A propósito de ser ciego

La barbarie de la misoginia madurista se desata contra Maria Corina Machado

Recientemente volvimos a denunciar que Guayana se ha convertido en tierra de nadie¹. En esos espacios desde San Félix, pasando por Ciudad Bolívar y Puerto Ordaz hasta Santa Elena de Uairén, lo que impera son las llamadas mafias del oro, traficantes, guerrilla colombiana, contrabandistas, prostitución – incluyendo infantil – anarquía, destrucción de los recursos naturales, y por supuesto, los cuerpos (para)militares afines al madurismo, cuyas mal llamadas milicias o colectivos armados se encargan de ser los promotores de cualquier acción que genere la violencia necesaria para continuar con el control de la zona con total impunidad.

En tal sentido, son públicas nuestras profundas diferencias con María Corina Machado en la forma de hacer política, y más para tratar de salir del régimen de Nicolás Maduro a través de las llamadas guarimbas como mecanismos de lucha por acceder al poder.

No obstante, el tener semejantes discrepancias con ella en su forma de pensar, no le niega su condición de dama y menos de ciudadana. Por ello, el que una barbarie madurista se haya desatado en su contra en uno de sus eventos políticos, concretamente el realizado en Upata, estado Bolívar, merece toda nuestra condena y enérgico rechazo².

Estamos gobernados por un régimen para quienes las leyes sólo existen para su grupo de panegíricos, zascandiles y subyugados al poder. Pero cuando esas normas son infringidas por las propias hordas maduristas en contra de los sectores que adversan su posición política, éstos aunque sean discapacitados, trabajadores niños o mujeres, esos derechos son lanzados por las pocetas de Miraflores o sus reductos de poder como si todos los opositores fueran bazofia política. O sea, para el madurismo hablar en estos casos de "inclusión" o derechos humanos, simplemente se les agota el libreto, y de manera obligada tienen que constreñir la historia conforme sean sus intereses, manipulando los hechos, y llegando al extremo de superar el realismo mágico o las escenas más sensacionalistas del llamado séptimo arte.

Lo que ha quedado demostrado con la violencia sobre Maria Corina Machado es la misoginia de quienes se dicen irónicamente hasta "defensores de los derechos de la mujer". Es más, ni siquiera el "fiscal" constituyente al momento de redactar estas líneas había designado un funcionario del ministerio público que se encargara de iniciar una investigación sobre tales hechos, mientras de manera casi burlesca, parte de la cúpula madurista aseguraba que la dirigente opositora había sido atacada por factores de la "derecha" nacional e internacional³. En otras palabras, el madurismo en relación con esta agresión sobre una mujer venezolana pagó y se dio el vuelto.

En un país en donde hacer política se ha convertido en delito, y manifestar por la hiperinflación, bajos salarios, pésimos servicios públicos o la criminalidad, son actos considerados por el madurismo como acciones terroristas o desestabilizadoras, es porque estamos en plena conjugación de un sistema neototalitario para quienes el poder debe ser ejercido de la manera más despiadada y brutal.

La Constitución fue convertida en papel higiénico por el madurismo. Los derechos que están expresados en sus artículos no existen. Aquí solamente vale la ley del más fuerte tanto en lo político como en lo jurídico, y quien detenta el poder político es quien decide donde están los culpables y los inocentes.

Nada podemos hacer, salvo seguir resistiendo en el medio de una lucha desigual. El país está destrozado en sus condiciones éticas y morales desde la cúpula madurista. Los planteles están destruidos, sin materiales educativos ni pedagógicos, y ni siquiera tienen higiénicas instalaciones sanitarias. Los centros asistenciales están en condiciones tan precarias que hasta enfermeras y médicos protestan a diario porque el derecho a la salud se viola en todas sus manifestaciones. Las carreteras y puentes colapsan en sus diferentes estructuras. Los servicios públicos son permanente noticia por su pésimo funcionamiento, en especial la electricidad, el agua y el transporte. Y el hambre multiplicándose a lo largo y ancho del país, mientras la hiperinflación supera las siete cifras anuales. Para qué hablar de la quiebra de la industria petrolera.

La barbarie de la misoginia contra Maria Corina Machado ha sido desatada por las huestes del madurismo. Esa es la condición natural de quienes gobiernan. En ellos sólo impera el odio, el rencor y la violencia como oxigonio para desatar la muerte política, económica y social de Venezuela. A propósito de ser ciego. Quien tenga ojos que vea.

***

¹ https://www.aporrea.org/trabajadores/a270625.html

²https://www.abc.es/internacional/abci-atacan-opositora-maria-corina-machado-durante-acto-politico-venezuela-201810250433_noticia.html

³ https://maduradas.com/descaro-cabello-ataque-maria-corina-machado-pastrana-dio-la-orden-se-activaron-los-laboratorios/



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1777 veces.



Javier Antonio Vivas Santana

Lic. en Educación en las menciones de Ciencias Sociales y Lengua (UNA) Maestría en Educación mención Enseñanza del Castellano (UDO) Dr. en Educación (UPEL) Profesor de la Misión Sucre (2003 -2012)

 jvivassantana@gmail.com      @jvivassantana

Visite el perfil de Javier Antonio Vivas Santana para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Javier Antonio Vivas Santana

Javier Antonio Vivas Santana

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a271008.htmlCd0NV CAC = Y co = US