La guerra de 4ta generación contra Venezuela y el Rodeo I y II

Quienes piensan que en Venezuela no se está librando una de las principales batallas del mundo están equivocados, la conclusión es de Perogrullo, con solo observar la guerra informativa para deformar la realidad del país para implantar la lógica capitalista en la mente y los corazones de los venezolanos, terminaremos concluyendo que, en efecto la batalla es permanente y segundo a segundo. Los laboratorios imperialistas no descansan, trabajan las 24 horas del día, montan escenarios en los cuales vayan minando paulatinamente el liderazgo del presidente Chávez, quieren apartarlo del sentimiento popular, para ello las tácticas son innumerables y la agresión es despiadada contra el y su gobierno.

Bien claro lo dijo el vicepresidente Elías Jaua refiriéndose a los hechos acontecidos en el rodeo, la situación con los presos, y el veneno que destilan los voceros de la rancia oligarquía venezolana. “la carroña mediática” dijo Elías, y con toda razón; para crear esos escenarios se dispone de una conferencia episcopal manipuladora y embustera, piden “el respeto a los derechos humanos de los presos”, pero para nada tocan el fondo del problema carcelario, generado por el modelo capitalista. Por cierto ¿Cuál gobierno del mundo es capaz de actuar con la paciencia del gobierno venezolano y exponiendo a valientes guardias nacionales con tal de resguardar la vida de los presos? Solo un gobierno como el nuestro, un gobierno socialista, un gobierno revolucionario con una alta dosis de sensibilidad humana enfrenta una situación como esta de la manera como se hace aquí, tratando de evitar al máximo las víctimas, aún cuando se sabe que se enfrentan a verdaderos criminales que seguramente en la cuarta república hubieran sido masacrados. Para nadie es un secreto los avances que en materia de respeto de los derechos humanos impulsa este gobierno en las cárceles venezolanas. Sobretodo tomando en cuenta la proliferación del delito motivado por la ideología capitalista, eso hay que decirlo. Ese capitalismo que condena a los pobres a vivir en ranchos que se caen pero les vende la idea de “millonarios” en sus programas de televisión, los sugestionan para que consuman lo que tienen y lo que no tienen. Esa misma burguesía que comercia con todo, hacen del ser un objeto de compra venta, pero en su modelo, en su estructura, en su sistema hace inalcanzable para los pobres la puerta de salida de la pobreza, aún cuando se la vende como una posibilidad a través del juego, la prostitución, la droga y todo tipo de delito. Es la doble moral en juego permanente en contra de la consolidación de los valores de humanidad que todos los seres tenemos, es decir, es el capitalismo al desnudo. No pretendemos hacer aquí un tratado de sociología, simplemente traemos a colación un tema que es vinculante; la delincuencia la crea y la genera la burguesía, al igual que la corrupción de funcionarios, de políticos, de la sociedad toda es producto del sistema capitalista burgués. El sistema capitalista corrompe todo, pero vende la sensación de “bienestar” en base a lo material solo y exclusivamente en base a lo material y condena lo espiritual a un plano casi de majadería. ¿Será cristiano esto? No hay peor enemigo del cristianismo que el capitalismo, Cristo representa el socialismo, la sociedad del amor; el capitalismo representa la sociedad del demonio, la sociedad del consumismo, la sociedad de la perdición. ¿Cuántos juzgados hay en el Rodeo por el tráfico de drogas? ¿Quién se beneficia del tráfico de drogas? La burguesía, nacional e internacional con su imperio a la cabeza ¿Cuánto tiene que ver en estas situaciones de violencia la droga y la guerra por el control de espacios de bandas que se enfrentan a muerte para beneficiarse ellos y a un grupo de traficantes capitalistas que mueven el dinero afuera protegidos por su modelo político, económico, social y cultural? Esto poco o nada les importa a los monseñores de la Conferencia Episcopal, no analizan el fondo, se van por las ramas, aplican la táctica de los capitalistas, el engaño permanente y constante para ocultar las verdaderas causas de la violencia carcelaria.

Los monseñores ni siquiera nombran a los guardias nacionales heridos, para la conferencia episcopal ellos no tienen derechos humanos, y no es que nos pongamos de un lado, en fin, son seres humanos, son nuestros hermanos, tanto unos como otros, pero lo que se evidencia es el manejo, el subterfugio de utilizar algo doloroso, algo dramático como lo ocurrido allí para sacarle provecho en la guerra de cuarta generación en contra de la revolución; ciertamente son carroña, razón tiene Elías al catalogar a los medios y a quienes se prestan para que esos medios monten el show de carroña, no se les puede catalogar de otra manera. De los políticos de la derecha sería natural que agarraran cámara con cualquier cosa, incluso hasta con el asesinato de sus parientes, son de esa calaña, capaces de cualquier cosa con tal y estar en los medios de la burguesía, ahora, cuando un organismo que se supone defiende los principios cristianos se prestan para estas cosas, realmente no nos queda sino expresar con fuerza el rechazo que sentimos de este tipo de situaciones y acompañar al vicepresidente, ¡Son carroña! Las palabras de indignación del vicepresidente son más que evidente, seguramente Chávez desde su trinchera de reposo apoya esta posición “miserables, no jueguen con el dolor del pueblo venezolano”, expresa el vicepresidente, y es lo cierto. ¿A quien no le duele esta situación? Solo a los capitalistas insensibles no les duele la vida de nadie, a nosotros los revolucionarios si nos duele y con dolor vemos como el maldito capitalismo acaba con nuestra gente, jóvenes consumidos en la droga, en la perversidad capitalista. Nos dice el vicepresidente que existe una mafia de 40 a 60 personas que someten por negocio capitalista, por el negocio de la droga y el tráfico de todo al resto de la población penal. También vale la pregunta del vicepresidente y a la vez su reflexión, en la cuarta a lo mejor no hacen nada, seguramente dejan que se maten entre ellos mismos, que las mafias acaben con cualquiera que no se pliegue en esos penales a los designios del gran negocio de la droga que en las cárceles existe y que es una obligación de esta revolución golpear en lo más profundo. Seguramente la cuarta no hace ni lo más mínimo por acabar con “el negoción” de unos pocos que son dotados desde afuera por bandas capitalistas que se encargan de traficar con la droga, con armas y todo tipo de negocio ilícito que erige verdaderas mafias en donde los que están presos solo son parte de los tentáculos de estas mafias capitalistas.

Solo al ver la cantidad de armas según lo que nos reporta VTV a través de su Web es como para sacar conclusiones, cualquier pendejo no es capaz de introducir ese arsenal que podemos corroborar aquí en la página web de Venezolana de Televisión y que observamos atónitos… http://www.vtv.gov.ve/index.php?option=com_content&view=article&id=62328&catid=49&Itemid=102 , ahora bien, además de la conferencia episcopal están los políticos de la derecha. Sin el más mínimo análisis de fondo un Capriles Radonsky nos dice: “Cuando una persona ingresa a una cárcel venezolana va hacia la pena de muerte”, ¡Pamplinas! Para nada este personaje de la burguesía va al fondo del asunto, para nada habla de las mafias que tienen secuestrado el Rodeo I y II, ellos sin ir a la profundidad del tema disparan para buscar réditos electorales y contribuir en la guerra de cuarta generación contra el pueblo venezolano. Vale la pena leer las declaraciones de este gobernador de derecha para corroborar la mala fe del personaje http://www.noticias24.com/actualidad/noticia/268976/cuando-una-persona-ingresa-a-una-carcel-venezolana-va-hacia-la-pena-de-muerte/ , para nadie es un secreto que en Venezuela las cárceles están llenas de pobres, pobres que son manipulados para que formen parte de una pieza capitalista que vive del delito, del tráfico de drogas, etcétera. Sería irresponsable afirmarlo, no tengo elementos para hacerlo, sin embargo, es como muy evidente si hacemos el análisis desde la perspectiva en que lo estamos haciendo, que dejemos a un lado el sugerir la posibilidad que sea una estrategia de factores de la derecha la promoción de estas situaciones de violencia en las cárceles apoyadas en estas bandas de 40 a 60 que nos señala e vicepresidente. El gobierno revolucionario debe aclarar el verdadero mar de fondo existente en las cárceles, detectar las mafias, para ello es imprescindible desmantelar las bandas internas que asesinan y trafican con armas y drogas.

El desarrollo de este escrito y su título parecieran incongruentes, no obstante, no lo es en absoluto…un hecho doloroso como el del Rodeo I y II, aún en desarrollo los acontecimientos, se prestan para desatar una verdadera guerra mediática con transmisiones en vivo, especulaciones, testigos falsos, conjeturas, rumores, etcétera. Los medios de la burguesía no han hecho otra cosa que esto, amedrentar, acosar, tratar de sacar del corazón del pueblo la revolución, que no prenda la llama de la solidaridad y la esperanza, esa es su estrategia, por ello entendemos al vicepresidente y debemos entender el fondo del problema existente en las cárceles venezolanas, en el sistema capitalista, con un estado aún penetrado por esta lógica es imposible acabar con este problema, por eso hay que ir al socialismo, construirlo en todos los espacios y las cárceles no son la excepción. Una revolución no puede claudicar ante el delito, está obligada a enfrentarlo, con todo el respeto de los derechos humanos, pero teniendo en cuenta que es menester acabar con el secuestro en que tienen a la gran mayoría de internos las bandas de mafiosos dentro de las cárceles. Es un tema álgido sin duda pero que debemos enfrenta con entereza, diciendo las verdades, advirtiendo al pueblo para que no se deje manipular y engañar en esta guerra ideológica de la burguesía en contra del pueblo mismo. Esto es apenas un episodio más de esa batalla, cada día se acerca más la batalla electoral, otra herramienta de la burguesía para desplegar la guerra de cuarta generación, la guerra por las mentes de los venezolanos y las venezolanas.

latojeda@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6249 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad



Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social