Aquel 11 de Abril de 2002

A cinco años del nefasto día, los venezolanos nos preguntamos, donde están los aristócratas que dieron el golpe de estado criminal contra el Pueblo Bolivariano. ¿Quién sabe a esta fecha donde están los generales y almirantes que integraban aquel alto mando militar? ¿A los personajes que encabezados por Carmona, que leía el famoso decreto criminal, que difundían y veíamos atónitos por la televisión de la oligarquía, y que componían aquel gobierno de facto? Eran hombres indiscutiblemente de primer plano, de esos que están presentes en todos los eventos sociales y políticos. Eran los Don Sensatos diciendo frases como estas: Es de lamentar lo sucedido con el Tnt. Coronel Chávez un hombre humilde de Sabaneta; pero él mismo se lo buscó ¿quién lo manda a buscarle los cinco pies al gato a los ilustres Amos del Valle?

Hugo Chávez en oposición a esos señores, era apenas un oficial del ejército, crecido dentro de la pobreza como el mismo lo afirma, que interesaba a nadie en Venezuela. Era un hombre sin importancia a los ojos de las fuerzas vivas. Que por su forma de ser ajena a complicidades subalternas, estaba marginado de la dinámica del poder. Que por haber nacido en Sabaneta de Barinas, de una familia modesta y sin mayores recursos que tampoco logró acrecentar, estaba desvinculado de las grandes familias que, como los firmantes del famoso decreto de Miraflores y los empresarios dueños de los medios de difusión mediática, y que todavía siguen conspirando.

A partir del 4 de febrero de 1992, es que la figura del Comandante Chávez se agiganta en la esperanza del pueblo marginado y excluido, que lo llevó a la Presidencia de la República, en Diciembre de 1998. el Presidente Chávez se dirigió al país y convocó al pueblo para que, participe en la fundación del Nuevo Estado a construir, y en la elaboración de una nueva política económica.

Hoy, la imagen del Presidente Chávez no sólo perdura sino que se exalta en la grandeza y reconocimiento del pueblo, de los valores y de la Nacionalidad. Su nombre aparece en la palestra pública nacional e internacional, como una de las figuras mas importantes de nuestro devenir. ¿Dónde están sus detractores? ¿Dónde quedó ante el pueblo la credibilidad de los Obispos y curas de la Iglesia Católica, que participaron en el golpe de facto? ¿Qué fue de los partidos del punto-fijismo, que llevaron al pueblo durante décadas a la miseria? ¿Dónde están los jueces que avalaron el golpe de estado, tan preñado de buenas intenciones? A diferencia de la figura de Chávez que permanece sólida en la venezolanidad. Fueron glorias efímeras. Los espectros que son y los que van a ser.

Vivimos de la complicidad de silencio y la alabanza vana; donde los medios de difusión mediática y sus flabistanes tarifados exaltan con vocablos inflados la obra torcida de los oposicionistas y del imperialismo, sin medir la responsabilidad de la alabanza ni el peso del compromiso que adquieren al servir tal monstruosidad a los venezolanos.

“La integridad de la inteligencia, la salud de la razón, y aun la del cuerpo, la elevación del espíritu, la perfección de criterio, todo lo que hace un hombre, un verdadero hombre, a estos miserables les importa poco”.

“Hacia Venezuela, están volviendo de nuevo las miradas y los oídos todos los pueblos del Hemisferio” ¡¡Somos la voz de América!!

richardtaibo@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5748 veces.



Manuel Taibo Fernández


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a33354.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO