Desacato 1 y desacato 2, unidos por cinis/circunstancia

Confiados en un gobierno de transición si el Presidente Maduro renuncia o lo renuncian por presiones indebidas que no se contemplan legalmente en la democracia venezolana. Asistió a la Asamblea Nacional, poder en desacato al Tribunal Supremo de Justicia, la recién desacatadora Ortega Díaz, aun Fiscal General de la República. Rodeada de violentos líderes terroristas anticonstitucionales, flotaba el cinismo ambiental, al intervenir la nueva candidata presidencial de dirigentes contrarrevolucionarios que la aplaudieron con desánimo, o no la aplaudieron, oyéndola como su “peor es nada” y  “no importa que haya sido chavista”. La Fiscal una vez más al declarar la puso…, me refiero a su palabra, antes supuestamente revolucionaria, ahora flexible y sin medir el ridículo, acompañada de gestos y besos cual aspirante a Miss Sonrisa Forzada.

Textualmente me informé en Internet el 3 de Julio  que “en simpatía con la directiva opositora al frente del Poder Legislativo, solicitó a los diputados la ratificación al cargo del vice fiscal general, Rafael González, luego de que este fuera destituido por el TSJ. Sin embargo, en el artículo 25 de los Deberes y Atribuciones del Fiscal General de la República, reza que puede designar al Vice fiscal previa autorización de la AN, no después de que este sea anulado por el TSJ,  acto  “ilegal”.  Luisa Ortega dijo que la Asamblea Nacional “es un poder legítimo al igual que el Ministerio Público”. Pero cabe recordar, que días antes la Fiscal rechazó el llamado a la Constituyente, convocado  por el presidente Nicolás Maduro, y nunca protestó la decisión del máximo tribunal contra los diputados en desacato

Al salir del recinto parlamentario en el centro de Caracas, a la Fiscal fue increpada por ciudadanas y ciudadanos que le decían “para lo que quedaste Luisa”, ella respondía con besitos y le contestaron “dáselos a los adecos, y a los EE UU”, gritándole un calificativo que no me atrevo a repetir, pues se trata de una dama. Triste papel el de políticos con difusa conducta, no los quieren los que se sienten traicionados, y tampoco quienes los utilizan y fueron sus adversarios, que le demuestran precisamente la desconfianza que inspiran. Entretanto nos aprestamos a la elección 21 en la era Chávez del Socialismo Siglo XXI, basada en el pensamiento de  Simón Bolívar, Simón Rodríguez y Ezequiel Zamora, bajo el moderno legado socialista de Hugo Chávez Frías



Esta nota ha sido leída aproximadamente 808 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Sánchez Ibarra

Luis Sánchez Ibarra

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI



US mp N Y ab = '0' /ddhh/a248672.htmlCd0NV CAC = Y co = US