Las injusticias del hijo del Defensor del Pueblo

El muchacho Yibram Saab Fornino, hijo mayor del Defensor de Pueblo, Tarek William Saab; compañero que se ha dedicado toda su vida a la defensa de los DDHH; ha utilizado las redes sociales para pedirle a su padre que haga lo correspondiente y ponga fin a la injusticia que ha hundido a Venezuela. Es de suponer que le pide al papá que se pronuncie sobre la calificación de falta grave hacia los magistrados del TSJ, en su calidad de representante del Poder Ciudadano; razón por la cual, la Oposición viene intentando presionar al Defensor del Pueblo para que califique de manera forzada un procedimiento amañado e infundados y carente de elementos de convicción para su consecución.

También fija posición el hijo del Defensor del Pueblo, contra la represión por parte de los cuerpos de seguridad del Estado durante las manifestaciones opositoras; expresando su preocupación y condena por la muerte de Juan Pablo Pernalete quien murió en una manifestación y que él pudo haber sido la víctima. Sobre ésta posición del hijo del Defensor del Pueblo, sólo se harán tres reflexiones que buscará desmontar los dos minutos de fama donde el joven Yibram incluyó a su padre para poder desahogar el profundo resentimiento social que lo alberga

Primero:

Pide Yibram a su padre que se pronuncie contra la Revolución. Desde hacen días, la ultraderecha opositora y terrorista han intentado llegar hasta la sede de la Defensoría del Pueblo para consignar una supuesta carta solicitando que se declare la calificación de falta grave a los magistrados del TSJ, esto para darle legalidad al procedimiento viciado de la Asamblea Nacional donde busca destituir a los magistrados. Dirigentes opositores como Lilian Tíntori, esposa y brazo ejecutor político del sentenciado y condenado Leopoldo López; han tratado de llegar hasta dicha sede para reproducir los hechos violentos que hicieron contra el edificio del Ministerio Público, la Dirección Ejecutiva de la Magistratura y demás instituciones públicas y privadas. No buscan consignar una simple carta, aspiran general violencia para seguir intensificando el caos y el terror en nombre de la libertad.

Si el muchacho Yibram, pide algo semejante, es porque está totalmente de acuerdo con la posición de Leopoldo López - es una regla de tres, no hay mucho que analizar - si es así, entonces no se puede llegar a imaginar cual fue su posición cuando el acusado López buscó al compañero Tarek y lo privó de libertad ilegítimamente colocándolo al escarnio público - menos mal que los golpistas duraron poco; porque si no, a estas alturas estuviéramos rindiendo tributos a otro caído más - es claro que, el hijo en el 2002 era un adolescente o quizás un niño; pero también el tiempo ha pasado y la historia sigue intacta develando la verdad de lo que ocurrió; así como los ataques de la derecha que no han cesado ni un instante después del golpe de abril; lo que demuestra que su propio padre ha sido víctima continuada de las arremetidas de la derecha; de esa misma que hoy el hijo defiende y embriaga.

Los cuerpos de seguridad del Estado hoy se enfrentan a un sector de la Oposición que ha asumido una actitud terrorista, donde quemas y destruyen escuelas, comedores, bibliotecas, jardines, instituciones públicas, comercios privados, vehículos, lanzas botellas con agua congeladas sobre las cabezas; impregnan de aceite las vías para causar accidentes; incitan al linchamientos, etc. En conclusión, buscan generar muerte para responsabilizar al gobierno. Se entiende perfectamente que hay opositores sensatos quienes se han rechazado esa vía; pero no se entiende la verídica posición de este muchacho; puesto que al parecer se encuentra en el lado de los terroristas y no en el lado de los opositores verdaderamente pacíficos y democráticos.

Segundo:

Me preocupa - por decirlo de alguna manera - que este muchacho siendo un estudiante de derecho considere que el hilo constitucional se ha violentado. Aquí se debe aclarar que si la Fiscal General de la República Luisa Ortega Díaz tuvo el criterio que el hilo constitucional se había quebrantado con las dos sentencias polémicas del TSJ; éste fue nuevamente reestablecido por el exhorto del Consejo de Defensa de la Nación y la aclaratoria del máximo Poder Judicial. Es decir, suponiendo que fuese así -criterio que no comparto, pero es válido - entonces el orden constitucional se restituyó en este presente, lo que quiere indicar que no existe actual ruptura alguna. La Oposición hizo una alharaca con las declaraciones de la Fiscal, pero ha guardado silencio con el restablecimiento del orden democrático y constitucional. Ahí se observa la inmoralidad, hipocresía y el doble discurso.

El estudiante de derecho Yibram, le ha costado profundamente entender jurídicamente que si una sentencia no se acata, el ente que debe hacerlo entra en desacato y corre con el riesgo de atribuirle responsabilidades administrativas, civiles e incluso penales. No es cuestión de gusto entre sentencias; que si ésta me gusta, la acato; pero si ésta otra no, no la acato. Se acata y punto, si no te gusta simplemente se intenta su nulidad ante su alzadas correspondiente hasta su ultima instancia. Si el fallo no es favorable en su definitiva, igual se debe acatar desde su pronunciamiento.

Tercero:

De manera preocupante, el muchacho Yibram le pide a los medios de comunicación que le respeten su privacidad. Pero ¿Él respetó la privacidad de su padre al fijar su posición política como hijo? Lo pudo haber hecho como ciudadano como en efecto lo hizo, pero también se fijó como hijo; cuestión que no era necesario, debido a que es impensable que no haya tenido la oportunidad de hablar primero con su padre y saber cuál era el criterio del compañero Tarek. Si su papá tenía otra posición distinta a la de él, lo correcto era salir a luchar como ciudadano, pero no incluirlo; ya que al hacerlo se evidencia una intención maquinada dejándose llevar por la malcriadez.

Es lamentable la situación familiar y personal del compañero Tarek que vivió durante y después de su divorcio donde fue afectado emocionalmente este muchacho en medio de una crisis marital. Situación que padecen muchos venezolanos cuando emerge la desarmonía en la familia y la solución más drástica es la separación. Ahí sufren todos. Pero la vida continúa y a este muchacho le correspondió vivir en un ambiente distinto a la de su padre. Crecer en una de las urbanizaciones más lujosa y emblemática de Caracas; estudiar desde bachillerato hasta la universidad en las instituciones más ostentosas; concebir en su entorno la mayoría de amistades con hijos de la oligarquía y burguesía; no puede esperarse que sus actuaciones sean contrarias; pues su actitud es en defensa de ese sector.

Leí el comunicado y respuesta que le diera el compañero Nicolás Maduro Guerra, hijo del Presidente y compañero Nicolás Maduro Moro a su amigo de adolescencia; me pareció algo débil y falto de profundidad ideológica; debió ser más contundente. Quizás el cariño hacia su amigo le limitó expresarse más por el corazón que las neuronas; pero también es válido. Es importante recordarle a ambos muchachos, que la derecha venezolana, no posee ninguna misericordia hacia los chavistas revolucionarios, lo que ocurrió el 11 de Abril del 2002 fue un breve tráiler de lo que son capaces de hacer si llegan a gobernar la Presidencia de la República. Y por supuesto, ni el compañero Tarek, ni el compañero Nicolás están exentos de salvarse o sobrevivir en un gobierno de derecha.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6009 veces.



Carlos Gutiérrez


Visite el perfil de Carlos Gutiérrez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a244921.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO