓMICA

• Gracias Nelson Merentes, por reconocer el 16 de enero de 2016, cuando eras presidente del Banco Central de Venezuela, que la inflación del año 2015 fue explicado por la constantes variaciones del tipo de cambio paralelo.

A partir de ese momento, los especuladores cambiarios y los beneficiados de la emisión de dólares del BCV han tenido un aliado estratégico para enriquecerse cada día comprando y vendiendo dólares petroleros y no petroleros. Gracias a eso, la desigualdad de ingresos en Venezuela ha crecido enormemente en los últimos 6 años.

• Gracias BCV, gritan los árabes, judíos, portugueses, chinos, colombianos, españoles, ecuatorianos, peruanos y algunos venezolanos comerciantes, que han sido beneficiados en estos últimos años, luego que aprobaron el cobro en divisa en el mercado de bienes y servicios nacional.

Todas las mañanas gritan "GRACIAS BCV" por haber permitido la apertura de cuentas y la emisión de tarjetas de débito en dólares porque han agilizado las transacciones comerciales y el pago de nominas en esa moneda dentro del sector privado.

Ellos si no quieren irse del país porque cada vez que aumentan el dólar paralelo no sufren la inflación o la perdida del poder adquisitivo de sus ingresos y deudas, gracias a que venden y pagan en dólares; y un dólar sigue siendo un dólar en el tiempo.

No quieren irse del país porque se estima que más del 60% de las transacciones comerciales son en esa moneda imperial. Una tendencia que el BCV está dispuesto a seguir manteniendo debido a su política de devaluación infinita, que, evidentemente, forzará a que todos los pagos a nivel nacional emigren al dólar antes que sea demasiado tarde.

• En el caso del mercado laboral la situación es distinta. Los trabajadores no están incluidos en la política distributiva de los ingresos nacionales en dólares y ni en la protección del poder adquisitivo del dinero definidas por el BCV. Se ha venido jodiendo es al que cobra en bolívares y no se le indexa sus compensaciones regularmente.

Todos los venezolanos sabemos que la mayoría de los trabajadores públicos ganan por su compensación salarial menos de 5 dólares mensuales promedio, aparte de la bolsa CLAP y los bonos que emite el gobierno en bolívares que se devalúan todos los días. Mientras que en el sector privado casi nadie trabaja por menos de 20 dólares mensuales pagados en esa moneda extranjera o en bolívares al tipo de cambio del día. ¡Si no corren a cambiarlo por dólares o lo gastan inmediatamente su ingreso mermará su poder de compra!

LA ACCIÓN DEL BCV QUE HACE PERDER POPULARIDAD

Evidentemente, que toda está política de dolarización inducida, ya avalada por el BCV, junto a una política laboral de pago en bolívares a la clase obrera está creando un resentimiento social sigiloso. A menos que se esté viendo otro país.

Los especuladores de oficio, los políticos opositores y los analistas económicos contratados en el exterior para generar zozobras y expectativas negativas a nuestra economía, AGRADECEN a los tímidos tomadores de decisiones del BCV, por su acción persecutoria del dólar paralelo que conlleva al repunte de la devaluación oficial que pareciera infinita. En este caso, la inflación inducida de esta forma es avalada oficialmente con fines ocultos.

Tristemente, varios de ellos y sus asesores, creen fielmente en las teorías monetaristas anglosajonas y del FMI, donde le temen a los movimientos bruscos de la relación liquidez monetaria – inflación y la posible escasez de bienes y servicios que supuestamente podría generarle al presente mercado súper satisfecho e inundado de mercancías importadas. Porque nadie puede ocultar que la mayoría de los dólares que se inyectan y circulan en nuestra economía van a parar a un mercado con fuertes vínculos con el mercado internacional de mercancías.

Lo cierto es que, el dólar oficial ha subido 34% en abril de 2021, y ya supera los Bs.2,65 millones por dólar, sin ningún motivo o acción determinante que lo justifique en el mundo político, ambiental, geopolítico, sin guerra abierta, más allá de los enfrentamientos fronterizos controlados por las Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

Lo que estamos viendo es lo que hay detrás de todo esto es pura especulación entre los tenedores y beneficiados de la emisión de dólares desde el origen, entre ellos banqueros venezolanos, comerciantes y traders vinculados a las mafias cambiarias desde Cúcuta y Florida!

EFECTOS LABORALES DE LAS DEVALUACIONES AVALADAS POR EL BCV

Lo que ocurre en el mercado cambiario, con sus efectos naturales en el mercado de bienes y servicios de una economía dependiente de importaciones y con transacciones valoradas y pagadas en dólares, pero con un mercado laboral mixto (consumidores), donde unos ganan en dólares y otros muchos en bolívares, solo lo mueve la especulación cambiaria con fines conspirativos y preelectorales.

Una devaluación del 34% significa que alguien que tenía 10.000.000 en bolívares el 01 de abril de 2021 (US$ 5,08) y no logró cambiarlo por dólares desde ese día (cotizado en Bs. 1.968.064) a la fecha de hoy 24 de abril (cotizado en 2.641.232), entonces perdió su poder de compra al valer realmente US$ 3,78.

De igual forma, pasa con las compensaciones de los trabajadores. El salario base y el ticket de alimentación establecido desde marzo en 3.690.000 bolívares equivalía el 01 de abril US$ 1,86; ahora equivale a US$ 1,36 mensuales.

Cómo vemos la política de devaluación continuada viene abriendo una brecha muy grande de desigualdad por ingresos en el país. Que a su vez genera una perturbación social mayor: el resentimiento social.

Esa inacción ante la defensa del poder adquisitivo de los ingresos de la clase obrera venezolana, alejan a los planificadores macroeconómicos de alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenido (ODS) avalados por el Banco Mundial y suscrito por nuestro país, que al mismo tiempo están bien definidos en el Plan de la Patria: disminuir la desigualdad de ingresos en nuestra querida Venezuela.

Esa es la verdadera crisis social que tenemos, que se agrava con las medidas coercitivas unilaterales del imperio y las circunstancias de la Pandemia del Covid19 que afecta a todo el planeta por igual.

Puede asegurarse que la realidad económica venezolana está impactada por tres fenómenos desarticulados que genera la política de devaluación especulativa: 1) hay una mayor escalada de los precios en términos de bolívares (hiperinflación), 2) que el poder de compra de los salarios, bonos y subvenciones gubernamentales emitidos en bolívares se deprimen (desigualdad de ingresos), y 3) los precios de bienes y servicios cobrados en dólares mantienen su poder de compra (dolarización forzada).

Los manipuladores cambiarios seguirán esperando la reacción ya casi natural del BCV, que los enriquece cada vez más: la inyección de divisas a la Banca para que ellos sigan financiando la compra y venta de divisas con fines especulativos y no para dar créditos con fines productivos. Ese ha sido el ciclo perverso avalado el BCV en los últimos años, que ha alimentado el indetenible proceso de depreciación del bolívar que tanto daño le ha hecho al poder adquisitivo del trabajador venezolano.

Sigo proponiendo DOS ESTRATEGIAS CONTRA EL DÓLAR PARALELO:

1. Un sistema cambiario complementario (circulación del dólar, yuan, euro, pesos colombianos, y criptoactivos, etc), con base en la dinámica de nuestro comercio exterior y principales socios comerciales extranjeros.

2) La recuperación por decreto y la posterior indexación de las compensaciones laborales con base en las variaciones del tipo de cambio oficial, para que no se afecte al trabajador que es el que vota y es el único perdedor en esta guerra económica.

ALGUNOS LINKS SOBRE LAS DOS PROPUESTAS:

https://m.aporrea.org/trabajadores/a301451.html

https://m.aporrea.org/trabajadores/a300145.html

https://m.aporrea.org/trabajadores/a300075.html

https://m.aporrea.org/trabajadores/a298368.html

https://m.aporrea.org/ideologia/a297566.html

https://m.aporrea.org/economia/a281927.html

https://m.aporrea.org/economia/a281864.html

https://m.aporrea.org/actualidad/a285075.html

https://m.aporrea.org/economia/a293771.html

https://m.aporrea.org/economia/a294822.html

https://m.aporrea.org/trabajadores/a296149.html

https://m.aporrea.org/economia/a282494.html

https://m.aporrea.org/economia/a282012.html

https://m.aporrea.org/economia/a280664.html

https://m.aporrea.org/economia/a273482.html

https://m.aporrea.org/economia/a273182.html



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3177 veces.



Andrés Giussepe

Doctor en Gerencia, Especialista en Política y Comercio Petrolero Internacional y Economista de la Universidad Central de Venezuela. Secretario Nacional del Movimiento Profesionales de Venezuela.

 agiussepe@gmail.com

Visite el perfil de Andrés Giussepe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: