Reflexiones de un venezolano nacido en Colombia

El 9 de Abril de 1948 fue asesinado el Dr. Jorge Eliecer Gaitán por orden de la oligarquía colombiana y el gobierno de los Estados Unidos. En Bogotá ese día murió más de un veinteñal de personas, además en todo el territorio nacional el pueblo irrumpió en ira con un formidable estallido de violencia para vengar la sangre del Líder colombiano, lo que trajo como consecuencia la muerte de millares de personas que en su gran mayoría no le pudieron dar cristiana sepultura, sino que fueron incinerados por su estado de putrefacción.

A raíz del vil asesinato, muchos colombianos se vieron en la necesidad de abandonar el país para salvar su vida o de la persecución de una policía criminal, adiestrada para perseguir y asesinar a todo aquel sospechoso, enemigo del gobierno.

Venezuela, la patria de nuestro Libertador Simón Bolívar, fue quien permitió la entrada por sus fronteras a miles de colombianos, donde los recibieron solidariamente, sin importar su clase social, su raza y su posición política, permitiéndoles trabajar y vivir con tranquilidad, aunque algunos fueron explotados por terratenientes.

Transcurrido los años del asesinato de Gaitán, la violencia continuaba, los crímenes hacia mas tensa la situación en Colombia, que forzaron a la población a organizar guerrillas para enfrentar al gobierno con las armas en los pueblos, campos y aldeas, donde se realizaban combates militares y causaban bajas entre ambos bandos, aterrorizando a la sociedad colombiana.

Todo andaba mal, el país vivía en zozobra, las fuentes de trabajo estaban paralizadas, los alimentos escaseaban y faltaba dinero para comprarlos, solo abundaba el hambre, la miseria, el miedo y el terror. El pueblo se encontraba en la incertidumbre, el de vivir o morir, era el país de "sálvese quien pueda". Entre esos, estaba yo, un adolescente huérfano sobreviviendo ante esta situación.

Por lo que sin pensarlo dos veces, seguí el mismo rumbo de tantos emigrantes que conocía y sabia que se encontraban bien porque al pasar de los años no habían regresado y siempre les enviaban dinero a sus familiares, eso era sinónimo de estar bien.

¡Que alegría al llegar a Venezuela en Julio de 1954!, a Maracaibo, ciudad que me cautivo por ser tan bella y donde me embargo un cumulo de sentimientos que me llevo a sentir la tranquilidad. Al siguiente día a la 5.30 am. ya estaba trabajando como pregonero del diario Panorama y me convertí en el que mas vendía. Trabajo que desempeñe por tres meses y me permitió conocer la ciudad. En 1962 tenia mi cedula venezolana como extranjero y ya se hablaba que pasábamos de varios millones de ciudadanos colombianos entre legales e ilegales que trabajábamos en paz, con la libertad de formar familia y sin ser discriminados por nuestra nacionalidad.

Pasaron los años y Venezuela seguía recibiendo no solamente emigrantes colombianos sino también peruanos, ecuatorianos, haitianos, dominicanos, argentinos, chilenos además de los emigrantes de España, Italia, Portugal, Alemania, China, Países Árabes, entre otros, que ya estaban antes de llegar nosotros y esta nación tan noble y amorosa a todos nos acobijó y nunca nos hizo sentir extranjero sino que se convirtió en la madre que nos cuido y permitió que nos realizáramos como persona de bien, aunque unos cuantos se han descarrilado por el camino y otros no reconocen lo generosa que ha sido esta nación.

Al llegar Cte. Chávez a la presidencia, hizo un llamado a todos los extranjeros ilegales y que no tuvieran problemas con la justicia venezolana para que se legalizaran, también les dio la oportunidad a los extranjeros que tuviesen más de cinco años residenciados para obtener la nacionalidad, y que gozaran de los mismos derechos de los nacidos en Venezuela.

Hoy día puedo decir con propiedad que todos los extranjeros hemos tenido los mismos derechos y quizás más beneficios que los propios venezolanos, porque mientras familias venezolanas están esperando su vivienda digna, más de 400.000 familias colombianas tiene su vivienda, sin contar con las otras familias extranjeras que también han recibido su vivienda. Todos hemos recibido la caja de alimentos clap, servicios médicos y medicinas gratuitas, educación gratis en todos los niveles y sobre todo se nos ha respetado todos nuestros derechos humanos.

Mientras tanto Colombia sigue con su guerra interna y sometido bajo las ordenes de Estados Unidos para afectar el gobierno soberano de Venezuela o mejor dicho "hacer chillar la economía venezolana" como dijo Obama, prestándose en el contrabando de los alimentos y la gasolina, devaluar la moneda y extraer todo el efectivo, pero no se ha preocupado por los que han emigrado y los desplazados dentro de la misma región por el hambre, la miseria causada por la guerrilla, el paramilitarismo del paraco Uribe Vélez, el asesinato de lideres colombianos y la producción de droga.

Siendo un venezolano nacido en Colombia, es vergonzoso ver como los venezolanos siendo la gran mayoría profesionales y considerados a nivel mundial como entre los mejores preparados, es decir, talentos humanos, son maltratados, humillados, denigrados y despreciados por su nacionalidad en esos países y primordialmente Colombia que tiene mas de cinco millones de colombianos radicados aquí, debieran tener presente que fueron los venezolanos los que nos abrieron sus brazos y compartieron con nosotros lo que tenían sin esperar nada a cambio, solamente que nos sintiéramos en casa.

Este era el momento que nuestros países le retribuyeran con solidaridad a Venezuela en agradecimiento por lo que hicieron con nosotros, sin embargo, no ha sido así.

Hoy yo me siento orgulloso de haber llegado a este país hace 64 años y que me brindo todas las oportunidades de trabajo para vivir en paz y con dignidad, me dio una esposa, dos hijas profesionales y cuatro nietos, por lo que yo me quedo en Venezuela y seguiré luchando por este país.

Cuando el clarín de esta patria me llame, empuñare el fusil para defenderla.

Patria Socialista, viviremos y venceremos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1268 veces.



Juan Rafael Rangel Ortiz


Visite el perfil de Juan Rafael Rangel Ortiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Juan Rafael Rangel Ortiz

Juan Rafael Rangel Ortiz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a268886.htmlCd0NV CAC = Y co = US