Seguimos por el filo de la navaja del 2018 treceavo y catorceavo días

Una amiga me envió un correo de unos investigadores muy entusiasmados con la propuesta rocambolesca del Petro. Como no soy ducho en la materia preferí consultar la opinión de Luís Britto García quien es confiable, también economista y sí sabe de eso. Sin vacilar ni un momento hice propias algunas de sus concienzudas apreciaciones:

"Las criptomonedas, hasta el día de hoy, han sido lanzadas por especuladores privados, interesados sólo en la ganancia. El Petro, al ser lanzado por un gobierno, debe tener en cuenta el interés nacional…

Quien invierte en el Petro, al exigir su respaldo en las riquezas de Venezuela, puede tener participación en el petróleo, el hierro, el aluminio, el oro, los diamantes, la biodiversidad, hasta ahora patrimonio colectivo e indiviso del pueblo venezolano…

Denuncia el gobierno venezolano que acumuladores de papel moneda acaparan la edición limitada de ésta hasta dejar sin circulante a la población. Igualmente acaparadores del Petro podrían adquirir la totalidad o la mayor parte de la emisión limitada de éste y controlar o impedir la circulación monetaria en el país…

Se pueden adoptar todas las medidas para evitar la fuga de capitales, de moneda o de divisas; para evitar la fuga de Petros, ninguna…

Es posible adoptar medidas para disminuir el lavado de capitales; el Petro es un quanto de información que no necesita lavado…

Según la Ley de Gresham, la mala moneda de aceptación obligatoria sustituye a la buena. Si el Petro es de aceptación obligatoria y resulta malo, suplantará al bolívar; si resulta bueno, será sustituido por éste…

De acuerdo con el artículo 318 de la Constitución, "La unidad monetaria de la República Bolivariana de Venezuela es el bolívar". El nuevo petro requerirá una Constitución nueva."

La opinión de Luís Britto García me permite ubicarme en tan delicado tema para dar mi propia opinión. A mi juicio cualquier política que el gobierno implemente fundamentada en las bases teóricas del sistema capitalista no cambia nada. Por eso aquella consigna de "No cambien el clima, cambien el sistema" tenía toda la razón y Chávez la acogió con pasión. Así era Chávez con un sentido especial para apoyar las causas justas. Yo me lo imagino presidiendo una reunión de gabinete en Miraflores preguntándole al ponente de la criptomoneda ¿Y dónde está el socialismo ahí?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 421 veces.



Sergio Briceño García

Profesor Universitario de Filosofía de la Educación Jubilado de la UPEL. Autor del Poemario "Porque me da la gana" y de la obra educativa "Utopía Pedagógica del Tercer Milenio". Ex Director Ejecutivo de la Casa de Nuestra América José Martí.

 sergiobricenog@yahoo.com

Visite el perfil de Sergio Briceño García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Sergio Briceño García

Sergio Briceño García

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /economia/a257776.htmlCd0NV CAC = Y co = US