¿Para qué debe servir el Petro?: El pueblo venezolano pregunta si lo podrá comprar

El Petro constituye, sin duda alguna, la decisión político-económica más acertada del Gobierno Bolivariano en los últimos 4 años. Presenta una serie de implicaciones que colocan a Venezuela como precursora en este tipo de experiencias, a nivel de gobiernos, no solo en América Latina sino a nivel mundial, a su vez, representa un desafío, que se encuentra en pleno desarrollo, y que busca crear un nuevo sistema financiero de intercambio económico alejado de lo que se conoce como la banca tradicional, sumado a esto, el Petro será la primera y única moneda en el mundo con respaldo en un bien tangible y apetecido como lo es el petróleo.

Sobre este último aspecto es importante mencionar que en la actualidad la totalidad de las monedas, físicas y virtuales, que circulan alrededor del mundo no tienen valor intrínseco ni respaldo alguno que garantice, con algún bien material, el mantenimiento de la riqueza que posean sus usuarios. El único valor que poseen las monedas es el de la confianza de quienes tranzan con estos papeles, lo que la convierte en monedas fiduciarias que crecen al calor de burbujas especulativas cada vez más volátiles.

La moneda virtual que coloca en el mercado nacional e internacional el gobierno venezolano se emite en el peor momento económico de la historia contemporánea de Venezuela: Hiperinflación; aislamiento económico, político y financiero cada vez más agresivo; pérdida acelerada del poder adquisitivo del venezolano; desangre, a través del contrabando de extracción, de cerca de 30 mil millones de dólares anuales; caída abrupta del PIB por cuarto año consecutivo; secuestro en los circuitos de producción-distribución que influyen de manera significativa en los precios, la escasez y el consumo del asalariado.

El hecho de ser emitida en un momento tan critico para las finanzas nacionales le coloca en una condición desventajosa con respecto a otros países que, al igual que Venezuela, se plantean crear su propia moneda, pero a su vez le ofrece en una posición históricamente relevante por los aportes que podría hacerle a la alicaída y cada vez más incierta economía.

Evidentemente el Petro no va a aniquilar ni neutralizar el denominado dólar paralelo, tampoco va a acabar con la hiper inflación o la escasez, no terminará con el dominio hegemónico del dólar como moneda de comercialización mundial, ni mucho menos pondrá en jaque la estabilidad del propio imperio norteamericano o del sistema capitalista, creer que la modesta emisión de una moneda virtual, por más importancia que tenga para nuestro país, va a transformar la economía mundial es una mera ingenuidad producto del desconocimiento hacia el propio sistema que nos oprime además de subestimar su enorme potencial, su innegable perfeccionamiento y su propio metabolismo.

El Petro muy posiblemente, y como ya se ha dicho, si aporte soluciones efectivas a nuestra situación actual, también incremente la oferta de divisas del mercado nacional para satisfacer, de una mejor forma las necesidades básicas de la población (especialmente de alimentación y medicinas), ayude a incrementar nuestras endebles reservas internacionales y por último atraiga inversión internacional obligatoriamente necesaria en un contexto en el que, queramos o no, requerimos de financiamiento externo si es que en realidad deseamos sacar el país a flote.

Todas estos resultados dependerán de la puesta en venta como tal de este criptoactivo que arrancó el día de hoy, de las regulaciones, modificaciones y seguimientos que se hagan a través de la Superintendencia de Criptomonedas y del Observatorio de Blockchain y por último de la confianza de los inversores. En palabras de Pedro Gutierrez CEO, para América Latina, de Synergy Crypto Adviser (Operadores de la Criptomoneda XEM, la quinta mayor moneda virtual del mundo) El éxito del Petro dependerá de su estructura de funcionamiento: "Hay que ver cómo, les va a ir al final del lanzamiento, cómo van a ser sus herramientas de distribución de la criptomoneda como tal, si se puede comprar internacionalmente y si lo logra se pueden obtener importantes fondos por esta vía"[1].

Sobre este punto es importante destacar que el Petro si se podrá comercializar internacionalmente, lo cual resulta positivo para las aspiraciones de aceptación en los mercados mundiales de una nueva moneda virtual. En una primera etapa se plantean vender, según la cadena de información financiera Bloomberg, un total de 38 millones de Petros, solo a agentes internacionales, a un costo que podría rondar el 40% de descuento, lo que generaría un total de 1.300 millones de dólares. Para una segunda etapa se colocaran en el mercado nacional e internacional 44 millones de monedas virtuales que generarán utilidades cercanas a los 2.400 millones de dólares[2], con un descuento cercano al 10%.

En total las utilidades en la primera y segunda etapa de la emisión de Petros podría rondar la nada envidiable cifra de 3.700 millones de dólares, es decir un 15% del total de ingresos petroleros estimados para el año en curso [3]. Estos recursos deben reinvertirse, una parte en todos los procesos técnicos y de seguridad, y otra, de seguro entrará a las arcas nacionales para ofrecer mayor amplitud por parte del ejecutivo a la hora de incrementar el gasto público en un momento en que requiere reactivar el aparato productivo, sin olvidar que es año electoral.

Tomando en cuenta que cada Petro estará respaldado por un (01) barril de petróleo y que el total de barriles colocados a disposición de este criptoactivo es de 5mil millones de barriles de petróleo (4 veces las reservas totales de crudo de Colombia), estaríamos hablando, que a valores actuales, la República podría recibir unos 300 mil millones de dólares[4], lo que equivale al PIB venezolano de todo un año y lo que sin duda alguna podría ser el catalizador que saque al país de la muy compleja situación.

A pesar que buena parte de las utilidades que ingresen al país, por la vía de la venta de Petros, se invertirán en incrementar el gasto público así como la oferta de bienes y servicios sensibles y estratégicos, el común denominador de la población posee esperanzas de poder adquirir, como ciudadanos venezolanos que son, unidades o fracciones de unidades de Petros, llamadas "Mene", en bolívares, dada la carencia de dólares, la exacerbada hiperespeculación que hay sobre éste en el mercado paralelo y la poca capacidad de ahorro que existe producto de la depreciación continua de la moneda.

No obstante, y aún con las exigencias, reclamos, necesidades de proteger los ahorros y demás que hacen los venezolanos, el Petro no sería positivo que se pueda adquirir con bolívares, aún cuando esto podría debilitar aún más nuestra moneda. Para entender el por qué no se deben tranzar los Petros por bolívares, es importante acotar que un Petro está inicialmente valorado en 60 dólares por unidad, y que 60 US$ a la tasa de cambio DICOM actual de 24.996 Bs. por dólar representan 1.499.760 bolívares, por lo tanto, dicho Petro transformado a la tasa ilegal que maneja la web dolartoday.com de 232.727,01 Bs por US$ colocaría a nuestra moneda virtual en 13.963.620,6 bolívares, generando ganancias (Bajo métodos similares a los que se hacen con los dólares preferenciales) que aportarían una utilidad de 12,4 millones de bolívares por cada unidad de Petro[5].

Esto no debe significar para nada que el Petro en consecuencia sólo será tranzado por quienes posean dólares bien sea en efectivo o en cuentas bancarias, de ser así no tendría ningún sentido colocar en juego 5 mil millones de barriles de petróleo de nuestras reservas de crudo para que sólo las clases pudientes, las mismas que han captado históricamente las divisas que ingresan al país, culpables con sus empresas de maletín de buena parte de la crisis, continúen disfrutando plácidamente de las mieles del petro-estado.

El Petro, como herramienta impulsada por un gobierno Revolucionario, debe servir para mejorar material e inmediatamente las condiciones de vida de la población venezolana en su totalidad, con especial énfasis en la clase trabajadora, la gran golpeada del escenario. ¿Cómo hacer entonces para que los asalariados puedan optar a este beneficio?, al mismo tiempo ¿Cómo hacer para democratizar el Petro sin que ello implique el enriquecimiento de grandes grupos de poder apostados en el eje Caracas-Cúcuta-Panamá, la polarización a largo plazo de los Petros en manos de unos pocos y la prevalencia de la triste y alienante "viveza criolla"?

Desde ya se prevé, según información que maneja la propia Bloomberg, que el gobierno venezolano estudia la posibilidad de pagar a sus empleados a través de Petros[6]. Es importante destacar, que en todo caso es perentorio asegurar un ingreso mensual en este criptoactivo a la totalidad de trabajadores del país, por cuanto la riqueza del subsuelo venezolano no le pertenece sólo a los empleados públicos. En ocasiones anteriores he propuesto que los próximos incrementos salariales vengan una parte en bolívares y otra en Petros para burlar la típica estampida de precios que se generan una vez se efectúan incrementos salariales. A la fecha que cada trabajador venezolano reciba mensualmente 1/8 de petro, es decir 12.500.0000 menes de manera mensual, que sean intercambiables por bienes y servicios en establecimientos públicos y privados y que dichos Petros retornen obligatoriamente al ente emisor, es decir al Estado, representaría un gran alivio para las familias venezolanas y materializaría, de manera directa, beneficios a las clases más agobiadas.

El Presidente de la República asomó otro grupo de ideas bastante innovadoras, que nacieron del seno del pueblo, y que podrían significar soluciones inmediatas a la familia venezolana que, como ya se dijo, espera respuestas eficaces y efectivas que le ayuden de manera directa a salir de la crisis, a volver a creer en el trabajo legal como forma de progreso y crecimiento económico y a ver en la Revolución Bolivariana, más allá de sus contradicciones, avances y retrocesos, el medio para dignificar su vida.

Oscar Javier Forero

Eonomista

@Oscar_forero83

https://economiayrebelion.blogspot.com/

Referencias:

1.- Piden Reglamentar el Uso de las Criptomonedas

http://www.elnuevosiglo.com.co/articulos/02-2018-piden-reglamentar-uso-de-criptomonedas

2.- Venezuela Plans Discounts, Tax Deals to Bolster Cryptocurrency

https://www.bloomberg.com/news/articles/2018-01-16/venezuela-plans-discounts-tax-deals-to-bolster-cryptocurrency

3.- Ecoanalítica: Ingresos petroleros de Venezuela caerán $ 1.800 millones en 2018 por desplome de producción

http://www.petroguia.com/pub/article/ecoanal%C3%ADtica-ingresos-petroleros-de-venezuela-caer%C3%A1n-1800-millones-en-2018-por-desplome-de-p

4.- Cálculos propios.

5.- Cálculos propios.

6.- Idem



 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4028 veces.



Oscar Javier Forero


Visite el perfil de Oscar Javier Forero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas