El "factor de corrección" chucuta, dolartoday y el gran perdedor

CONDICIÓN INICIAL DEL ANCLAJE BSS-PETRO

El 20 de agosto de 2018, se pone en marcha el Programa de Recuperación económica, Crecimiento y Prosperidad y entra en vigencia el inédito y acertado método del anclaje BsS-Petro, basado en mantener una especie de "equilibrio económico" por medio de las siguientes tres condiciones:

  1. Que el tipo de cambio se fijó (reconvertida la moneda) en US$ 60, que en ese entonces igualaba el dólar oficial al dólar paralelo.

  2. Que el valor de un Petro es igual al valor ponderado de una cesta de commodities (50% petróleo, 20% oro, 20% hierro y 10% diamantes), que se estimó de arranque en US$60. Por lo tanto, al tipo de cambio establecido, el valor del Petro quedó en BsS. 3.600.

  3. Que el salario mínimo quedó fijado en 1/2 Petro, valga decir en BsS. 1.800.

En este caso las tres variables claves (vinculadas) son el Petro (valor ponderado de los commodities), el tipo de cambio (oficial y paralelo) y el salario mínimo real (en dólares), que integramos en la siguiente expresión:

Pt = 2 * SM / TC (o, p)

Donde SM es el salario mínimo, Pt es el valor del Petro y TC es el tipo de cambio, sea el oficial (TCo) o el paralelo TCp).

Si queremos conocer el valor del Salario Mínimo (SM) despejamos y se obtiene la siguiente expresión:

SM = SM (Pt, TCp)

SM (Pt, TCp)= 1/2 Pt * TCp

El Salario Mínimo "nominal" dependerá del tipo de cambio oficial (TCo) y el Salario Mínimo "real" lo determina el dólar paralelo (TCp), porque ya es un hecho público, notorio, comunicacional y vivencial que los dos principales actores económicos de la economía venezolana (empresarios y Gobierno) siguen el comportamiento del dólar paralelo para fijar políticas, costos, precios y la especulación gracias al diferencial cambiario.

PRIMER FACTOR DE CORRECCIÓN DEL PETRO

El 28 de noviembre de 2018, se anunció la aplicación del "primer factor de corrección" del anclaje BsS-Petro. Se esperó 102 días para realizarlo. Que considero tardó demasiado tiempo, tomando en cuenta que ya apenas quince días de anunciado el Plan de Recuperación económica la manipulación del tipo de cambio paralelo y de los precios de los bienes y servicios hacia añicos el salario mínimo fortalecido de los BsS. 1.800 más los BsS. 180 de cesta tickets.

El ajuste o corrección del Petro quedó corto, pero sirvió para justificar la devaluación "chucuta" de la moneda que mantiene viva las mismas perturbaciones económicas que afectaban a la población venezolana antes del 20 de agosto: las cotizaciones manipuladas del dólar paralelo desde el exterior, el diferencial cambiario oficial-paralelo que apetece a la corrupción cambiaria, y la manipulación de los precios de los bienes y servicios que empobrece a la población.

LA REALIDAD ECONÓMICA

Al día de hoy, 04 de diciembre de 2018, el panorama hiperinflacionario aun continua, incluso a un ritmo superior al del dólar paralelo. La anarquía está campante y sonante en el mercado de bienes y servicios de primera necesidad y de consumo masivo. La impunidad económica favorece a los manipuladores de oficio. Ver Cuadro: "Variación del Anclaje Bolívar-Petro". Allí vemos que EL EQUILIBRIO SE ALCANZA APLICANDO EL ANCLAJE COMO SE CONCIBIÓ INICIALMENTE: DEVALUANDO EL DÓLAR OFICIAL AL NIVEL DEL PARALELO Y AUMENTANDO EL SALARIO MÍNIMO REAL AL RITMO DEL PETRO.

Como recomendación, lo ideal sería tomar, dos medidas concretas de alto impacto contra el mercado especulativo cambiario y de bienes: 1) Anclar el valor del Petro y 2) Anclar el salario mínimo al ritmo que lo impone el dólar paralelo. De esa forma se eliminaría la ganancia especulativa de la corrupción cambiaria, no se perdería el poder adquisitivo del ingreso de los venezolanos y se neutralizaría el efecto político de la conspiración cambiaria que busca la implosión social en Venezuela. Con respecto a la inflación, en primer momento, da igual que todo aumente siempre y cuando el poder adquisitivo del trabajador no se pierda como lo hemos visto en los últimos meses.

EL DÓLAR PARALELO SIGUE MANDANDO EN VENEZUELA

Es lógico pensar que el valor del Petro debe subir gracias a que la fórmula del dólar paralelo para desestabilizar la economía está determinando el comportamiento de actores de la sociedad económica. Y cuál ha sido la estrategia cambiaria: subir diariamente la cotización del paralelo a discreción de los manipuladores instalados en Cúcuta y Florida.

Sobre la base de la tendencia alcista del paralelo el Gabinete económico venezolano se vio nuevamente en la obligación de devaluar nuestra moneda, en este caso en 43,3%, ubicándola en BS. 151,64 (según última subasta de noviembre del Dicom). Este tipo de cambio ha determinado la subida del nuevo valor de mercado del Petro que el Gobierno la ha fijado a partir del 28 de noviembre de 2018 en BS. 9.000.

Según el informe del Observatorio Venezolano de la Realidad Económica (OVRE) del fecha 03/11/18, "tras la devaluación del bolívar de 43,3% implícita con el ajuste del valor del petro a BsS 9.000, la tasa Dicom (oficial) avanzó 134,2% desde los BsS 64,75 del cierre de octubre, en contraste con el 106,9% en el mercado paralelo, pero que mueve las mayores transacciones."

Como vemos el ritmo de crecimiento del dólar paralelo va marcando la tendencia del mercado cambiario, por tanto en una economía como la venezolana: con controles de precios, con recesión, altamente dependiente de las importaciones y afectada por perturbaciones como el contrabando de extracción, el bachaquerismo corporativo y callejero, y en un ambiente de impunidad económica con anarquía en el mercado de bienes y servicio, es imposible pensar que la inflación esté ralentizándose, sobre todo en el último trimestre del año, que por condición temporal y cíclico es la época de mayor dinamismo y demanda de la economía.

Es por lo anterior, que el precio del dólar paralelo se duplicó en los meses de octubre y noviembre del 2018. Según la cuenta Twitter de Monitor Dólar (@MonitorDolarVe), que promedia a diario la cotización de los ocho principales manipuladores del dólar paralelo (4 de Cúcuta y 4 de Florida), a finales del mes de octubre promedió BsS 241,57, y un mes después, el 30 de noviembre promedió BsS 499,79, un aumento de 106,9%.

Cuando se anunció el "factor de corrección" cambiario basado en el valor del Petro, transcurridos 102 días del Programa de Recuperación económica, el ritmo de crecimiento del paralelo (627%) había sido mucho mayor al oficial Dicom (153%). Que determina que son los manipuladores desde Cúcuta y Florida los que siguen dirigiendo la tendencia cambiaria e inflacionaria en Venezuela.

En esa realidad económica los grandes ganadores son los especuladores cambiarios, los manipuladores de precios de los bienes y servicios, y aquellos corruptos que se benefician de dólares emitido por medio del Dicom y lo destinen al mercado paralelo en Venezuela.

 

EL TRABAJADOR SIGUE SIENDO EL GRAN PERDEDOR DE LA GUERRA ECONÓMICA

Como hemos demostrado, el "factor de corrección" se basa en la tendencia alcista que va marcando el dólar paralelo. Por tanto, corregir es devaluar, algo que no es malo siempre y cuando beneficie a la población. Porque hemos aprendido en los últimos años de vivencia de la crisis, que la devaluación ha beneficiado a los empresarios (manipulando precios), al propio Gobierno (recaudando más impuestos por la venta especulativa de los empresarios), a los corruptos cambiarios (beneficarios del dólar oficial) y a los especuladores cambiarios que siguen a los manipuladores del dólar paralelo de Cúcuta y Florida.

No obstante, el gran perdedor sigue siendo el pueblo que mantiene todo ese sistema lleno de manipulaciones, miseria, usura, conspiración, escasez e hiperinflación. Lo ideal sería que el valor del salario mínimo creciera al mismo ritmo del dólar paralelo, ese sería el verdadero equilibrio económico. Donde todos los actores ganan: Gobierno, empresarios y trabajadores.

Se aumentó el salario mínimo en BsS 4.500, lo que representa un aumento del 150%. Eso significa, que al momento de tomar la medida económica (28/11/2018) con un dólar paralelo en US$ 400, el salario mínimo "perturbado" por la manipulación de los precios se ubica en US$ 10 mensuales, que representa US$ 0,33 diarios o US$ 0,042 la hora. Significa que el salario está por debajo del salario de sobrevivencia o umbral de la pobreza que determina la ONU que es un dólar diario.

Lo ideal sería indexar el salario mínimo semanalmente al ritmo de dólar paralelo para obligar a los empresarios a abandonar esa práctica común de aumentar por aumentar, de aplicar la usura como condición empobrecedora de la clase trabajadora, como parte de la estrategia de los gremios empresariales opositores de dolarizar la economía a fin de generar la hiperinflación y provocar la implosión social que les exigen sus aliados desde el Imperio del Norte.

En síntesis, hemos entrado a la época del pragmatismo económico, del "olfateo político" de los asuntos de la economía, "como valla viniendo vamos viendo". Pero la realidad nos demuestra que a pesar del primer "factor de corrección" del Petro el trabajador sigue perdiendo en la guerra económica.

#victimastoday #vamosAtriunfar

Twitter: @agiussepe



Esta nota ha sido leída aproximadamente 8732 veces.



Andrés Giussepe

Doctor en Gerencia, Especialista en Política y Comercio Petrolero Internacional y Economista de la Universidad Central de Venezuela. Secretario Nacional del Movimiento Profesionales de Venezuela.

 agiussepe@gmail.com

Visite el perfil de Andrés Giussepe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Andrés Giussepe

Andrés Giussepe

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a272663.htmlCd0NV CAC = Y co = US