Invadidos

Cuántas cosas hemos tenido que sortear y superar en esta casi década desde la muerte de nuestro comandante y líder Hugo Chávez, protestas de oposición que resultaron ser aniquiladoras para el pueblo de a pie, bloqueo y sanciones que nos cercenaron el derecho a la entrada de alimentos, medicinas y un sinfín de productos que impidieron el desarrollo normal de nuestro país, por supuesto poniendo al pueblo a pasar el más despiadado sufrimiento, y esa era la idea, si a un ser humano le quitan los alimentos hace lo posible por conseguirlos, no importa la forma o las consecuencias, quisieron usarnos como carne de cañón para sus intereses, sí, tristemente muchos enfermos perdieron la batalla, fue muy dura la prueba pero no lograron su cometido que no era otro que nos levantáramos pueblo contra pueblo como perros de presa y así justificar una invasión al país por parte del gobierno de los EEUU. Ya que la amenaza estaba latente con la frase "Todas las opciones están sobre la mesa" Y nuestra resistencia no tiene nada que ver con uno u otro bando político, es que los venezolanos somos cien por ciento amantes de la paz, además hace mucho tiempo comprendimos que de las luchas políticas por el poder, nosotros sólo somos daños colaterales, ni cuando las protestas violentas de la oposición lograron movernos de nuestros hogares, porque de esas protestas sólo quedaron víctimas inocentes .

Y por si fuera poco tuvimos que vivir y presenciar una violación flagrante a nuestra Constitución. La proclamación absurda de un presidente encargado, cuando dicho cargo no está estipulado en ninguna parte de la Constitución Bolivariana. Pero con ese autonombrado se abrieron las puertas del infierno para Venezuela , el robo a nuestros activos, las negociaciones más miserables que pusieron en manos de otros países nuestros recursos y riquezas, ese sujeto negoció con mercenarios extranjeros para atacar el país y así tratar de derrocar a nuestro presidente legítimamente electo por votación popular, aunque griten al mundo lo contrario. Pero lo que duele y nos baja el autoestima es que a pesar de que todas sus fechorías están confesas la justicia se volvió ciega, cada cierto tiempo Jorge Rodríguez se dirige al país, para informarnos de las nuevas investigaciones que confirmaban la mano peluda de Juan Guaidó y su séquito, y esto en vez de darnos tranquilidad, sólo nos llena de impotencia ¿Para qué nos dicen que el hombre es un delincuente y traidor a la patria, si él sigue suelto burlándose de nosotros? En otro país por menos que eso estuviera tras las rejas, pero no, lo dejaron extender sus tentáculos, y ahora tenemos que negociar y ser vigilados por la ONU para tener acceso a un poquito de lo que es nuestro. En Bolivia la justicia fue aplicada eficientemente en el caso de los golpistas Jeannine Añez y Camacho ¿Por qué en Venezuela somos tan permisivos? Nos robaron, asesinaron, pusieron al país en jaque . y ahí están unos viviendo como reyes en otro país y los otros con cargos ficticios paseando Venezuela, haciendo campaña electoral. ¿Cómo creen que nos sentimos?.

Y como guinda de la torta nos dejamos invadir nadie se opuso, por el contrario lo aceptamos tanto pueblo como gobierno. Nuestra economía se cotiza en dólares, y ya no hay vuelta atrás, sepultamos a Bolívar y nos aseguramos cada día de que esté bien muerto, Venezuela está dolarizada aunque quieran engañarnos con los sueldos en bolívares soberanos, que lo único que hace es maniatarnos ante la vorágine sustitución del bolívar por el dólar, y que en muchas ocasiones los comercios no los aceptan humillando más nuestra moneda que está reducida a nada. Y ni hablar del trote que lleva el Banco Central por alcanzar el dólar paralelo en las últimas semanas se instaló un hipódromo monetario, apostando al ganador. Que terminó arrollando el bolsillo del más vulnerable. ¿Quién lo defendió?... Nadie.

Y por último a casi diez años de la partida de nuestro Hugo Chávez, me duele ver como se ha perdido parte de su trabajo. Con el afán del crecimiento económico y los famosos "emprendedores" que no es otra cosa que el resurgimiento del comerciante informal llámese buhoneros apostados en los principales espacios públicos y cada esquina del país, con la anuencia de las alcaldías, volvimos al retroceso de ver aquellos espacios que habían sido recuperados para el disfrute de los ciudadanos, ahora vuelven a estar repletos de tarantines y de buhoneros que obstaculizan el libre tránsito y afean la ciudad. Y eso trae como consecuencia, el malandraje, los arrebatones de carteras celulares, amparados en lo intrincado que es cruzar las calles entre buhoneros y tarantines a mitad de la calle. Y otro golpe al trabajo de Hugo Chávez, fue la resurrección de las casas de apuestas y casinos, ¡Dios Comandante! Ojalá nunca tengamos que enterrarlo como estamos haciendo con la moneda de nuestro libertador .todo aquello que no mencionó y que es mucho, queda a libre albedrío.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1132 veces.



Zonia Linares

Nací con corazón revolucionario. Chavista desde 1992. Creo en Dios, mi patria sigo y seguiré los sueños de mi comandante eterno.

 sonfer723@gmail.com      @sonfer723

Visite el perfil de Zonia Linares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Zonia Linares

Zonia Linares

Más artículos de este autor