(El pueblo tiene derecho)

Las falacias de Jesús Farías

Hugo Chávez abogó por una nueva política económica en Venezuela ...

Extraña que ante las exigencias de los trabajadores y trabajadoras en Venezuela no salga el ministro del Trabajo Eduardo Piñate, ni el Vicepresidente de Economía Tarek El Aissami, ni el ministro de Planificación Ricardo Menéndez, ni los dirigentes de la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores, su presidente Wills Rangel, sino que quien ha asumido una tarea nada agradable es Jesús Farías.

El constituyente Jesús Farías declara ante Globovisión que el gobierno no puede incrementar los salarios de los trabajadores venezolanos por las sanciones impulsadas por el gobierno de Estados Unidos, cuestión que nadie, desde el chavismo, obvia, ignora o desconoce. Sin embargo, Farías incurre en una serie de falacias e intentos de descalificaciones contra quienes hemos venido planteando la urgente necesidad del pueblo trabajador de recuperar su calidad de vida y de ser puesto en el lugar que le corresponde en una sociedad que se pretende construir como socialista, donde el ser humano es el eje central de la misma, y, por ende, los trabajadores y trabajadoras que mueven todos los resortes productivos e institucionales deben ser los mejor tratados por el gobierno bolivariano. https://www.aporrea.org/economia/n357501.html

¿Cuáles son las falacias-Farías? Plantea Farías que: "nosotros en el gobierno desearíamos ponerlo en 300 dólares, restablecerlo como estaba en la época de Chávez, cuando no había sanciones", que quienes plantean aumentos de salarios son actores políticos que tienen posiciones demagógicas, que desde esa izquierda se tiene un "discursito pseudo revolucionario", que es un crimen generar falsas expectativas en la población,

Entonces en pertinente realizar las siguientes precisiones:

1.- En la época de Chávez hubo sanciones, saboteos económicos y financieros, hubo varios paros laborales-empresariales nacionales, lo derrocaron temporalmente del gobierno, se alzaron decenas de altos jefes militares en la Plaza Altamira, paralizaron completamente la industria petrolera, acapararon los alimentos y productos de primera necesidad, lanzaron una invasión paramilitar en el 2004, previo al referéndum revocatorio presidencial, los precios del petróleo se desplomaron entre el 2008-2009 producto de la crisis internacional y un largo etcétera de problemas que Chávez logró sortear con la ayuda de su pueblo y de una convicción sólida.

2.- No son sólo actores políticos quienes venimos planteando la necesidad de llevar a los trabajadores a una vida digna. Son gremios sindicales, profesionales universitarios, campesinos, constituyentes como Julio Escalona y María Alejandra Díaz quien te acaba de ripostar así: "No es posible asumir los dogmas de tu enemigo: asumir los dogmas ortodoxos que prescriben como receta y ver cómo la situación empeora, sin rectificación, es un error. Acusarnos porque hemos estado y estamos preocupados y ocupados ofreciendo alternativas distintas a la ortodoxia neoliberal en documentos públicos y llamarnos "izquierdosos infantiles" con falacias ad hominen, no es más que una muestra de soberbia y falta de lucidez estratégica política". https://www.aporrea.org/actualidad/a293359.html

3.- No es un discursito pseudo revolucionario exigir que se cumpla, por ejemplo lo expuesto por la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela cuando establece: Artículo 91. "Todo trabajador o trabajadora tiene derecho a un salario suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales".

4.- No se generan falsas expectativas en la población ni es un crimen plantear al gobierno lo que este postula: que es un gobierno revolucionario, chavista, socialista y obrerista. Por ende, debe actuar en consecuencia.

5.- Los aspectos macroeconómicos o técnicos los ha expuesto de manera sencilla, pedagógica y contundente la compatriota Pascualina Curcio, quien no se cansa de darte clases de Economía y analizando desde hace tiempo las graves consecuencias que la guerra económica contra Venezuela viene generando. Sugiero a Farías leer:
"La mano visible del mercado. Guerra económica en Venezuela" de Pascualina Curcio. Pero no se ha quedado allí como tú, Farías en una excusa omni-justificadora, sino que realiza aportes para el abordaje de esta situación desde otra perspectiva.

6.- Jesús Farías viene de una larga militancia en el Partido Comunista de Venezuela y desde el año 2007 se vinculó al PSUV, entonces es extraño que ahora lance denuestos contra quienes asumen la defensa de los trabajadores y no de la burguesía venezolana, a la que Farías no toca "ni con el pétalo de una rosa" cuando ésta ha sido la que se ha venido beneficiando de gran parte de las políticas económicas que el gabinete económico implementa desde hace algún tiempo, dolarización de los precios en general y de la gasolina incluida .

A Farías y al gobierno bolivariano debemos decirle como lo expresó el Padre Cantor Alí Primera en ABREBRECHA:

"El pueblo que es refranero / canta con su propio rezo
aunque un rosario de penas / lleve guindando en su pecho
Y hay que afinar el tiro / es decir la puntería
que aunque diga groserías / el pueblo tiene derecho.
Y no se me ponga arrecho /pero es la pura verdad"



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2708 veces.



Cécil Gerardo Pérez


Visite el perfil de Cécil Gerardo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: