Revés

El mundo está completamente al revés, y lo triste de todo es que los líderes y organizaciones mundiales que "según" son los encargados de poner las cosas en su lugar, como aplicar justicia, hacer valer los convenios internacionales, y de cuestionar todo ese tipo de atropellos de los cuales son víctimas los pueblos del mundo, por un minúsculo grupo de países que se hacen llamar primer mundistas y que creen tener el poder de avasallar a aquellos países que consideran débiles. Más sin embargo la realidad les ha demostrado, que la fortaleza de un país no se mide por la cantidad de armas destructivas que posea, sino por la capacidad y empuje que tenga para sobrevivir y superarse, por arriba de las dificultades que se le presentan.

Está pandemia que azota el mundo entero desde hace más de un año, dejó al desnudo la verdadera estabilidad interna de los países, sobre todo de aquellos que pregonan de su fuerza y dominio sobre los demás, nos mostraron un país super preparado, para matar y en pañales para salvar vidas y con una arrogancia suprema incapaces de reconocer sus debilidades y permitir la ayuda de los que sí trabajan para el bien común.

Entre esas cosas inverosímiles que nos toca enterarnos, tenemos a la ya muy maltratada pero valiente Palestina, Israel la ha atacado desde siempre, con la complacencia y beneplácito de los EEUU, pero en los últimos meses estos ataques acabaron con la vida de 230 palestinos, entre ellos, jóvenes, mujeres, niños y ancianos. La mayoría de ellos daños colaterales por parte de la coalición israelí, declaran un cese al fuego y EEUU apoya la propuesta, sin embargo acusa a Palestina de atacar a Israel y de una docena de víctimas fallecidas, cuando del lado palestino hay más de un centenar. Y dice en su declaración que repondrá y repotenciará el armamento a las tropas israelíes es un acuerdo hipócrita, porque sólo están planificando atacar con más fuerza la próxima vez.

En Colombia hace 60 días, el pueblo oprimido salió a las calles, a luchar por sus derechos, pidiendo el cese a las masacres, a la impunidad, al derecho a la salud, a la educación, al derecho a vivir sin miedo, y la respuesta que han recibido ha sido la represión, la violación a los derechos humanos, utilizando métodos ortodoxos, como el abuso sexual, la detención forzosa, con maltratos físicos, donde después aparecen sus cuerpos con tiros de gracia tirados en la calle. Y la OEA. Y Bachelet, el Grupo de Lima los pocos que quedan ya de este grupo, e inclusive esos preocupados y diligentes funcionarios estadounidenses que se preocupan tanto por los derechos humanos en Venezuela ¿Dónde están hoy? ¿Acaso el pueblo colombiano no tiene derecho a que estos organismos levanten la voz por ellos, o que Joe Biden lo mencione en alguna de sus alocuciones, como si lo hace con Venezuela? El pueblo colombiano grita S.O.S, nos están asesinando y el mundo se voltea indolente, no hay Shakira, ni Carlos Vives, ni Juanes que canten por su patria, mucho menos Nacho, Chino, Miguel Bosé, ni un crítico Willie Colón, que tan severo ha sido con nuestra patria. No hemos visto banderas volteadas al revés, Colombia está sola viviendo su tragedia. La gran diferencia entre las voces colombianas que hacen un llamado de auxilio hoy, y las venezolanas que piden intervención extranjera desde 2002 a la fecha, es una larga brecha de clases sociales y de élites políticas, y una extensa riqueza de petróleo y metales preciosos, que Venezuela posee y abre el apetito de oligarcas entreguistas, y gobiernos oportunistas y detractores, es por eso que Colombia sufre el silencio mudo de los inocentes, lo importante es que cuando el pueblo habla, las oligarquías tiemblan y Colombia no está hablando, está gritando desde las catacumbas y ese grito se está haciendo sentir.

Le sigue Cuba bloqueada desde hace más de 60 años, nuevamente en la ONU 184 votos a favor del desbloqueo son menos 4, siempre nos ha dicho que las matemáticas no fallan, ¡Pero qué cosa tan rara! en este organismo tan importante equivale a 184 x 4 termina en resta, sin contar que en ese país devastado por el comunismo- socialismo tan malo que es, salen ejércitos de batas blancas, a salvar vidas a cualquier parte del mundo, preparados con maletines de primeros auxilios y una ética profesional inigualable, mientras de esos países tan democráticos y justos, salen ejércitos con armas de exterminio, que siembran terror y muerte por donde pasan que paradoja tan grande, ah y no podemos pasar por alto, que mientras estos países desarrollados creyentes en la doctrina de la democracia y los derechos humanos, no tenían ni una jeringa con que enfrentar la pandemia del Covid 19, Cuba ha desarrollado varias vacunas efectivas contra esta enfermedad. Bloqueada y acusada de dictadura, entonces el mundo debería preguntarse ¿Es tan malo el comunismo - socialismo que tanto demonizan? O simplemente atenta contra los imperios hambreadores de pueblos.

En Perú hace 3 semanas el pueblo decidió por un serrano (campesino) un humilde educador, hombre de pueblo, porque sabemos que el ser educador, es más por vocación y devoción que por riqueza, así que ellos, los olvidados, decidieron darse una oportunidad, pero hasta la fecha no han podido celebrar como se debe y corren el riesgo que su derecho al voto les sea vulnerado. Una mujer llamada Keiko Fujimori, cuyo nombre nos remonta a la época sanguinaria de su padre Alberto Fujimori, se niega a respetar los resultados de la elección y está pidiendo auditar hasta las huellas digitales de cada votante, para conseguir el tan ansiado fraude que según le niega la victoria. Y hasta ahora nada ha arrojado ninguna anomalía en la elección, ahora lo cuestionable es la actitud del ente electoral, aun cuando todo ha sido revisado minuciosamente, siguen dándole largas y expectativas a ésta señora que desde largo tiempo está buscando el poder en esa nación. Ahora su última artimaña es recurrir a una inspección por parte de la OEA, esta organización fue observador y dio su veredicto. Quizás lo que aspira Keiko Fujimori es que cambien el informe y suceda lo que sucedió en Bolivia y den un golpe de estado, inclusive antes de proclamar al candidato ganador, lo que si predigo sin practicar las ciencias ocultas es que Pedro Castillo no la tendrá fácil para gobernar, y hasta puede ser víctima de alzamientos del pueblo fujimorista, ya que están pidiendo su renuncia sin haberla asumido.

En Ecuador, pues no hay mucho que decir, salieron de un traidor hasta la médula, para elegir a un banquero que va directo a la yugular del más desposeído porque siempre velará por sus propios intereses, ¿O que creyeron que iba a llenar a Ecuador de bonanza? No señores, ese será otro Mauricio Macri. Pero quizás a los ecuatorianos les gusta abrazarse al opresor. Amanecerá y veremos.

Bolivia por su lado trata de renacer de las cenizas dejadas por Jeannine Añez y se le admira el valor, de haberla puesto en prisión apenas Luis Arce asumió el poder, sin miedo a las represalias ni amenazas externas ni internas.

Por otro lado está Brasil, plagada de críticas en manos de un soberbio gobernante que se niega a aceptar que el Covid 19 no es una simple gripesiña, que es un virus letal que está acabando con miles y miles de brasileños, y él está negado a buscar ayuda para su pueblo. Está entre los primeros del mundo con el índice más alto por el contagio. ¡Vaya mala opción de ser el primero en algo! Y lo más delicado es que es como un volcán en erupción que salpica a todos los países de América Latina. Muy triste lo que pasa en el gigante suramericano. Brasil tan lejos de Dios y tan cerca del Diablo.

Venezuela, la joya de la corona, la joya más codiciada, la gallina de los huevos de oro. La que han tratado de arrodillar sin conseguirlo, sin embargo la justicia sigue manteniendo la complacencia hacia Juan Guaido, un ladrón de 7 plazas que por razones que no entendemos aun, sigue haciendo de las suyas amparándose en un reconocimiento internacional, que sólo lo certifica para robar los activos del estado venezolano y que de nada nos sirve que cada cierto tiempo hagan una rueda de prensa para informarnos que el sujeto, cometió un nuevo delito , nuevamente robó en las narices de todos los organismos y nada sucede,. sigue libre y casi compartiendo de tú a tú con el gobierno, y hasta nos ofende cuando en el diálogo lo ponen a él como primera opción, me parece que le dan demasiado crédito para sólo ser un ladrón declarado y confeso que se autoproclamó presidente de un país que no se merece hijos tan miserables como él.

Por otro lado nuevamente tendremos elecciones este 21 de noviembre y como es de esperarse la oposición comenzó a hacer su trabajo que ya raya en lo ridículo, sabotear el servicio eléctrico, retrasar el servicio de agua, al menos en el Municipio Sucre ha estado sucediendo, quizás desanimando los militantes del PSUV, para que no salieran a votar este 27 de junio, dónde en un hecho inédito y haciendo gala de la democracia más pura y transparente, el pueblo venezolana fue el encargado de postular a sus futuros gobernantes municipales y estadales, electos desde las catacumbas de las comunidades, luego habrá una nueva elección el 8 de agosto y el candidato que salga favorecido será única y exclusivamente responsabilidad del pueblo que así lo quiso y ese será nuestro representante en las elecciones del venido 21 de noviembre, no es poca la responsabilidad y compromiso que tienen en sus hombros en caso y que así será de salir electos en los cargos que aspiran, Venezuela sigue adelante, con bloqueos y sanciones, con traidores por doquier, pero con un pueblo en pie de lucha, que se levanta cada día a contrarrestar las adversidades y ver el futuro con una sonrisa que jamás falta en el rostro de nuestro gentilicio.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 561 veces.



Zonia Linares

Nací con corazón revolucionario. Chavista desde 1992. Creo en Dios, mi patria sigo y seguiré los sueños de mi comandante eterno.

 sonfer723@gmail.com      @sonfer723

Visite el perfil de Zonia Linares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Zonia Linares

Zonia Linares

Más artículos de este autor