El silencio de los culpables

Dice un dicho muy popular, que la culpa no es del ciego, sino de quién le da el garrote y eso lo vemos a todas luces, en el atentado contra nuestro presidente este 4 de agosto, en la Av. Bolívar de Caracas, independientemente de los autores materiales que fueron sólo la mula que llevaron la carga, existen en este caso autores intelectuales y promotores de está situación, que van mucho más allá de este intento de magnicidio, esos están en silencio, no vemos a lo que queda de la MUD enviando un comunicado, rechazando estás acciones, deplorables y por más peligrosas para el país, a la incendiaria María Corina Machado, al Grupo de Lima, a la Conferencia Episcopal Venezolana tan afecta ella a hacer llamados a la paz, ¿En dónde está el prófugo Antonio Ledezma y Julio Borges? A los únicos cara e’ tabla que hemos visto pronunciarse fue a la prófuga Luisa Ortega Díaz, diciendo que si ella lo hubiera hecho el país ya sería libre, descarada, después que se llenó los bolsillos con las arcas del estado habla desde su escondite, como si fuera la heroína del siglo. Y el otro más cínico aun es Luis Almagro que pone en duda la veracidad de la denuncia, tiene el tupe de decir que él condena la violencia, ¿Por qué no lo hizo aquí en el 2017, cuando por el contrario la aupó, ¿Por qué no lo hemos escuchado condenar la violencia en Nicaragua que tiene el mismo patrón que se puso en práctica en nuestro país? Estás dos personas hablan para no perder vigencia pública, pero en realidad es su credibilidad y respeto lo que está en entre dicho.

Si Luisa Ortega pone un pie en Venezuela tendrá que darle muchas explicaciones a la justicia venezolana, esa que ella vergonzosamente pisoteo. Y Luis Almagro será una vergüenza en la historia de la Organización que representa, por carecer de voluntad propia, por dejarse manejar como un títere, y por ponerse de rodillas a los intereses de otro.

En cuánto al silencio de los demás, esté intento fallido a Dios gracias, es lo que denunciaba Chávez en su momento y lo ha hecho Nicolás Maduro desde el comienzo, e independientemente que la oposición venezolana tenga algo que ver con los hechos recientes, no es un secreto que lo siempre han querido desde 2002 es sacar al gobierno revolucionario de la presidencia, y han utilizado cualquier tipo de métodos de coacción, no podemos olvidar que gracias a sus acciones y movidas de influencias tenemos la crisis que hoy tenemos, que aun cuando el gobierno tiene gran responsabilidad en la misma, la oposición desde hace 18 años, han sido los promotores de los grandes desastres de este país, han causado muertes a todos los niveles, paralizaron la columna vertebral de Venezuela (PDVSA), dejaron sin alimentos a niños y ancianos en el año 2002, nos hicieron cocinar con lecha, secuestraron a nuestro presidente sin saber con que finalidad, con la aprobación de la alta jerarquía que de la iglesia católica, y de ahí en adelante la historia de Venezuela, se ha escrito con sangre inocente derramada por el pueblo venezolano a manos de la oposición política que tenemos. Eso no debemos olvidarlo nunca, porque olvidar todo eso, es como echar al olvido todos los mártires que han quedado en nuestras calles, incluyendo a líderes de la revolución (El fiscal Danilo Andersón, Robert Serra, Eliécer Otaiza e inclusive esperamos se aclare definitivamente la muerte de nuestro líder, Hugo Chávez ya que señalan que su enfermedad pudo ser inducida). Así que todo aquel que atente contra nuestro país y contra nuestro gobierno, desde dentro o fuera, trae la marca indeleble de la oposición venezolana, porque han sido ellos quienes durante casi 20 años han apostado y luchado por la caída del gobierno y el destierro de la revolución bolivariana.

Lamentablemente también escuchamos al Sr. Pepe Mujica decir que ojalá no se convirtiera en una cacería de brujas, el intento de magnicidio contra nuestro presidente, y con todo respeto Sr. Mujica le diré: Que aquí si hubo una cacería de brujas alguna vez y fueron los días nefastos del 11 y 12 de abril de 2002, lo puso en práctica la misma oposición de la que arriba hablo, son los mismos actores, y han sido los más beneficiados por la benevolencia del gobierno. Porque aun cuando su responsabilidad en los hechos está confesa, todos fueron exonerados de sus delitos, y son los mismos que andan por el mundo buscando aliados para derrocar nuestro gobierno, y cobrarle al pueblo la osadía de querer ser libres y soberanos. De nuestras filas hemos perdido lideres populares, líderes sociales, líderes verdaderamente revolucionarios, y en las de ellos a ninguno se le ha roto una uña, ¿Quién caza a quién? Hay que vivir dentro de Venezuela para poder entender lo que verdaderamente se vive, y que es lo que verdaderamente sucede, porque no es mentira que existe una guerra mediática en contra Venezuela y más aún del propio gobierno. No es mentira que existe censura esa censura no la aplica el gobierno, la aplican los medios privados que siguen teniendo mucho poder en el país.

Mientras todo se aclara damos gracias a Dios porque nada pasó, si el objetivo se hubiera concretado mi Venezuela estaría en llamas, y este noble pueblo que sólo quiere paz, estaría rodilla en tierra defendiendo su patria.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1251 veces.



Zonia Linares

Nací con corazón revolucionario. Chavista desde 1992. Creo en Dios, mi patria sigo y seguiré los sueños de mi comandante eterno.

 sonfer723@gmail.com      @sonfer723

Visite el perfil de Zonia Linares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Zonia Linares

Zonia Linares

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a267450.htmlCd0NV CAC = Y co = US