La táctica de la amnistía

El presidente Chávez ha demostrado siempre ser un gran estratega. Muchas de sus decisiones más polémicas han terminado por darle la razón, a pesar de que los acontecimientos parecían advertir lo contrario. Ha convertido aparentes reveses en sonoras victorias.

Confieso que me falta habilidad en el arte de hilar fino para comprender en toda su dimensión el decreto ley de amnistía promulgado el último día del año pasado. En principio lo entendí como una generosa expresión de humanidad.

La descarté de inmediato porque se debe ser magnánimo con un enemigo vencido, como manda la hidalguía militar, pero serlo con uno que no sólo no está derrotado sino que ha agarrado nuevas fuerzas después de su victoria del 2D, sería un grandísimo acto de estupidez, algo así como bajar las manos en plena pelea. El Presidente está muy lejos de ser tonto.

Me ubiqué luego en el escenario internacional y en la necesidad de romper con el cerco mediático que le han tendido y que lo retrata como un sátrapa.

Conociendo las entrañas del monstruo comunicacional que le tiene la vista puesta desde hace rato, me pareció que poco puede hacer esa medida por aliviar la fama de dictador comunistoide que ya tiene. Si once procesos eleccionarios, avalados por observadores de todas partes, no han sido suficientes para deslastrarnos de la imagen satánica, poco puede hacer una medida de liberación de unos presos que ni siquiera están presos.

Se me ocurrió también que la suya fuese una lección contra la ineficiencia de un Poder Judicial que no ha sido capaz de demostrar que hubo un golpe el 11A; que no ha responsabilizado a nadie por las cuantiosas pérdidas del paro petrolero; que no tiene ningún detenido por las muertes de 200 campesinos, y contra un Ministerio Público incompetente hasta para resolver siquiera el horrendo crimen de uno de los suyos. ¿Castigó Chávez la impunidad con más impunidad? Lo justo sería entonces abrir las puertas de todas las cárceles. No puede haber tratos diferenciales y discriminatorios con los delincuentes. Como no encuentro explicaciones, termino concluyendo que me falla el entendimiento.

mlinar2004@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2337 veces.



Mariadela Linares


Visite el perfil de Mariadela Linares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mariadela Linares

Mariadela Linares

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad