Las esperanzas de un aumento

Casi todos los años después de la parranda de navidad el Sr Presidente nos premia con un aumento de sueldo para ayudar a paliar la crisis y derrotar la guerra económica, ante esta expectativa no nos importó que a alguno de nosotros no nos

Preocupamos mucho por guardar nada ya que el aumento viene , esa es la esperanza, efectivamente llegó el aumento pero fue tan pírrico que el Sr Presidente no dio la cara porque le daba vergüenza la mamarrachada.

No podemos calificar esta burla aunque se agradece la intención debido a que enero nos trajo el aumento desmedido de todo lo que consumimos, ya en nuestro trabajo un >Jefe nos había ilusionado al decirnos que el aumento o el sueldo básico quedaría en tres petros y medio calculados al precio del petro flotante igual al valor del medio petro que nos regalara en Diciembre a los abuelos.

Pero estas esperanzas se esfumaron cuando un anuncio oficial publicado en gaceta nos deja conocer que el salario básico pasa a 250.000 Bs mensuales y la tarjeta de alimentación pasa de 150.000 a 200.000; es decir, 150.000 Bs de aumento total consolidado entre el sueldo y la tarjeta.

Ahora la pregunta o las preguntas.- ¿Quién asesora a Maduro para fijar los aumentos ?o será que viven en el exterior y no se enteran que un cartón de huevos vale 250.000 Bs o que un kilo de carne amaneció en el 2020 en 210.000 Bs? Y la otra que hacemos con este pírrico aumento ante la caída del bolívar en Cúcuta y la devaluación ah además del aumento de todos los rubros.-

Para que nos seguimos quejando ,si nadie nos para porque estamos entretenidos con la vuelta al Táchira, las noticias de los incendios en Australia, los vendavales en Texas y de lo que está haciendo el Juanito alimaña para que le sigan dando dólares. Creo que parte de la solución de esta crisis está en nivelar los ingresos de los sueldos de modo que estos alcancen para cubrir los gastos sin importa cuánto suban , esto sería algo así como pagar sueldos en base a Dólares decir 400 dólares al mes al precio de mercado, eliminar los bonos y la tarjeta de alimentación, manteniendo los beneficios para los abuelos y las demás misiones sociales hasta equilibrar los ingresos de modo que lo devengado pueda cubrir con dignidad los gastos que ocasiona vivir, sin lujos y despilfarros.-

Mientras alguien piensa si es posible

NO SE DEBE SER DEBIL, SI SE QUIERE SER LIBRE



Esta nota ha sido leída aproximadamente 484 veces.



Antonio Daza


Visite el perfil de Antonio Daza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Daza

Antonio Daza

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a286096.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO