Bolívar desde Angostura: Un discurso para estudiarlo

"un gobierno republicano ha sido, es y debe ser el de Venezuela;

sus bases deben ser la soberanía del pueblo;

la división de los poderes, la libertad civil,

la prescripción de la esclavitud,

la abolición de la monarquía y sus privilegios"

Simón Bolívar

El Discurso de Angostura es una obra donde se plasma el pensamiento político, filosófico e ideológico de Simón Bolívar, pronunciado el 15 de febrero de 1819 en la ciudad de San Tomé de Angostura, actual Ciudad Bolívar, (Venezuela), con motivo de la instalación del Segundo Congreso Constituyente de la República de Venezuela.

En este discurso, Bolívar expone su visión sobre la situación de América, la guerra de independencia, el proyecto de la conformación de la Gran Nación: Colombia, el modelo de gobierno, la constitución, la implementación de los derechos humanos, la educación, la abolición de la esclavitud, la definición de la moral y la religión, donde se expresa una riqueza de ideas libertarias, argumentos, referencias históricas, filosóficas y literarias, que revela el saber y la ilustración de Bolívar. La necesidad de adaptar las leyes y las instituciones, a las características propias de cada país, sin imitar modelos extranjeros, ni aceptar injerencias e imposiciones imperialistas.

Entre los conceptos ideológicos, que hoy podemos extraer del Discurso de Angostura, debemos resaltar, el valor de la libertad en un mundo fundido en la más repugnante práctica de explotación del hombre por el hombre, como fue la esclavitud. Bolívar en su Discurso, defiende la libertad como el derecho natural e imprescindible de los pueblos y los individuos, que deben ser protegidos por las leyes y las instituciones, donde se entiende que la libertad es el fin supremo de la revolución y la base de la felicidad y la prosperidad. Defiende la libertad civil; rechaza el despotismo, la tiranía y la opresión, y aboga por la emancipación de América, y por encima de todo, la abolición de la esclavitud.

Otro de los valores esenciales que proclama Bolívar en su brillante obra es la soberanía popular, reconocida bajo el concepto de que la soberanía reside en el pueblo. Que es el pueblo quien puede delegar el poder en sus representantes, electos en elecciones libres y democráticas, ya que el pueblo es el origen y el destino de la República, y debe participar activamente en la vida política. En este sentido, Bolívar propone la creación de un cuarto poder: el poder moral, que tendría la función de velar por la virtud, la educación y la opinión pública del pueblo.

Otra de las premisas planteadas por Bolívar en Angostura, es la unión de los países americanos, especialmente de Venezuela, Nueva Granada y Ecuador, en una sola gran nación: la Republica de Colombia, que tendría la fuerza, los recursos y el prestigio para enfrentar a los enemigos externos e internos de la paz y la democracia. Bolívar considera que la unidad es la garantía de la independencia y la estabilidad, y que la división es la causa de la debilidad y la anarquía, que tanto mal le hace a los pueblos.

Bolívar promueve la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley, sin distinción de origen, raza, clase social o religión. Bolívar aboga por la abolición de la esclavitud, que considera una infamia y una injusticia en contra de la humanidad, y por el reconocimiento de los derechos de los indígenas, los mestizos y los pardos, que habían sido marginados y explotados por el colonialismo español, por más de trescientos años de domino español. También defiende la igualdad de oportunidades y el acceso a la educación para todos.

Reclama y proclama la justicia como el principio rector de la sociedad y el gobierno, que debe asegurarse el respeto a las leyes, los derechos y las obligaciones de cada uno. La justicia debe ser la condición de la paz y la armonía, y el remedio contra la violencia y la corrupción. Bolívar exige la independencia y la imparcialidad del poder judicial, y la responsabilidad y la rendición de cuentas del Poder Ejecutivo y el Legislativo.

Para Bolívar, la educación tiene una la importancia fundamental en lo que se refiere a la formación de ciudadanos libres, justos y capaces de contribuir con el avance social. Es el medio para superar la ignorancia, el engaño y el vicio que impiden el desarrollo de los pueblos. Aboga por la creación de sistemas educativos que promuevan el pensamiento crítico, la libertad de pensamiento y la formación integral de los individuos.

Como podemos ver, El Discurso de Angostura tuvo una significativa influencia en la historia de América Latina, ya que en el contenido de sus líneas estratégicas se plasmaron los ideales de libertad, soberanía, unidad, igualdad y justicia, que inspiraron las luchas independentistas de los pueblos americanos. Además, el Discurso de Angostura propició la creación de la Gran Colombia, la nación que integró a Venezuela, Nueva Granada y Ecuador, y que fue el gran sueño de Bolívar y Miranda, de unir a los países hermanos bajo un mismo gobierno.

Estos principios que Bolívar expone en su brillante oratoria, reflejan la influencia de las ideas de la Ilustración, la Revolución Francesa, la Independencia de Estados Unidos y los pensadores como Rousseau, Montesquieu, Locke y otros, pero también muestran su propia originalidad y la practicidad, que supo proyectar para la adaptación de esas ideas, a la realidad de su contexto socio-histórico en los más delicados momentos de la época independentista. El Discurso de Angostura es considerado como una de las mejores obras literarias de Bolívar, que ha repercutido en América Latina, y un testimonio fiel de su genio y su liderazgo político y militar demostrando sus dotes, como estadista magistral y orfebre de la obra republicana para América Latina.

Para el estudio y reflexión les dejo el último párrafo de la flamante pieza oratoria de nuestro Libertador, disertada en la instalación del Segundo Congreso Constituyente, en Angostura el 15 de febrero de 1819

"Dignaos Legisladores acoger con indulgencia, la profesión de mi conciencia política; los últimos votos de mi corazón, y los ruegos fervorosos que a nombre del Pueblo me atrevo a dirigiros. Dignaos conceder a Venezuela un Gobierno eminentemente justo, eminentemente moral, que encadene la opresión, la anarquía; y la culpa. Un Gobierno que haga reinar la inocencia, la humanidad, y la Paz. Un Gobierno que haga triunfar bajo el imperio de las leyes inexorables, la igualdad y la Libertad".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1054 veces.



Reinaldo Chirinos

Licenciado en Educación Mención Desarrollo Cultural. Facilitador del INCES.

 reinaldoc06@gmail.com

Visite el perfil de Reinaldo Chirinos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: