Día Ciento Siete caja CLAP CLAP CLAP por el Filo de la Navaja del 2018

El gobierno, y el mismo Nicolás Maduro, deben decirle la verdad al pueblo sobre las graves consecuencias del bloqueo económico impuesto por el imperialismo norteamericano. El Presidente no le puede decir al país que la caja de comida del CLAP se va a distribuir cada 15 días en los hogares de las mayorías populares y en contraste con esta disposición, los líderes de calle, veredas y escaleras, de la magnífica estructura social del CLAP, tengan que presentarse, día tras día, con las manos vacías ante las familias que atienden, sin poder darles una explicación veraz y coherente con la emanada de la más alta fuente gubernamental.

No sé si el bloqueo económico del imperio ha logrado, por fin, su cometido de cortar las líneas de abastecimiento del gobierno, para que Maduro no pueda cumplir su compromiso con la distribución de la caja de comida cada 15 días a 8 millones de familias, pero de ser así hay que hablar claro y raspado sin omitir ningún detalle. El pueblo comprenderá la situación y luchará con dignidad hasta vencer las dificultades. Lo que no puede hacerse, porque sería un gran error político, es esconder la verdad y dar rienda suelta a todo tipo de elucubraciones y especulaciones. El liderazgo se basa en la confianza y si ésta se pierde desaparece la credibilidad sin la cual no hay conexión entre el dirigente y sus comunidades, lo cual es muy peligroso a pocas semanas de las elecciones.

La información sobre la distribución del CLAP en el país es incompleta, confusa y extraoficial. Hay municipios como Baruta donde la intermitencia, discontinuidad e interrupción, en la atención alimentaria por la organización del CLAP, es la experiencia que tenemos en los barrios populares. Si los esfuerzos del gobierno para defender al pueblo fueron vulnerados por la agresión imperialista hay que documentar esta situación y armar a los líderes y lideresas del CLAP con el manejo de la verdad por ruda que esta sea. La organización social del CLAP, armada con las cajas de comida, es comparable con el nuevo sistema de misiles antiaéreos multicanal Buk-M2, de Siria que es el principal medio, del país árabe, para destruir los misiles enemigos. En nuestro caso los misiles enemigos son las sanciones económicas del imperialismo destinadas a producir los estragos de la hiper inflación y el desabastecimiento. Los misiles antiaéreos multicanal Buk-M2 son las cajas del CLAP.

Si el imperialismo ha encontrado la manera de neutralizar nuestra principal arma social de defensa económica, obligándonos a utilizar otros instrumentos alternativos de protección social, hay que pensar en activar, formar y ocupar a la gran organización social del CLAP para las nuevas tareas que la defensa de la soberanía nacional reclama.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 734 veces.



Sergio Briceño García

Profesor Universitario de Filosofía de la Educación Jubilado de la UPEL. Autor del Poemario "Porque me da la gana" y de la obra educativa "Utopía Pedagógica del Tercer Milenio". Ex Director Ejecutivo de la Casa de Nuestra América José Martí.

 sergiobricenog@yahoo.com

Visite el perfil de Sergio Briceño García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a262106.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO