Bolsonaro: ¿un represor más de la dictadura militar, la misma coautora de los crímenes de la Operación Cóndor?

Ha confesado saber sobre la desaparición de militante de izquierda durante la dictadura en 1974…

Amnistía Internacional ha cuestionado las declaraciones del presidente del Brasil, Jair Bolsonaro, para ese entonces Capitán del Ejército, quien dijo que el militante político de la izquierda, Fernando Santa Cruz Oliveira, no fue asesinado por los militares, sino por sus propios compañeros que hacían militancia política "terrorista" a través de un grupo conocido como "Acción Popular" y exigió, además dicha organización internacional, que casos como este deben ser llevados a la justicia, pues viene sosteniendo en sus campañas en defensa de los derechos humanos en ese país, que el "El derecho a la memoria, justicia, verdad y reparación de las víctimas y a sus familias debe ser promovido por el Estado brasileño"-

Es importante señalar que la Comisión de la Verdad en ese país fue propuesta en 2011 durante el gobierno de Dilma Roussef y aprobada por Ley Especial del Congreso de la República Federativa del Brasil en mayo de 2012 hasta diciembre de 2014, la cual desarrolló, dentro del plazo estipulado, un intenso y riguroso trabajo de investigación para develar los atropellos, las torturas, las ejecuciones, las desapariciones forzadas y ocultamiento de cadáveres sucedidos durante la dictadura militar entre 1964 y 1985.

El Informe entregado por la CNV a la presidenta de la República y a la sociedad brasileña el 10 de diciembre de 2014, está contenido en tres volúmenes, para un total de 4 mil páginas, aproximadamente. El primero lo conforman 18 capítulos y de manera general está diseñado y redactado hacia el objetivo de atender en forma irrestricta los mandamientos legalmente definidos para la CNV, como son, -entre otros- aquellos que le exigen a la Comisión imparcialidad absoluta y la verdad sobre cualquier otra consideración… En el Informe están descritas las actividades llevadas a cabo por la Comisión y el resultado de la depuración de datos y circunstancias relacionadas con casos de detención ilegal.

Sobre el caso del militante de izquierda Fernando Santa Cruz Oliveira, la Comisión se determinó que él nunca actuó en la lucha armada y que, además, nunca más se supo de su paradero tras ser arrestado por fuerzas militares del Estado en Rio de Janeiro en febrero de 1974, época para la cual Bolsonaro detentaba el grado de Capitán el Ejército, por lo que sus declaraciones no son otra cosa que la muy clara confesión de que no solo tiene "conocimiento de lo que pasaba en los sótanos de la dictadura", sino que él pudo haber sido parte de los equipos de represores de la policía política de la dictadura.

El hijo del dirigente asesinado, Felipe Santa Cruz, abogado y actual titular de la Orden de Abogados de Brasil (OAB), ha dicho que Bolsonaro tiene una obsesión pueril por la historia de mi padre y "está falseando los datos" y agregó, a modo de acusación, que se ha desatado un feroz campaña fake news en los sectores oficialistas, como parte de una incansable "cruzada de desinformación a través de milicias digitales", sin duda hacia el propósito de desviar la atención de un tema que tiene conmocionada la sociedad brasileña, intentado desacreditar al militante Santa Cruz de Oliveira, cuya desaparición lo determinó la Comisión de la Verdad, que es de la única responsabilidad del ejército.

El abogado Santa Cruz le aseguró a los medios que llevará el caso al Supremo Tribunal Federal: "Quiero saber lo que el Presidente realmente sabe, lo que supo en los sótanos de la dictadura (..) voy al Supremo a interpelar al Presidente para que esclarezca esto".

Las declaraciones de Bolsonaro se enmarcan dentro de la estrategia de que el dirigente fue asesinado por sus propios compañeros de lucha contra la dictadura militar, típica respuesta frente todos los casos equivalentes sucedidos en el resto de nuestros países, así como esas otras dos de que "se suicidó" o se le paró el corazón de un infarto…!!!

Las declaraciones del mandatario brasileño, -efectivamente- "causaron perplejidad en todo el país, en sectores políticos diversos", afirmó Gerson Camarotti, comentarista del grupo de medios Globo. Fue criticado por el gobernador del estado de San Pablo, el conservador Joao Doria, la líder ambientalista y excandidata presidencial Marina Silva, por la expresidenta Dilma Rousseff del Partido de los Trabajadores, de izquierda y por el propio Lula, quien en carta al hijo del desaparecido, le escribe: "Brasil no merece oír las palabras de odio de quienes, por el cargo que ocupan, deberían referirse con respeto a los que sacrificaron su vida por la libertad en nuestro país. Al atacar a los más débiles y a aquellos que ya no pueden defenderse, este mal presidente revela su carácter cobarde (..) Nada puede reparar el sacrificio de tu padre, mi querido Felipe, ni la ofensa brutal que lo victimiza una vez más. Pero tené la certeza de que la gran mayoría del pueblo brasileño ama la paz y la democracia. Siempre vamos a reverenciar a nuestros verdaderos héroes, y eso es lo que los tiranos no pueden soportar…"

Y veamos esta contundente prueba de que el Gobierno militar de entonces si había establecido como política de Estado la eliminación de toda disidencia en el país:

"Fecha: 11 de abril de 1974.

Destino: del director de la CIA para el jefe de Estado de EE UU, Henry Kissinger.

Asunto: "Decisión del presidente brasileño, Ernesto Geisel, de continuar con las ejecuciones sumarias de personas subversivas bajo ciertas condiciones"

1. [1 párrafo (7 líneas) no desclasificado]

2. El 30 de marzo de 1974, el presidente brasileño Ernesto Geisel se reunió con el general Milton Tavares de Souza (llamado general Milton) y el general Confucio Danton de Paula Avelino, respectivamente, los jefes salientes y entrantes del Centro de Inteligencia del Ejército (CIE). También estuvo presente el general Joao Baptista Figueiredo, jefe del Servicio Nacional de Inteligencia de Brasil (SNI).

3. El general Milton, que habló la mayor parte del tiempo, describió el trabajo de la CIE contra el objetivo subversivo interno durante la administración del ex presidente Emilio Garrastazu Médici. Hizo hincapié en que Brasil no puede ignorar la amenaza subversiva y terrorista, y dijo que los métodos extralegales deberían continuar empleándose contra los subversivos peligrosos. A este respecto, el general Milton dijo que alrededor de 104 personas en esta categoría habían sido ejecutadas sumariamente por la CIE durante el año pasado más o menos. Figueiredo apoyó esta política e instó a su continuación.

4. El Presidente, quien comentó sobre la seriedad y los aspectos potencialmente perjudiciales de esta política, dijo que quería reflexionar sobre el asunto durante el fin de semana antes de tomar cualquier decisión sobre

[Página 279] si debe continuar El 1 de abril, el presidente Geisel le dijo al general Figueiredo que la política debería continuar, pero que se debe tener mucho cuidado para asegurarse de que solo se ejecuten subversivos peligrosos. El presidente y el general Figueiredo acordaron que cuando la CIE detiene a una persona que podría caer en esta categoría, el jefe de la CIE consultará con el general Figueiredo, cuya aprobación debe darse antes de que la persona sea ejecutada. El presidente y el general Figueiredo también acordaron que la CIE dedicará casi todo su esfuerzo a la subversión interna, y que el esfuerzo general de la CIE será coordinado por el general Figueiredo.

5. [1 párrafo (12½ líneas) no desclasificado]

6. Una copia de este memorando se pondrá a disposición del Subsecretario de Estado para Asuntos Interamericanos. [1½ líneas no desclasificadas] No se realiza ninguna distribución adicional.

NOSOTROS. Colby" (*)

Este documento de la CIA (Agencia Central de Inteligencia por sus siglas en inglés) fue desclasificado a inicios del año 2015 y que luego, en mayo, fue divulgado por el investigador e historiador brasileño Matias Spektor, a través de su página de Facebook, precedido con esta nota: "Es el documento secreto más perturbador que he leído", para añadir más tarde en entrevista al diario O Globo, que su relato tiene una "enorme importancia para la historiografía brasileña: sabíamos que el régimen militar había asesinado opositores pero leerlo en un documento con tanto nivel de detalle deja a cualquiera asustado".

(*) Traducción libre del inglés, cuyo texto lo hemos tomado de este enlace: https://history.state.gov/historicaldocuments/frus1969-76ve11p2/d99



Esta nota ha sido leída aproximadamente 583 veces.



Iván Oliver Rugeles


Visite el perfil de Iván Oliver Rugeles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a281041.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO