Golpe de Estado Civil en Paraguay.


El viernes 22 de junio de 2012 se llevo a cabo una reunión entre el senado paraguayo y los cancilleres de UNASUR, con la finalidad de mantener el hilo constitucional en la nación guaraní y garantizar el derecho a la legitima defensa al presidente legitimo del Paraguay Fernando Lugo, Sin embargo el golpe de Estado se consumo con el voto favorable de 39 senadores; desconociendo la voluntad popular de millones de paraguayos.

La derecha rompe las reglas del juego democrático y arrebata la soberanía al pueblo:

Es paradójico que durante la ultima década la derecha internacional y sus medios de comunicación vienen “alertando” de los riesgos que viven las democracias Venezolana, Boliviana, Ecuatoriana, cuyos presidentes “amenazan” la libertad de expresión, el estado de derecho y sus instituciones, pero la verdad es que los lideres Bolivarianos de estos países nunca han levantado la mano contra sus pueblos y mientras que la oligarquía nacional con sus aliados externos han ejecutado golpes de estado y violado derechos humanos.

Si evaluamos desde el 2002 a la fecha, los “demócratas representativos” han asaltado a la democracia en diversos puntos del continente: 11 de abril de 2002 contra Hugo Chávez Frías de Venezuela, 28 de Junio del 2009 Contra Manuel Zelaya de Honduras, 30 de Septiembre del 2010 contra Rafael Correa del Ecuador, y 22 de junio de 2012 contra Fernando Lugo del Paraguay.

La oligarquía internacional y sus poder mediático derrocan presidentes y asesinan pueblos en función de proteger intereses económicos, que ante la incapacidad de ganar elecciones libres y democráticas, toman atajos militares y formulas pseudo constitucionales para arrebatar la soberanía a los pueblos. Los pueblos del mundo tienen cada vez mas elementos de riesgos y vulnerabilidades a grupos e intereses económicos, mediáticos, militares, institucionales poderosos que no le permiten acceder a la forma política y la democracia protagónica y participativa que desea

La derecha utiliza estrategias múltiples para conseguir sus fines no democráticos, que alteran el orden constitucional y van en contra de nuestros pueblos y países y sobre todo contra la propia democracia representativa inventada por ellos para subyugarnos e impedir una sociedad justa e igualitaria, son incontables las herramientas perversas que utilizan, entre las que podemos citar: Golpe Militares, Golpes Institucionales, Golpes Civiles, Fragmentar la unidad territorial, Terrorismo Mediático.

Paraguay repite el formato del golpe de Estado Civil Institucional aplicado en Honduras:

El golpe de estado en Paraguay busca proteger los intereses individuales y la ganancia económica sobre los intereses colectivos del pueblo y los beneficios sociales que busca el Presidente Lugo para el pueblo paraguayo. Este ataque a la democracia hace retroceder la propuesta de transformación, y puede cerrar el camino a las transformaciones pacificas que requiere y exige el pueblo guaraní.

Las consecuencias de este golpe de estado son terribles para el pueblo ya que a partir de este momento se desatan las más variadas violaciones a los derechos humanos y una serie de situaciones que traen consecuencias político-sociales que si se enmarcan dentro del “delito” que le quieren adjudicar al presidente Lugo, como es “Promover el enfrentamiento entre clases sociales”, dentro de los violaciones a los derechos humanos podemos citar:

 Asesinatos de líderes sociales y desapariciones forzosas
 Suspensión de garantías constitucionales
 Militarización del país
 Eliminación de la libertad de expresión
 Censura a los medios de comunicación
 Represión contra el pueblo
 No hay estado de Derecho

Los golpes de Estados se dan en los países donde existen embajadas de EEUU:

Al igual que en Honduras se demostró y evidenció que al presidente Zelaya los secuestraron fuerzas militares estadounidenses y utilizaron todo su aparato logístico militar para mantener aislado al presidente legitimo, manteniéndolo rehén en su propio país, sin duda alguna los intereses norteamericanos también están en el golpe de Estado al Paraguay.

En la doctrina de Seguridad y defensa Nacional postulada por Barack Obama en el año 2009 denominada “Guerra Irregular”, Estados Unidos de Norteamérica no tiene limite respecto a su actuación en el campo internacional, dicha doctrina reza de manera resumida:

“En la guerra irregular, el campo de batalla no tiene límites y las tácticas y estrategias utilizadas son no-tradicionales. La contrainsurgencia y la subversión, además del uso de fuerzas especiales para ejecutar operaciones clandestinas de guerra, son las principales técnicas empleadas para lograr desestabilizar al adversario “desde adentro”. Más allá de las acciones de guerra que realizan las fuerzas especiales, como asesinatos selectivos, secuestros y torturas, son equipos entrenados para también ejecutar misiones de inteligencia, infiltración, subversión y desestabilización. Las fuerzas especiales se entrenan durante años, aprendiendo idiomas y adaptándose a diferentes culturas, para poder penetrar e infiltrarlas de manera clandestina. Dentro de este concepto, fachadas y agencias, como la USAID, el National Endowment for Democracy y Freedom House, entre otras, son utilizadas para canalizar fondos a actores que promueven la agenda de Washington y también para penetrar a la “sociedad civil” en países estratégicamente importantes para los intereses imperiales. Este incremento en operaciones especiales, junto al aumento de ataques con aviones no tripulados (drones), forma parte de la nueva Doctrina de Seguridad Nacional anunciada por el presidente Obama. Una de las ventajas de utilizar “fuerzas secretas” para ejecutar misiones de alta importancia estratégica es justamente su naturaleza clandestina y el hecho de que sus misiones y operaciones no son públicas. Así, Obama puede evitar las reacciones y críticas sobre sus políticas bélicas, mientras establece la agenda imperial para satisfacer al Complejo Militar Industrial.

Interés de Estados Unidos en los Recursos Estratégicos del Paraguay y posición de Lugo al Respecto:

El interés de Estados Unidos en Paraguay, al menos, obedecerá a dos causas, según la investigadora Ana Esther Ceceña, del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales y la Universidad Autónoma de México. Por un lado, la cercanía con la zona gasifera de Salta y sobre todo del revoltoso oriente de Bolivia, que antes del ascenso al poder de Evo Morales se había concebido para abastecer la costa oeste norteamericana. Por otro, la presencia subterránea del Acuífero Guaraní, que puede "alimentar a 360 millones de personas durante 100 años, dándoles 300 litros diarios de agua por persona". Paraguay, tan empobrecido, esta cerca o sobre recursos apetecibles, no solo agua y gas (también hierro, soja, selva virgen). Ocupa, así, un lugar neurálgico del Cono Sur.

El 09 de Abril del 2012; El presidente paraguayo, Fernando Lugo, proclamó que, en la agenda de su gobierno, los bienes naturales constituyen un recurso estratégico y llamó a su sustentabilidad. Para finalizar el mandatario reclamó pensar en el ambiente no sólo con una visión economicista y recordó que, en ese tema, existen asuntos negociables, pero otros no lo son.

El 11 de junio del 2012 dijo el canciller paraguayo: “La unidad de nuestra región debe buscar la preservación de nuestros recursos naturales estratégicos, así como la utilización soberana de los mismos".


Debemos profundizar los cambios en América Latina:

Es por ello que desde el ALBA, UNASUR y CELAC se debe dar una lucha internacional pero también interna para cambiar la filosofía de nuestras instituciones:

 La institución militar debe ser transformada a través de la formación militar e inclusión del pueblo en dicha institución.
 Los marcos legales y constitucionales deben ser llevados a constituyente para crear leyes que impulsen el poder popular y no como hasta ahora que limitan su participación política y protegen a los sectores oligárquicos.
 Debemos fortalecer nuestras capacidades productivas y recuperar los activos públicos para satisfacer las necesidades de nuestros pueblos.
 En el corto plazo debemos recuperar la más absoluta soberanía sobre nuestros recursos naturales.
 Debemos Profundizar alianzas con otros mecanismos de integración Latinoamericana, Caribeña, Suramericana, Asiáticas, Africanas, Árabes, que nos den posibilidad de frenar las ambiciones imperiales.
 La sincronización entre los procesos de cambio de nuestros países debe promover alianzas patriotas entre civiles y militares.


Economista


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4599 veces.



Amenothep Zambrano


Visite el perfil de Amenothep Zambrano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad



Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI