Cris Cris y @venolimpica ¿por qué le hicieron eso a Bryant Álamo?

Esta semana vimos cómo el velocista venezolano Bryant Álamo, en plena competencia, posiblemente sufrió una lesión en una de sus extremidades inferiores, en el marco del XIX Campeonato Mundial sub-20 de atletismo que se celebró en la ciudad de Cali, Colombia del 1 al 6 agosto del presente año. En la transmisión se podía ver a un grupo de corredores, más o menos compacto, y hubo un momento en el cual llamó la atención que uno de ellos desaceleraba y se iba quedando atrás del pelotón, con expresiones de dolor y que, además, tenía problemas para afincar uno de sus pies. Ya en la repetición nos dimos cuenta de que tan pronto dieron la señal de salida, el chamo se ubicó en el grupo que pujaba por buscar el tercero y cuarto puesto de su serie y, de pronto, el chico va quedando rezagado mientras sus rivales avanzaban raudos y con fuerza hacia la meta.

Esa imagen me hizo recordar a Usain Bolt en la posta de los 4x100 en el Mundial de Atletismo de Londres, 2017. El once veces campeón mundial y ocho veces oro olímpico iba a hacer el recorrido del último cuarto de la carrera de ese relevo y a poco de haber recibido el testigo, con visible gesto de dolor, llevó una mano a su muslo izquierdo (desgarro en el bíceps femoral), empezó a renquear y acto seguido estaba tirado en el "Mondotrack" (pavimento sintético) del London Stadium, mientras los otros rematadores de los países finalistas pasaban frente a los jueces para la foto, o video, finish. Muchos titulares de la prensa mundial se referían a la lesión de Bolt, en su carrera de despedida; otros dudaban de que en realidad tuviese algún tipo de distensión muscular, pero lo que hubiese sido ocioso era referirse a la posición del jamaiquino en la tabla final de la justa, en virtud de que se trataba de una posible rotura fibrilar y ello impedía, racionalmente, que se hicieran análisis o valoraciones diferentes a las razones por las cuales no terminó la carrera.

Bryant Alamo, de 18 años, es campeón nacional sub-20 tanto en 100 como en los 200 metros lisos, con marcas de 10.82 y 22.45, respectivamente. Él, junto a seis atletas criollos, fue parte de la delegación que nos representó en el máximo evento de categoría junior de la IAAF, allá en tierras caleñas. Álamo llega a la competencia con un interesante 10.53, registro alcanzado el pasado 22 de abril en el "Estadio Metropolitano de Mérida", estado Mérida; aunque ya el 31 de marzo, en un evento realizado en el "Polideportivo Agustín Tovar" del estado Barinas, había parado el crono en 10.43, pero debido a la reglamentación referida al viento dicho tiempo fue declarado no legal para su marca personal, aunque sí le valió para ganar el chequeo en cuestión.

El canal de Instagram @venolimpica, haciendo eco de una página de atletismo de Facebook llamada "Cris Cris", se refiere a esta noticia de la siguiente manera:

"Bryant Álamo registró un tiempo de 28.32 segundos en los 100 metros planos del Campeonato Mundial de Atletismo U20 Cali 2022, quedando de séptimo en su Heat y de 60 en la general". Sin explicar el contexto ni dar los detalles de lo que le había ocurrido al corredor, publican esa información, sin más.

Nada más de leer algo así, cualquiera puede pensar que el venezolano fue el hazmerreír de todo el evento y del atletismo mundial, ya que ninguno de los dos -ni Cris Cris ni @venolimpica- hacen mención alguna, tal como consta en el video, de que el muchacho pudo haberse lesionado en plena carrera y que, sin embargo, sin interés en ganar, llegó hasta la línea de meta. Hay que aclarar que en la toma de la cámara no se ve cuando cumple el recorrido de los 100 metros, pero se deduce que fue caminando porque se tardó casi medio minuto desde, aproximadamente, el punto de los 35 metros hasta el punto de llegada. La normativa establece que el juez jefe del foto finish determinará la clasificación final de cada atleta y en consecuencia su tiempo; de manera que, hay un equipo responsable de tomar el tiempo que invierte cada corredor desde el taco de salida hasta completar el recorrido, sin importar si alguno va muy lento o caminando (caso Bryant). El sistema no entiende que el competidor del carril cinco, por donde se desplazaba el venezolano, viene rendido, que ya no está compitiendo y que solo trata de salir de la pista. Había corrido un tercio de la prueba y ya venía con cierto impulso; posiblemente consideró que era más cómodo para él salir por ese lado, es decir, seguir caminando.

De lo que sí debemos estar seguros es de que por la mente de Bryant jamás pasó que, a pesar de que trataba de caminar con algo de cuidado tal vez para no agravar cualquier posible lesión, dos medios venezolanos iban a destacar el tiempo que le marcó el reloj cuando justo "pasó cojeando" por la meta: 28.32 segundos.

Un mínimo de conocimiento de la normativa de este deporte, la lógica, la buena fe y la objetividad al momento de transmitir el mensaje indican que si tuvo que renquear hasta la raya final se le debe tomar el tiempo, pero por razones estrictamente técnicas y reglamentarias, pues evidentemente ya estaba fuera de competencia; sin embargo, ese tiempo fuera de contexto es el que nos ofrecen venolimpica, vía Cris Cris o Cris Cris vía @venolimpica.

Quien lee el titular o escucha la noticia sin haber visto el video, inmediatamente es tentado a hacerle 'hate' al chamo.

—¡Cómo es posible que un venezolano en un mundial de atletismo haga en 100 metros planos el tiempo que cualquier adolescente haría en un entrenamiento de 250 metros!— exclamó indignado el conductor de un programa de radio.

— Cualquiera pensaría que batió el récord de 300 metros planos ( el récord es de 30.81)— respondió con sorna otro de los conductores, a la vez que hacía reír a sus compañeros de cabina con el chiste.

De hecho, el titular, sin querer queriendo o queriendo sin querer, promovió algunos comentarios y opiniones de todo tipo.

En venolimpica:

@alfredo_angulo_principal:

— siempre a los venezolanos les pasa algo xq sera—

—28.32 verro ni yo y no voy a un mundial—

@rednierchavez:

— Corrió 110 mts entonces— y finaliza con un emoji (de cuajao de la risa).

Algunos usuarios pidieron que se rectificara el "inocente enfoque" noticioso.

@rolanjr77:

- Ah pero en vez de especificar en el pie de foto que se lesionó o tuvo un calambre...

@lastradj:

- Pueden arreglar la noticia? Especifiquen que fue lo que sucedió

Otro comentario donde sí le lanzan 'hate', promovido por la desinformación, es el de Emmer Elisaul Brizuela Acosta, en la página de Facebook de Cris Cris:

— si sintió el tirón para que terminó por dios que payaso — escribió sin que Cris Cris dijera algo al respecto.

Algunos usuarios han tratado de aclarar lo ocurrido, pero no cuentan con el respaldo de las cuentas desde donde se produjo la mala información y sus opiniones se pierden entre las decenas de burlas, críticas, chistes y análisis del fracaso deportivo del atleta. Han pasado varios días y no hay una sola aclaratoria respecto a qué ocurrió con la posible lesión del atleta. Al parecer un deportista es un héroe nacional cada vez que gana ¿pero si pierde o se lesiona tranquilamente se puede exponer al escarnio público!

Para los que con muy buen sentido del humor afirman que ni que le hubiesen valido su mejor marca personal, de 10.43, el venezolano ganaba esa carrera ya que el oro se lo llevó el botsuano Letsile Tebogo con un relampagueante 91.9 (nuevo récord mundial para la categoría), les quiero informar que ningún venezolano a lo largo de la historia del atletismo ha bajado los 10 segundos en una competencia oficial y que el tiempo del ganador es ahora mismo inalcanzable, incluso, para cualquier juvenil del planeta.

Venolimpica y Cris Cris, en este caso, son un claro ejemplo de cómo no se debe mal-tratar una noticia (objeto) y a un atleta (sujeto) al mismo tiempo y de una manera poco responsable y profesional. Vamos a darle el beneficio de la duda, a ambos, y consideremos que lo hicieron por descuido y no con mala intención.

...

"Después no digan que el tiempo es malo". GOYA.

randychavez@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 465 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter