Para que no se nos borre en nuestra memoria

Evocando a Artemio

Desde la trinchera de mis ideas, mi biblioteca, rodeado de tantos libros, es imposible que no brillen Cambises, Hombres y Tierras Mágicas, Paula, Visión de Trujillo, Los Cuicas y sus Herederos Poéticos, del siempre recodado Artemio, el Poeta Antonio Pérez Carmona , en todo ese peregrinar por nuestra historia y crónica de ese Trujillo heroico y florido.

Nunca me cansare de decir que para conocer esta tierra, hay que recorrerla acompañado por Artemio.

¿Si no se hace? Sería como no darle a nuestra historia, la sal necesaria, que con sus crónicas nos fue adobando el camino de ser trujillanos, este escuqueño siempre recordado.

Como hijos de Trujillo no podemos dejar que el Poeta Pérez Carmona se borre de nuestra memoria. Debemos conocer quien fue Antonio Pérez Carmona, que no solamente "Un Hombre de su Tiempo" como titula su libro Andrés Cova*, sino que es un hombre en el tiempo, ya que Artemio es Trujillo, lo que somos, fuimos y seremos.

Recordemos que este escuqueño, nacido aquel 08 de junio de 1934, al norte del sector La Garita y al oeste del sitio de San Francisco, en la aldea La Media Luna. Fue hijo de un escuqueño; José Ramón Pérez Briceño y de una sanlazareña Maria Ubaldina Carmona, trujillanos de pura cepa.

Él cuenta en su autobiografía que su padre lo presentó en la Prefectura con el nombre de Artemio, pero el Secretario lo registró como Antonio, obviando los deseos de Don José Ramón de llamarlo así en honor de Artemio del Valle Arizpe, escritor, abogado mexicano, autor de "México y en Otros Siglos", "La Guera Rodríguez", "Amor que cayó en Castigo", "Sala de Tapices", "Leyendas Mexicanas", "Cuando Había Virreyes", para mencionar algunos.

Don José Ramón insistía en la escuela que nombraran a su hijo con el nombre del destacado escritor azteca, pero produjo tanta confusión llamándolo Armenio, Arsenio o Urpemio sus maestros y compañeros. Desconcierto que narra con ese humor tan especial que tuvo el Poeta.

Sus primeros años los vivió en su Escuque, ese terruño muy parecido al que vivimos o al que vivieron nuestros padres y abuelos en la comarca trujillana.

Su infancia es descrita en el poemario De la Nostalgia, con ese amor que siempre lo caracterizó de su terruño.

Añejado por las páginas de revistas de la época, que no debía ser muy fácil su adquisición, como la argentina Billiken y Peneca, que hicieron que su alma artística fuese llenándose de esa pasión por la escritura que los escritores no podemos contener, que daría como resultado el relato El Cambio de Rosas.

Artemio conoce poetas de la talla de Antonio Machado; él del poema de Proverbio y Cantares que sería su ley de vida, haciendo camino al andar; Federico García Lorca; asesinado por la barbarie del fascismo, Juan de Dios Peza y Pablo Wonsidler; por la mente brillante de Julio Sánchez Vivas.

El amor por la literatura lo hizo fundar con un grupo de compañeros, tan apasionados por las letras como él; Francisco Prada, Ramón Palomares, Jesús María Manzaneda, su hermana Laura Pérez Carmona, Laurencio Sánchez; el Grupo Cultural "Icaque", en donde pudieron compartir con el destacado escritor y antropólogo Miguel Acosta Saignes, autor de Latifundio, Bolívar el Hombre de las Dificultades, el Problema Agrario en Venezuela y Vida de los Esclavos Negros en Venezuela.

En ese pequeño local que había sido alquilado a la educadora Hilda Matheus, también contaron con la presencia de Adriano González León de "País Portátil", pintores de la talla de Marcos Miliani y poetas como Cesar David Rincón, Hesnor Rivera y José Lira Sosa.

Al mismo tiempo producen el periódico Fragua, dando rienda a su pasión por las luchas por las reivindicaciones de su amado Escuque, junto al que sería el esposo de su hermana Laura, Francisco Prada, el futuro Comandante Arauca y Jesús Manzaneda Mejía en donde aporta con su brillante pluma que lo destacaría con los años como un quijote trujillano de las letras.

El Loro de las Monjas que solo tendría una edición, gozaría de su picante escritura, pero sería recogida por la Seguridad Nacional y permanecieron detenidos en la casa donde funciona la Sociedad San José, en Valera, que era la sede de la terrible policía del régimen perezjimenista.

Artemio sería una víctima más de la dictadura de Pérez Jiménez, sufriría torturas en el año de 1957 detenido en Escuque por la S.N, culpándolo de haber repartido panfletos en contra del General-Presidente, en una retreta dominical, con la firma de Santos Yorme, quien era el dirigente del PCV Pompeyo Márquez.

El Poeta fue sometido a terribles tormento, entre ellas a ser parado tres días en el ring, ser colgado y golpeado en un árbol, perdiendo los dientes en este martirio, capitulo narrado en Hombres y Tierras Mágicas.

Al ser liberado sufre el ostracismo por parte de sus amigos y compañeros que temen las represalias de la policía del régimen. Afectado por la persecución y la soledad decide irse a Caracas.

Allí en la capital, en comunión con jóvenes con sus mismas ideas, hermanos revolucionarios, se unió a una célula del Partido Comunista, en Santa Rosalía, en donde se dedicaría a la fabricación de bombas molotov, la entrega de carteles y trabajo político para enfrentar la represión del gobierno en la Universidad Central.

Siempre enarboló Pérez Carmona la adarga y la lanza en contra del fascismo, viviendo múltiples peripecias en este combate con la honda de David, con un Goliat que siempre fue representada por las diferentes facetas del imperialismo.

Participó dando la pelea en los días cercanos a la caída del dictador, en diferentes acciones como en el asalto del edificio de la S.N en Los Chaguaranos.

Fue víctima del oscurantismo religioso al regresar a su pueblo, cuando dando un discurso a nombre del Partido Comunista el cura del pueblo manda a hacer sonar las campanas.

Pasaría unos días en su querido terruño en donde celebraría la fiesta de libertad, pero retornaría a la capital para ejercer una de sus pasiones como lo fue el periodismo, insertándose en periódicos y revistas de la importancia de Elite, el Mundo y La Esfera.

En su autobiografía y en sus anécdotas contaba que trabajó en el Mundo cuando realizaba grandiosos reportajes aquel que sería uno de los grandes de la literatura latinoamericana, Gabriel García Márquez.

Cuenta Artemio que encuentra el amor cuando regresa a Escuque y conoce a la joven Alix Rangel, alumna del Grupo Escolar Eduardo Blanco, con quien se casará teniendo una hermosa familia, de la que cuento con la amistad de varios de sus miembros, destacados profesionales todos.

Sufriría el trujillano en carne viva la represión del gobierno betancurista contra miristas y comunista, volviendo a sentir la angustia de las mazmorras,

Ya padre responsable con una pequeña niña; Natacha; junto a su esposa retorna a Caracas, pero debe volver a Trujillo, después de un continuo batallar por buscar trabajo en la tierra de Simón.

Trabaja en Valera por un tiempo en el periódico El Tiempo, pero la represión es tan fuerte que retorna a la Capital junto a su esposa, donde se encuentra a su cuñado Francisco Prada y a su hermana Laura que se hallaban en actividades clandestinas.

Viaja a España y decide estudiar Derecho, pero debe abandonar por dificultades económicas. Viajo a Tanger, Cádiz, Andorra y Lisboa.

Trabaja con el poeta Régulo Burelli Rivas, embajador en el Mercado Común Europeo y es hechizado por el poeta Carlos Uroza que irrumpe, valiente sin miedo contra el fascista Franco, con el poema se Prohíba el Pago, también conoce figuras de la talla de Cesar González Ruano, gran periodista y escritor, con más de 30.000 artículos,

Cuando Artemio retorna a Venezuela y busca trabajo, le propone el corresponsal del Panorama y de la Revista Momento; Ramón Azuaje; que cubra la zona de Boconó y Barinas en donde se enfrentaban el ejército contra la guerrilla.

Siguieron las represiones contra el periodista trujillano y es tratado de ser complicado en un robo por un oscuro personaje de la DIGEPOL, que se haría famoso después como Prefecto en Valera, siempre acompañado con un bate que llamaba Precepto Constitucional de nombre Urbano Solarte.

Junto al fotógrafo Juan de Dios Chacón inicio un destacado trabajo periodístico sobre los enfrentamientos guerrilleros que lograrían un gran bombazo, que le haría obtener el Premio Regional de Periodismo.

A partir de ese momento llegaría el éxito profesional para Arsenio, como lo narra en su autobiografía, cubriría como director del periódico El Tiempo, corresponsal de El Universal y de El Panorama, además de corresponsal auxiliar de El Nacional, jefe de prensa y libretista de Radio Turismo, jefe redactor de la revista Carmania, redactor de programas especiales de Radio Valera.

No tardaría mucho Pérez Carmona en lanzar su primera obra titulada Visión de Trujillo, año 1971, luego Los Cuicas y sus Herederos Poéticos en el año de 1978.

Para el año de 1982 publicaría Hombres y Tierra Mágica, texto que personalmente disfruto mucho, al año siguiente se publicaría su libro de poemas De la Nostalgia, cuatro años después saldría su novela Paula,

En 1991 publicó Aquel Escuque Heroico y Florido, en 1999 Cambises, La Bella Niña de Ese Lugar, Viaje por la Poesía Venezolana y su Orbitar Universal en 2001, Chávez en 2003.

En Artemio confluyen primeramente el periodista, el poeta y el cronista, fue buen padre, esposo y amigo. Un hombre sensible, un quijote trujillano que siempre escudriño una causa para entregar su alma. Pérez Carmona siempre estuvo en la búsqueda de una quimera, dando todo de sí, por esa lucha.

Siempre en el combate por Escuque y Valera, fueron muchas las veces que él Poeta levanto su lanza de guerrero certero y podemos recordar el intento de privatizar las Cuevas del Golondrino y como creó un Comité por el rescate de ese lugar que lo impidió.

Obtuvo el visto bueno para que fuese por el Ejecutivo Regional adquirido el terreno e INAVI construyera la Urb. Fray Ignacio Álvarez, realizó el planteamiento al Ejecutivo Regional para la adquisición del inmueble para la sede del Complejo Cultural de Escuque.

Dio un aporte a la cultura del Municipio gestionando ante el Gobernador Abg. Méndez Quijada para la adquisición de la casa para el Museo Tulene Bertoni y el mismo Museo.

Estas entre algunas obras que luchó Artemio para que fueran adquiridas por los Gobiernos Regional y Nacional, también destacándose el Poeta Pérez Carmona como un luchador social, en las múltiples facetas de este gran trujillano.

Como lo escribió su gran amigo Cova Mata no es suficiente que el mundo sepa que un hombre como Artemio ha pasado por aquí, hay que saber lo que este trujillano representó y los atributos que dieron forma a su vida,

Conozcamos a Artemio, no permitamos que se nos difunda en nuestra memoria colectiva, recordemos que Pérez Carmona es Trujillo.

*Hoy precisamente, parte a su viaje hacía la eternidad ¡El Irreductible Siempre Andrés Cova Mata! Descansa en paz. 19 de noviembre del 2021.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 468 veces.



José Rosario Araujo


Visite el perfil de José Rosario Araujo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: