A los lectores de Aporrea que deseen conocer a fondo el caso de Vladimir Paz Martínez

En primer lugar les diré que el expediente es el número 4JM-1496-09, Estado Táchira, delitos que se le imputan: “Delito de concusión en grado de tentativa y privación ilegitima de libertad”.

Todo comenzó el día 30 de abril del 2009, mi hijo Vladimir Paz Martínez junto a otro compañero de la policía municipal de San Cristóbal, cumpliendo órdenes superiores instalan una alcabala móvil en el sector el mirador de San Cristóbal y a las 11 am., piden a un vehículo tipo taxi que sospechosamente se traslada con tres hombres, le indican que se pare a la derecha, le piden los papeles del vehículo y las cédulas de identidad de las personas, ninguno se encuentra solicitado pero según reza en el expediente “se comunican con la agente Bello Monica y este informó que el vehículo verificado, se encuentra solicitado por el delito de robo genérico, atraco, por la subdelegación de San Cristóbal, caso 1167074, de fecha 25 de febrero del 2009”; ésta información es notificada al dueño del carro señor Sánchez Briceño Gregorio Andrés, quien desde el principio demuestra una conducta un poco nerviosa y sospechosa, pese a que se le indicó que no estaba siendo solicitado, pero si su vehículo, el cual supuestamente habría sido comprado por el hace nueve meses. Aquí surge mi primera inquietud: ¿Quién manejaba el carro en el atraco? ¿Por qué razones el señor Gregorio no reportó nada hasta la fecha?

El vehículo junto a su conductor es trasladado hasta la sede de la policía municipal y llegan como a las 12:10 pm. El agente Vladimir Paz Martínez comienza a levantar el respectivo expediente para enviar el vehículo a fiscalía, para eso deberá interactuar con los fiscales para que le indiquen los trámites a seguir para el levantamiento del mismos, sus llamadas a la fiscalía no son antendidas y por fin le atiende el fiscal que deberá darle la información necesaria para el levantamiento del expediente, luego debe trasladar el vehículo al CICPC, esperar que lo atiendan y le reciban el vehículo, levantar el acta correspondiente y de nuevo llevarse su papeleo para llegar como a las 5 pm., notificar al señor Sánchez que su vehículo quedará detenido y que debe leer y firmar, lo cual el señor hace. Después como lo confirman las cámaras de la policía, sale de la sede de la policía municipal como a las 5:30 pm.

Entre las 6:30 y 7 pm., el agente Valderrama se comunica con el Agente Vladimir y le ordena que se traslade al garzón, que el Director iba a ese destino; el agente Valderrama entró al supermercado Garzón, sale y cuando se retira junto a Vladimir unas patrullas del CICPC, lo interceptan, lo apuntan, los golpean (un CICPC muy humanista), le quitan su celular, lo revisan a ambos y comprueban que no llevan ningún dinero; ¿por qué hablo de dinero? Presuntamente el fiscal Jeam Carlos Castillo Girón, recibió una llamada de una presunta extorsión y llevo a cabo una supuesta entrega de dinero controlada, pero el dinero jamás apareció. En su primera acusación el señor fiscal acusa a estos dos agentes de corrupción impropia, en la sede del CICPC estos dos agentes son revisados y maltratados, pero no llevan nada, los compañeros de la policía municipal se enteran, uno de ellos de apellido Mantilla llega a la sede de la delegación del CICPC y la esposa del señor Sánchez lo acusa de haberle entregado el dinero (de estos hay testigos), el agente es requisado pero no lleva nada. ¿Quién tiene el supuesto dinero? Todavía es una incógnita.

A pesar de no encontrarse ningún dinero los agentes son detenidos y 05 meses después son llevados a una audiencia preliminar donde el fiscal señor Jeam Carlos Castillo Girón los acusa de corrupción impropia y privación ilegitima de libertad, en el expediente el señor Sánchez declara que lo trasladaron hasta el garzón en la parrillera de una de las motos para retirar dinero y pagar el supuesto soborno; el señor fiscal se aparece con unas fotos y la defensa le pide en honor a la justicia y a la imparcialidad que pase el video de las cámaras de seguridad del supermercado el garzón, que este ciudadano fiscal tenía en su poder, el se opuso, pero la juez no le quedó otra alternativa que obligarlo a pasarla, en el jamás se ve al señor Sánchez de parrillero en ninguna de las motos, que se ve cuando entran al supermercado Garzón, el agente Valderrama entra y conversa con el Director de la Policía Municipal y luego sale; nadie niega que el señor Sánchez estaba también en el Garzón, ¿pero eso ya este hecho es determinante para decir que por casualidad se encuentra usted con alguien a quien le detuvo un carro por cometer una infracción grave y luego esté en la cafetería a la cual fue a tomarse un café, usted esta extorsionando a esa persona? Entonces los jueces y fiscales tendrán que cuidarse de ahora en adelante a que sitio van, porque pueden encontrarse con un acusado y eso puede ser una prueba de que ustedes están pidiendo dinero para dejarlo en libertad o para que la Fiscalía decida esconder pruebas que puedan condenar a un individuo a prisión. Me preguntó: ¿El señor fiscal no vio el video y se dio cuenta de que lo que decía el señor Sánchez no era verdad? Qué lo que dijo el agente Vladimir Paz Martínez Paz era verdad y que el ciudadano Director de la Policía estaba en el supermercado Garzón y el agente Valderrama fue a su encuentro y Paz Martínez se quedo afuera esperando. ¿Entonces que razones lo llevó a mantener su acusación de corrupción impropia y a no mostrar el video desde el principio? ¿Por qué mostrar solo unas fotos para ofrecer una verdad ficticia y que choca con cualquier principio de ética que debe estar presente en todo abogado que decide ser fiscal público?

Y sigo preguntando: ¿Quién se quedó con el supuesto dinero?, más grave aún, días después el vehículo fue retirado del registro de vehículos solicitados, ¿razones que supuestamente se esgrimieron? Fue un error y ese no era el vehículo involucrado, el testigo o funcionario que vio la placa y expreso en el informe que era ese número tuvo un lapso mental. ¿Esto empieza a oler feo, no les parece?

En vista de que el video jamás se reflejo entrega de dinero alguno y solo se ve al agente Valderrama hablando con el Director de la policía, el juez del caso se vio en la obligatoria necesidad de retirar la acusación de corrupción impropia, pero dejo algo que considero grave hasta para los propios jueces, ya que siente un precedente de alta peligrosidad a la hora de que ellos mismos sean acusados; cambio el delito a calificación de Concusión en Grado de Tentativa. Así, que estimados fiscales y jueces, vean después de un juicio o una acusación hacia donde salen, no vayan por casualidad al mismo sitió que va el acusado y den motivo a ser acusados por este delito; les recomiendo que motivado a esta acusación validada por un juez, contraten a un vigilante o escolta que vaya adelante, que revise el sitio y después les indique que pueden entrar, pero jamás se descuiden, ya que esa persona pueden llegar después de ustedes, en ese momento debe sonar el pitazo de su vigilante y a correr se ha dicho.

Lo que sigo sin entender es como a un individuo que se le hace firmar la declaración, se le indica que su carro será detenido y pasado a Fiscalía con su respectivo expediente, se le pida pago a cambio; he visto que muchos inescrupulosos que trabajan como agentes de tránsito a cambio de NO PONER una boleta piden plata, pero no conozco a nadie que haya pedido plata y a su vez coloque una boleta. Créame que hay agentes con bajo coeficiente intelectual, pero solo se ven en las películas gringas estimado señor Fiscal.

Con el delito de Privación Ilegitima de Libertad, en ese señor fiscal usted me dejó con la quijada desprendida, créame que como experto en servicios (profesor de postgrado hace 7 años) y conociendo la bomba que se dan muchos fiscales y agentes del CICPC para atenderlo a uno; también en su descarga podemos decir que no solo es su prepotencia en algunos casos, sino el volumen de trabajo y el poco número para atenderlos, me lleva a felicitar a mi Hijo Vladimir Paz Martínez por haber terminado junto a la ayuda de fiscales y agentes del CICPC el expediente de manera eficiente y pulcra a las 5 pm., Pero no es aquí donde para usted señor fiscal se comete el delito (usted créame que me tenía preocupado si por este motivo acusa por el delito de privación ilegitima de libertad); no el defensor de mi hijo me manifestó sino me equivoco que es por acoso psicológico; ahí si usted me dejo señor fiscal sin palabras, todavía no comprendo en que momento mi hijo estudio terrorismo psicólogico, más conociendo sus virtudes y sus imperfecciones, de esta última tiene la de ser demasiado confiado en la gente; en términos más sencillos y criollos demasiado pendejo; su virtud es ser demasiado noble. Señor Fiscal Vladimir si sabe lo que es sufrir terrorismo psicológico en su niñez hasta los cuatro años, con una madre alcohólica que lo abandonaba en la calle, hasta que la luz de Dios se interpuso en nuestro camino, así pudo salir de un orfanato y hoy tener un padre y una madre que darían la vida por él, con dos hermanos que lo extrañan mucho; terrorismo psicológico es lo que hizo usted al esconder pruebas y al tener dos jóvenes detenidos injustamente por más de 8 meses; terrorismo psicológico es ver que Vladimir perdió el semestre en la Santiago Mariño; terrorismo sicológico es que pase las navidades alejado de su familia, ya que siendo inocente no quiere que sus hermanos y sobre todo el varón de 10 años, que tanto lo extraña lo vea en una cárcel, eso es terrorismo sicológico. Porqué no le enseña al mundo y al pueblo Venezolano el video de seguridad de la policía municipal, donde el señor Sánchez aparece caminando y moviéndose libremente por los espacios de la policía, donde se ve conversando con personal administrativo que pueden dar fe de esto y llamando por teléfono (se los enseño yo, señor Fiscal). Sabe he trabajado con sicología del consumidor a nivel de postgrado y créame que me gustaría invitarlo a una de mis clases y escuchar de usted como un joven de 23 años, que levantó un expediente de manera eficiente, que estuvo en contacto con fiscales, que se traslado a la sede del CICPC y luego se devolvió a su comando de origen aplicó en tan poco tiempo terrorismo sicológico al señor Sánchez, a lo mejor aprendo mucho de usted o al revés aprende usted un poco de psicología del consumidor conmigo, se dará de cuenta que provocar cambios en conductas o crear perturbaciones y confunciones requiere todo un trabajo de expertos.

En mi carta que escribí al presidente y que le expresaba que nadie nos había escuchado, planteó de manera abierta lo que sin vacilaciones haremos por nuestro hijo Vladimir, ya que después de narrar todo esto nos lleva a tomar medidas extremas por la vida de mi hijo que se que corre peligro al ver como usted señor Fiscal actúa, son muchos los rumores en estos tiempos del poder y abuso de las fiscalías contra los jueces, a quienes amenazan con denunciarlos con destituirlos si no les dan la razón en los juicios. Es por eso que el martes 12 de Enero comenzaremos una cruzada por la vida de nuestro hijo Vladimir Paz Martínez, la huelga de hambre es el único recurso, pero como le dijimos anteriormente por nuestros hijos la vida damos si es necesario.

Como dice el señor Presidente, Ten fe Vladimir, VENCEREMOS.



(*)Ambos Profesores de la Universidad de Guayana


henryantonioc@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4156 veces.



Elsy Ramos de Carrero y Henry Carrero(*)

Asesor y docente universitario en la Universidad Nacional Experimental de Guayana - UNEG. Especialista en temas de mercadeo.

 henryantonioc@gmail.com      @HENRYACARRERO

Visite el perfil de Henry Carrero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social