Dilema de la pandemia Covid 19: Holocausto de la vida o del capital, Estado vs. Mercado

Vuelve a discurrir de nuevo la discusión de finales del siglo XX, la lucha entre el mercado y el estado, hoy esa visión en el S-XXI, de una lado la lidera la posición de Trump plagiada por Bolsonaro y asociados en América latina, lo mismo no puede decirlo, quienes están en situación de padecimiento, a menos que sea necio de clase, y terco como una mula, ya que no hay mejor lección que vivirlo en zapato propio, como aquel eslogan del Seguro que dice es mejor tenerlo y no usarlo que necesitarlo usar y no tenerlo, me refiero al primer ministro del Reino Unido, o tal vez el mismo rey de España, Carlos, que ahora tiene su propia corona, el covid 19, de seguro deben gozar de un buen seguro médico, el del Estado es quien paga una clínica privada. Wall Street se resiste a ver caer sus operaciones así como todas las bolsas financieras del mundo, han sido atacados no por un país, potencia o ejercito alguno, nada menos que por un invisible virus, el covid 19, tiembla el mundo productivo, el mundo financiero, el mundo capitalista, apenas es la punta del iceberg del colapso, todo porque el neoliberalísmo recortó "gastos en salud social", desestimó el derecho a la vida, el derecho a la sociedad a tener salud gratuita como un derecho elemental como condición vital para que un trabajador sea mas productivo, él con sus familia. Ahora todos los países que los acompasaron, implementaron el programa neoliberal, desarrollados o subdesarrollados del mismo pelaje capitalistas, se ven desesperados, no cuentan con una infraestructura de salud, personal médico, enfermeras, auxiliares, insumos, formación y vocación aparte de equipos, aparatos, etc., para atender a la población enferma, que cae ante la pandemia.

Esta postura parte de imponer la idea de que primero son los negocios, las empresas, la banca y todos el sistema que compone el mercado, son de la idea de que sin producción no hay vida, no hay trabajo, no hay consumo, no hay distribución, se plantean que sin mercado no hay vida, son del credo de que no se puede consumir lo que no se ha producido", ellos cuidan los negocios, las facturas de venta, cuentan sus ingresos antes que la gente, se han visto casos que ordenan a sus trabajadores a laborar como en el caso del gobierno de Piñeira, donde su Ministro de Trabajo se inclinó para que las personas acudan al trabajo, y en caso de enfermedad por la pandemia, sencillamente perdiste, te envía un pago al seguro para que te atiendan y termines de morir. En ecuador ocurre otro tanto, los patronos, los explotadores se resisten a que sus trabajadores se queden en sus casas, orden, reclaman a esos, "zanganos" que vayan a trabajar, muchos ya se han enfermado, y el estado en estos países se hacen cómplices del crimen, de ver morir a miles trabajadores en hospitales y hasta en clínicas privadas.

Ni siquiera ha transcurrido un mes desde que se desatara la pandemia, Trump, la bestia albina de los Estados Unidos, ha desestimado desde el principio la pandemia, el país siguió como si nada, a él deberá el pueblo de los Estados Unidos cobrársele los miles de enfermos hasta las muertes de ocurrir, un estadista insensato tratando de aprovecharse de la pandemia de Wuhan, China para ganar la batalla de los mercados, sacar provecho geopolítico al señalar al covid 19 como "el virus chino", como si u virus tuviese nacionalidad, carta de ciudadanía en el mundo, la muy bestia albina asi piensa, su arrogancia lo enceguece, su idea de ser mas grande que Bonaparte y que Hitler juntos cree que lo colocará en la cima de la historia, pero todo como dice el otro triste célebre estadista, Piñeira de Chile: "nada en la vida es gratuito". Pues bien Trump, te pasarán factura, perderás las elecciones, no le valdrá asumir el papel de vaquero tratando de poner el precio a la cabeza de Maduro, ni tratar de asumir comandos en invadir a Venezuela, o acusarla de terrorismo, haciendo el Show como siempre provocando, tiene en la casa una pandemia, un enemigo invisible que carcome la casa. Tienes el comején, tus empleados, tus trabajadores quienes te sirven ve a ver si no los cuidas, ellos van y vienen, ve si no les garantizas la salud, de lo contrario todo tendrás que servírtelo.

Esta postura está muy preocupada por la economía, las ganancias, ya saben que el capital no puede detenerse, la pandemia no puede detenerlo, perturbar el ciclo de reproducción del capital, es la vida o el dinero, la naturaleza no importa, lo que importa son los ingresos en ganancias, dividendos, intereses, las inversiones, el fetichismo del dinero, las cosas, cómo si las cosas tuviesen valor por si mismo, atributos que solo las personas les conceden, según sea la clase social, en esta hora d pandemia, el capital es angustiado, tiene que luchar contra la naturaleza, en este caso del covid 19, como si tuviese las herramientas para ello, por ejemplo un trabajador muere lo sustituye y ya es la solución pero el detalle es que la enfermedad se multiplica geométricamente y exponencialmente, no habría trabajador ni tiempo para reponerlo, en esta batalla ni los ejércitos de la OTAN, ni las amenazas de guerra, ni las pretensiones de invasión cuentan, tienes un el terror dentro de Casa, dentro de los Estados Unidos y su mal llamado Patio trasero, Europa y en otras partes del mundo, donde vayas te espera ese enemigo invisible.

Al parecer la naturaleza es sabia, todo como dicen los cristianos, "Sabe Dios porque lo hace", hay señales de la naturaleza, el covid 19 ya las mostrado, quienes negaban la naturaleza social del hombre, ahora la extrañan dentro de sus casas, dentro de apartamentos, como les hace falta compartir con el mundo, cómo les hace falta hablar, dialogar, discutir, charlar, convivir, disfrutar la familia, todo hace falta sociabilizar, esta cualidad arrebatada por el individualismo capitalista, por el consumismo, por los celulares, las redes sociales, nunca había sido tan necesaria la vida social, la gente sale a las ventanas de sus viviendas, mirando el espacio vacío, las calles, las veredas, como hacen falta las amigas, los amigos, los queridos, las queridas, tanto asi, que ahora se refugian en perros, gatos, hasta en los animales que hay en la Casa para no ver desatada otra pandemia psicológica, la de los deprimidos, los melancólicos, los agresivos amarrados en casa, los violentos, mucho de esto hay en cuenta. Muchos no están adaptado a la soledad, a la capacidad de reflexionar, sobre si mismo, sobre la sociedad, la cultura de consumo capitalista los ha moldeado de tal modo, que no pueden vivir sin depender del consumismo, del teléfono, etc. Les toca un reaprendizaje social.

El mercado ha moldeado a las personas a vivir sin libros, sin cultura literaria, los amoldados muy bien a la cultura virtual, si se detiene Google, Firefox o cualquier otra red de navegadores, la cantidad de suicidio sería creciente, el sistema de salud no tendría espacio donde tratar tantos pacientes psiquiátricos, pero nó el problema es físico, el covid 19 es un problema gripal fomentado por un virus que generan problemas respiratorios, de bloquean los pulmones, se solidifica la flema y deviene la muerte instantánea. El virus está en el ambiente contaminado, el mismo ambiente de la que muchos estadistas representantes de los países capitalistas desarrollados se lavan las manos, como de los crímenes de la cual se lavan hoy en Chile, Brasil y en los Estados Unidos, éste ultimo se retiró del acuerdo de Kioto de limitar la contaminación del aire. Pues bien que tal si reciben una dosis de lo que ellos niegan la existencia, vivan en carne propia, las penurias de vivir con el mal dentro de la Casa, compartir un destino común. La Tierra es sabia, la naturaleza es sabia, pasan estas cosas para que volvamos a reaprender a vivir socialmente en sociedad, con los países vecinos y con el mundo.

¿Que hará el mercado, sacrificar millones de seres humanos al holocausto del capital?, ¿tomará decisiones públicas para salvar las diversas generaciones humanas, viejas y jóvenes, les cobrará los servicios médicos?, ¿Cobrará los servicios de detección del covid 19?, ¿Pasará factura de cobros por persona, vale decir cobrará tarifas por desinfectar calles avenidas, edificios, casas, vehículos, parques, fábricas, empresas, industrias, etc, a los ciudadanos y ciudadanas? ¿Que hará el estado neoliberal, se desentenderá de la salud pública?, ¿Justificará la perdida de trabajo, aplicará castigo por abandono del trabajo para quienes decidan salvar sus vidas?. Al parecer mucho de esto está pasando en los Estados Unidos, hay que salvar los bancos, las empresas, el sistema se viene abajo, el fetiche del capital y el dinero sin prestar atención a lo que lo produce, es como matar "la gallina de los huevos de oro", todo para que nadie se de cuenta que quien produce no el capital sino los trabajadores, y no porque estos e comparen a la gallina en el sentido metafórico, sino porque es el trabajo humano el creador de la civilización y la cultura.

Para no extender más sobre el neoliberalísmo y el covid 19, hablemos la otra posición la progresista, posición en América Latina que las lidera Cuba, Nicaragua, los países del Alba y Venezuela bajo el liderazgo de Nicolás Maduro, están por fortalecer el Estado, por hacerlos beligerantes con sus fuerzas armadas para salvar a la población, primero los seres humanos, el dinero y el capital pueden esperar, hay producción suficientemente acumulada, que no se extienda el pánico, no es cuarentena obligada, es cuarentena social consciente, no es compulsiva ni imponer a la población una mala suerte de "multas" porque no se acató el estado de excepción, por cierto de esta política que se ha servido países como Bolivia, Colombia, Brasil, incluso en República Dominicana, son miles de pesos, dólares a pagar, para imponer toque de queda, pero no hay tiempo para beneficiarse de estos mecanismos de represión tal cual ocurren en estos países, seguro bajaran las muertes de líderes sociales en Colombia, ni los criminales se salvan del covid 19, ahora ellos estarán escondidos de la persecución de la muerte, ellos ahora van a saber de lo que significa un enemigo dentro de la Casa, vivir el terror, un enemigo invisible como ellos están acostumbrados a esconderse de la Justicia.

La posición e defender la vida prima sobre el dinero, sobre el capital, hay que proteger el trabajo, la estabilidad laboral, hay que proteger la alimentación de la población, hay que proteger la vida, ¿de que serviría no hacerlo, no proteger la vida del trabajador y su familia, quien pondrían a funcionar las fábricas, las industrias, los bancos, las empresas, quien movería el transporte, los servicios, etc.?. Sin trabajadores no hay vida, no hay producción material, ni espiritual, total hay suficientes stock, inventarios de mercancías, el problema es como redistribuirla, y aquí no cabe otra medida que el socialismo, a cada quien según su necesidad, no hay otra forma de ser solidario y fraterno, el capitalismo no puede serlo, en el predomina la ley del más fuerte, de mas poderoso, del mas afortunado, de manera que el neoliberalísmo tendría que callar, en estas horas criticas, el neoliberalísmo tiene que guardar silencio sepulcral, no es el mercado quien salvara la sociedad mundial, es el estado y sus políticas públicas, los parlamentos tendrán que adoptar leyes antineoliberales, ellos mismos quienes aprobaron en el pasado leyes neoliberales, ahora tendrán que dar marcha atrás como en Uruguay al Plan de Ahorro del Estado en el gobierno de Lacalle Pou.

Maduro, Nicolás se crece como estadista, ha logrado la sensatez en la mayoría de los sectores opositores en Venezuela, solo un pichón de fascista como Guaidó en incapaz de reconocerlo, sigue con sus planes contrarrevolucionarios golpistas, no se detiene, ah pero seguro está de cuarentena, acata "el payaso presidente de Trump" el aislamiento, tiene temor no vaya ser que lo agarre el covid 19 con su "pelona", la muerte, es la hora de definir a los traidores de la Patria, aquellos que optan por la cuarentena social voluntaria, el autoaislamiento social, en defensa de la vida, o la negación de la misma, la negación de la humanidad, o sencillamente anotarte por la muerte, por la defensa del capital, del dinero, del a banca, de los negocios, de las empresas, de las industrias, en una palabra en defensa del capitalismo. Creo sinceramente que la humanidad es inteligente, optará por la Patria, por la vida, por una sola humanidad, el pueblo trabajador. Maduro, Presidente único de Venezuela, adoptó sabiamente una decisión, "la inamovilidad laboral, defensa del salario, equivale a decir "defensa de la vida", autoaislamiento social no obligatorio, consciente, sin reprimir socialmente a la población como lo hicieron en Ecuador de Moreno o en la Argentina de Fernández o la Colombia de Duque, multando a la población inconsciente por el toque de queda a causa de la pandemia del covid 19. Maduro ha sabido tomar las decisiones a tiempo, ha sabido comunicarse con su pueblo, mucho tiempo que en los Estados Unidos o cualquier país de América latina, ahora ve con creces e bienestar de la población, vé como tenemos menos muertes, menos enfermos, menores vidas que lamentar, Maduro ha demostrado al mundo una posición de principio, de honor, de jefe de estado, sin vanagloria, sin presunciones como la bestia albina y su plagio latinoamericano, Jair Bolsonaro.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 882 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas