Los valores de uso no pasan de moda

¿Cómo explicar que unos zapatos, un coche, un traje, una vivienda, una corbata o un tipo cualquiera de transporte pasen de moda si todavía podrían seguir siendo usados?

Por supuesto, algunos bienes evolucionan en comodidades y rendimiento en favor del usuario, pero eso no implica que el bien obsoleto pase de moda.

Hay casos de bienes a los que ya no se les halla repuestos en el mercado local, pero que, por ejemplo, un CD grabable todavía pase de moda porque ahora hay pendrives y estos lo sufran porque ya hay el micro SM, y éste ya tenga las de remplazos de mayor capacidad de almacenamiento y/o de grabación. Igual, otros ejemplos connotados, que un Betamax haya salido del juego porque llegó llego el VHS y este porque aparición el CD, eso no luce racional. Ni qué citar el disco del anchote y gruesote acetato todavía no suficientemente rayado.

La respuesta al pase de moda de bienes que todavía tengan mucha vida útil por delante se da cuando recordamos que los bienes satisfactorios de variopintas necesidades de la mayoría de los países y desde hace muchos siglos vienen envueltos de valor de cambio, o sea, son compradas, nos son vendidas como mercancías, pero las compramos como valor de uso.

Así, pues, lo que pasa de moda es ese valor de cambio, no su valor de uso, habida cuenta de que el usuario de todas las mercancías-fabricantes y consumidores finales-sólo compran valores de uso.

Desde luego, el comerciante burgués ha vendido e impuesto publicitariamente el pase de moda de las mercancías que les vende a sus clientes de año en año, según las estaciones atmosféricas u otras estaciones religiosas (Carnavales, Semana Santa) con miras reciclar prematuramente los mercados que de otra manera no puede ampliar porque, a pesar de tener demanda, a esta la declara insolvente desde determinado precio hacia arriba y deja por fuera millones a de usuarios potenciales o hambrientos sin poder adquirir mercancías muy costosas, según sus rentas, y además, efectivamente, existe el pase de moda para otros usuarios porque hasta donde sabemos para los pobres de conciencia ninguno de sus bienes pasan de moda a menos que se les dañen y pierdan utilidad con el uso frecuente de sus propiedades originales.

También, los valores de uso pasan de moda para esa pequeña burguesía y para los seudoburgueses representados por proletarios (as) con buenos salarios quienes en su majadera pretensión de parecerse a los burguesas y burguesas no pasan de parecerse entre sí.

25/12/2017 01:03:42 p.m.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 664 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: