La clave, o el enigma de su vida

La muchacha manipulaba el comando del punto de venta con una inquietud hiperquinética, sus ojos relampagueaban con un brillo enfermizo.

––Deme la clave

––Deme el enigma de su vida, le respondió la victima

––Grosero

––abusiva ¿Cómo se le ocurre pedirme la clave de mi tarjeta de débito? ¡Es tan secreta e íntima como el enigma de su vida!

––Señor, escuche, si usted toca el comando el punto se cae

––¿Y por qué no se cae cuando lo manipula usted?

––¡Porque yo tengo el poder! Siga votando por Maduro

––El presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela Nicolás Maduro Moros, no me está pidiendo la clave secreta; es usted la que lo hace, mediante un artilugio barato.

––Bueno señor, ya usted está payaseando mucho, le voy a llamar la seguridad; entienda que Maduro manda en Miraflores, y aquí mandamos nosotros.

––¿Nosotros?

––Sí, nosotros, los empleados del amo.

––¿Quién es el amo, señorita esclava?

––¡El dueño del supermercado! Él es el que nos paga

––¿Y cuánto ganáis vos, mijita?

––Sueldo mínimo, más Cesta Ticket

––a propósito, ¿Cuánto cuesta esta harina?

––10.000 bolos

––¿Y por qué tanto?

––Es importada de Colombia, y va a aumentar; el dólar va a llegar a 20.000

––¿Y este cartón de huevos?

––32.000; total la cuenta le hace 372.560; no recibo billetes de 10

––¿Billetes?

––Sí billetes, efectivo porque usted, de payaso, no me quiso dar la clave

––Una preguntica más ¿Cómo hacéis vos para vivir con tu sueldo?

––No le paro a eso, el sueldo lo uso para pintarme las uñas, tengo mi mesita bachaquera en el frente de mi casa, gracias a Dios

––¿Dios te protege a vos, y no a los que tenemos que sufrir los precios superinflados del bachaqueo?

––Ese Dios es mío, propio de mí; y por supuesto, quiere que Maduro se vaya

––¿Él te lo dijo?

––No, él no habla con nadie, se lo digo yo

––¡Qué arrecho es Bergman!

––¿Quién es ese pisco?

––Un cineasta, pana de Sergio Antillano.

––¿Quién tiene efectivo en este momento?

––Los contrabandistas de billetes y los puntos de avance

––¿Y SUDEBAN?

––¿Quién es ese, no lo conozco?

––Bueno, es el hermano de Superman

––No sabía que el hombre de acero, tenía un hermano

––lo tiene, y es SUDEBAN

––Mira dame el efectivo de una buena vez, estamos hablando mucho pa’l el tiempo que nos conocemos

––No tengo cobres

––Dame la clave

––Deme el enigma de su vida

––¡Maldito! ¡Púdrete en el infierno, viva Trump!

––¿Quién es ese?

––El presidente de los Estados Unidos

––Por Bolívar ¿Puede usted volver a ser otra vez venezolana?

––¿Quién es ese Bolívar?

––El Libertador, el más grande antiimperialista, que nos dio el nombre de venezolanos e inició el proceso independentista, de liberación nacional

––No lo conozco; se quién es Trump, y quiero que nos invada pronto, y nos salve de los chavistas, y del gobierno de Maduro.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 255 veces.



Eduardo Mármol


Visite el perfil de Eduardo Mármol para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Mármol

Eduardo Mármol

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /economia/a252107.htmlCd0NV CAC = , co = US