Antes de morir (I)

"Sólo mirando siempre hacia adelante, podremos anticiparnos y evitar aquellos acontecimientos que sean lesivos para la dignidad humana. Saber para prever; prever para prevenir. La prevención es el gran objetivo común de la humanidad para un futuro más luminoso. El pasado ya está escrito. Y, en gran medida, también lo está el presente. El futuro, en cambio, podemos y debemos ofrecerlo como legado incólume a nuestros descendientes. Una gran página en blanco para que sean ellos mismos los que lo escriban a su manera" (1)

Federico Mayor Zaragoza.

NUESTRO PADRE SE NOS ADELANTÓ

"Ay, Hugo Enrique: ¡Nunca pensé llegar a los 70 años! ¿Quién lo iba a creer hijo?"

Fue la sorpresiva confesión de mi padre, Hugo Antonio Moller, cuando cumplió 70 años. Ese luminoso día, con su armónica en la mano y su sonrisa colmada de alegría - mientras lo filmaba - me dijo esas palabras que aún guardo y siguen grabadas en mi mente y en mi corazón emocionado. Doy gracias a Dios y a la vida que me regaló esa bonita oportunidad de compartir, aquel inolvidable día, junto al radiante ser que me dio la vida. Seis años después, de esa velada, partió a otros misteriosos e insondables destinos. De eso hace 20 años. Hoy tuviera 96 años.

Asi lo recordé en el artículo "Hace veinte años", publicado el 18/08/2020, cuando se cumplieron 20 años de su partida (2)

En el momento no comprendí porqué razón mi padre me confesó su sorpresa.

Probablemente, el promedio de vida de sus ancestros, las circunstancias difíciles por las que debió pasar y el origen humilde de la clase social de donde provenía y, seguramente, sus propios temores, le hicieron suponer que le era muy difícil llegar a esa edad. Le parecía increíble cumplir 70 años. A pesar de que se veía fuerte y saludable

Por cierto, según un estudio que leí hace unos días, hoy, traspasar los 64 años debería ser, para quienes lo logramos, motivo de gratitud y de felicidad. Somos muy poc@s, en todo el mundo, l@s privilegiad@s que podemos lograrlo. Y muchos menos l@s agradecid@s.

Por eso:

¡ MUCHAS GRACIAS A TOD@S !

Mi padre, y ahora yo, nos sentimos felices, honrados y agradecidos a Dios y a quienes nos ayudaron, para poder llegar con relativa buena salud integral (física, mental y espiritual) a los 70 años
¿Qué más podemos pedir sin estar antes agradecidos?

¡ Gracias a la vida !

Gracias a tod@s l@s que, en la sociedad que vivimos, nos ayudaron. Sin ese colectivo social hubiera sido imposible lograrlo. Sin los desarrollos científicos, técnicos y tecnológicos. Sin las oportunidades de trabajo y de satisfacción de nuestras necesidades básicas. Sin tantas cosas y personas, detrás de ellas, hubiera sido imposible. Gracias a tanta gente hermosa que nos apoyó y nos permitió estar saludables. Incluso, cantidad de gente anónima que nunca conoceremos. Hacer una lista sería correr el riesgo de dejar a muchísimos familiares,amig@s, compañer@s de trabajo, medic@s, maestr@s, vecin@s y hasta gente común y corriente, quienes nos auxiliaron y nos permitieron alimentarnos, curarnos de enfermedades, vivir cómodamente y tener un sitio donde habitar con muestra familia e incluso, aquell@s que nos ofrendaron emociones y nos brindaron el alimento espiritual necesario para motivarnos y seguir adelante en la vida.

Definitivamente:

¡Muchas Gracias!

ME TOCA VIVIR SU EXPERIENCIA AÚN LEJOS DE MI FAMILIA Y AMIG@S

Hoy, 24 de febrero de 2021, estoy cumpliendo 70 años. Lamentablemente, lejos de mis hij@s, niet@s, herman@s y mis querid@s amig@s cercan@s. Aún así, consciente de lo que vivo y por qué lo vivo, me siento en paz interna y feliz. No siento envidia por quienes pueden hacerlo de otro modo. Cada quien con su nivel de consciencia y sentido de trascendencia.

Lo confieso: desearia vivir, al menos, un siglo. Para poder cumplir, entre otros, con el deseo de mi abuela materna María Altagracia Sansón quien se lo propuso y casi lo consigue. Falleció en los brazos de mi hermana Raiza a las 99 años. Recién los acababa de cumplir unos días antes. Mi abuela *Maria* es, según " Constelaciones Familiares ", el paradigma que he modelado y he seguido o copiado en mi vida. Por lealtad familiar. Como expresión de los movimientos del espiritu y del alma. Por eso, aunque no puedo asegurar ¿cuántos años me quedan de vida? intuyo y casi puedo asegurar que si me cuido y tengo suerte y, por supuesto, si Dios me lo permite ... Viviré, al menos, un siglo. Espero que con buena salud, aunque nada está determinado. Me gustaría, dios mediante, como lo hizo mi abuela María (Mamacita) despedirme tranquilo y feliz. Como lo estoy ahora. A pesar de todas las limitaciones y dificultades que padecemos por culpa de nuestros errores y, sobre todo, por la maldad de corruptos e incapaces que ahora disfrutan en el imperio y en el exterior sus tropelías, tal como lo hacen los opositores rastreros y vende patria que apoyados por imperialismo sionista anglo estadounidense israeli se han propuesto presionar para intentar ponernos de rodillas y pretender, una vez más, mancillar nuestra dignidad. Y estoy seguro que si no han podido menos podrán hacerlo en un futuro que estoy seguro les perjudicará.

DOY GRACIAS A MIS PADRES Y ANCESTROS

Cada 24 de febrero, suelo recordar con mucho amor a mis padres. Y a los padres de mis padres. Pues, a través de ellos vine al mundo.
Antes, cuando aún estaban con nosotr@s les llamaba y, a veces, para sorpresas de ellos les felicitaba. Por haberme permitido venir a través de sus cuerpos y les agradecía haberme dado cobijo, alimentación, educación y haberme cuidado hasta donde sus posibilidades se lo permitieron. Tal como ellos lo hicieron estuvo bien. Y se los agradezco. Mucho.

Autorizado, desde el más allá, regresé con el deseo de volver a vivir y experimentar la vida humana en este planeta. Es lo que intuyo. Y asi fue como el ser divino y superior, de cada uno de mis padres, aceptaron traerme al mundo a través de ellos.

Nací, según señala la partida de nacimiento a media noche. Entre el 23 y el 24 o entre el 24 y el 25 de febrero del año 1951. Así como me cambiaron el apellido Moller por Moyer, tambien es posible que, al presentarme, se equivocaran de hora y de fecha exacta. No importaría mucho salvo por las influencias planetarias al realizar la carta natal que calculan, milimétricamente, los que saben de eso. Yo, por curiosidad, me la hice. Quedé sorprendido. Incluso me hice una carta solar. En este instante, no las recuerdo ni las tengo a mano. Ya las recordaré. Otro día

BALANCE Y RENDICIÓN DE CUENTAS

Al cumplir 70 años, me siento motivado a hacer un balance de mi vida. Rendir cuentas a mi consciencia, a mi familia, a mis amig@s, a mis compañer@s de trabajo y tambien a mis camaradas de sueños e ideales y, sobre todo, a la sociedad que nos rodea y nos brinda casi todo. Y... por supuesto, mi gratitud eterna a Dios y a mi espíritu protector. Hoy no lo voy a hacer. Será en la próxima oportunidad. Solo debo decir que me siento feliz y tranquilo con mi consciencia porque a pesar de que me quedan muchas cosas por decir, escribir y hacer considero que el balance general es positivo y favorable. No solo en lo personal y familiar sino en lo colectivo y social. Miles de estudiantes formados. Ocho hij@s que son hombres y mujeres de bien. Miles de artículos de prensa, trabajos de investigación y libros publicados de los cuales se han nutrido miles de personas. Cientos o miles de personas que me muestran su aprecio, respeto y admiración, para mí es suficiente. Siento que disfrute con intensidad la vida y logre dejar una huella que perdurará en el tiempo como un legado incontestable. Y, les aseguro, que en los próximos años terminaré de cumplir la misión que vine a realizar y será muchísima más importante y trascendente que lo que hemos logrado hasta ahora. Amén.

EL LIBRO DE MI VIDA:

Hace poco, salí de mi casa a caminar y decidí ir, vía Guarín más allá de Paramito, a contemplar y disfrutar el hermoso paisaje que se aprecia desde la montaña cercana a la Casa de América Latina y del Caribe donde actualmente vivo.

En ese lugar existe un pequeño parque natural poblado de decenas de pinos de gran altitud. Desde ese sitio, inspirado por la belleza indescriptible del paisaje y rodeado de mágicos sonidos de la naturaleza virgen, acostado en una alfombra de hebras que sueltan estos maravillosos árboles, continue la lectura del libro compilado.por Rodrigo Carazo , ex Presidente de Costa Rica, en el que compiló una serie de artículos de prestigiosos intelectuales latinoamericanos intitulado: "La tercera via: ¿es posible en nuestra América?"

Luego de meditar sobre la presentación que hace, Rodrigo Carazo, al libro y luego de leer y analizar varios de los artículos que allí aparecen fluyeron a borbollones, en mi mente, una serie de consideraciones e interrogantes. E ipso facto vino a mi mente, otro titulo de lo que he querido que sea el libro de mi vida, tal vez: mis memorias, mi autobiografía o los aprendizajes de mi humilde e intenso transitar por este planeta. A veces siento que he vivido unos 120 años. De la intensidad que he vivido y la experiencia y experticia que he acumulado.

Inspirado y parodiando a dos grandes personajes que me regalaron sus libros ( Ali Rodriguez y Patrocinio Ararat) pensé en llamarlo "Antes de que se me olvide". Otro día, pensé, escuchando un vallenato que llegó a mis fibras sensibles se me ocurrió titularlo:

"Los caminos de la vida: no son como yo pensaba".

Ese día, rodeado de elevados y frondosos pinos silvestres, pensé en tantas cosas que he vivido y entonces, ese día, surgieron numerosas interrogantes en mis pensamientos. De este modo fluyó un título que creo es el más adecuado y que es el que he utilizado en este articulo:

" Antes de morir "

Desde hace años he deseado escribir el libro de mi vida. Creo que será el libro síntesis y más importante que he publicado. Lo hago porque creo mi deber dejar por escrito, antes de partir, tantas cosas que he vivido, otras que percibo y, muchas posibilidades, las cuales visualizo. Y debo hacerlo, como es obvio, antes de morir. Por eso, ese día, comencé a hacerme una serie de preguntas con intención de responderlas en el libro.

Por eso:

AÚN ME SIGO PREGUNTANDO PARA VER SI CONSIGO RESPUESTAS

¿De dónde me dijeron que venía y cómo fue que vine al mundo? ¿Cómo y cuándo me dijeron que naci? ¿Cómo y cuándo nací realmente? ¿Por qué nací donde nací y no en otra parte? ¿Por qué tuve esos padres y no otros? ¿De dónde realmente vengo y hacia dónde me dirijo? ¿Por qué y para qué vine a este planeta llamado Tierra? ¿Vine por cosas del azar o hay alguna misión por cumplir? ¿Ya cumplí mi misión o aún me falta algo más? ¿Tenemos una misión en la vida?

¿Dónde, con quiénes y cómo he vivido en este breve paso por el planeta Tierra y por qué fue así?

¿Cómo me dijeron que era este mundo-pais y cómo he descubierto, por mi propia cuenta, que es realmente?

¿Hacia dónde se dirigía el mundo y Venezuela cuando nací en febrero de 1951 y hacia dónde se dirige en febrero del 2021? ¿Ha mejorado? Al menos yo he mejorado.

¿Si continúan las tendencias actuales es inevitable el futuro catastrófico del mundo y del país que hoy tenemos y/o visualizamos?

¿Qué he hecho en estos 70 años y qué debería y podría hacer en lo que me reste de vida? ¿Cuántos años, meses, días u horas me quedan de vida? ¿A qué debo dedicarme y por qué? ¿A satisfacciones personales, familiares, institucionales, colectivas y/o sociales?

¿Qué podrían hacer los organismos internacionales, los gobiernos y los pueblos del mundo para cambiar las actuales tendencias mundiales-nacionales y ponerlas a favor de la paz, la estabilidad política y social así como a la felicidad social en el planeta?

¿Cuáles son, en los próximos años, los posibles escenarios y sorpresas personales, familiares, regionales, nacionales, mundiales y universales que podemos vislumbrar y que planes tenemos frente a ellos?

Una pregunta clave que he tratado de responderme es:

¿ QUIÉN HE SIDO, QUIÉN SOY Y QUIÉN SERÉ MAÑANA ?

Para responder esta interrogante existen muy diversas formas, herramientas, instrumentos o procedimientos que nos permiten tratar de acercarnos y así poder responder esta peliaguda interrogante.

Pudiera despacharla rápidamente diciendo que soy: un ser humano, el mayor de mis 6 herman@s (hasta donde conozco), de genero masculino, padre de 8 hij@s de 5 parejas (como mi abuela materna), bachiller e ingeniero Químico con postgrados en macroeconomía- planificacion y creatividad, mujeriego (porque como dice mi carta natal y decía mi madre: atraigo a las mujeres como miel al panal), trabajador y estudioso incansable, soñador e idealista, honesto y correcto ( hasta donde las debilidades humanas me lo han permitido), perseveramente y persistente en aquello que me motiva, terco, exigente, amoroso con quien me demuestra su amor, acumulador de libros e información, creativo e innovador en aquello en lo que me propongo serlo, capacidad para formar equipos de alto desempeño...últimamente he descubierto que soy bueno para organizar y, sobre todo, para provocar debates, reflexionar, crear dudas, enfrentar con valentía situaciones que se consideran imposibles de lograr. Entre tantas otras virtudes y defectos.

LA TEORIA SISTÉMICA

Haciendo uso de la Teoría de la Organización Humana (T.O.H) del antropólogo brasilero Antonio Rubbo Müeller. Pudiera hacer una caracterización por cada uno de los 14 subsistemas. E incluso considerando las dinámicas y los operacionales

COEFICIENTE TRICEREBRAL

Me lo he hecho varias veces y siempre predomina en mi comportamiento el cerebro derecho es decir el cerebro límbico. Relacionado con las emociones, los sentimientos, la sensibilidad social, la creatividad y la innovación, la intuición, la espiritualidad y el amor.

LA VENTANA DE JOHARI

Si aplicara este concepto pudiera, sin dudas, tratar de responder algunos de estos cuadrantes

1. Lo que yo sé de mi y otr@s saben de mi

2. Lo que otr@s saben de mí y yo no me he enterado o lo desconozco.

3. Lo que sólo yo sé de mi y nadie más lo sabe: mis íntimos secretos.

4. Lo que nadie sabe de mi y ni siquiera yo me he enterado.

Tendría que desarrollarlo de a poquito y preguntar a otr@s para completarlo.

LA INTROSPECCIÓN Y LA REGRESIÓN

Según mi apreciado hermano de caminos, Ernesto Abreu, soy en el plano espiritual un ser de luz de elevadas dimensiones que está conectado con la esencia divina de Jesús de Nazareth, según lo confirma mi estimado y apreciado maestro espiritual, Sirio Valbuena. No sé si creérmelo. Lo que si sé es que admiro y pudiera decir, con sinceridad, que amo y he tratado de emular algo de ese ser superior, que no sabemos si fue humano o fue un ser extraterrestre como señalan Araceli Egea o J.J. Benitez.

Jesús, no hay dudas está en mi corazón y en mis acciones. Sin considerarme, como me critican much@s, o pretender ser un Salvador. Soy cristiano y trato de seguir su ejemplo hasta donde me alcanza mis imperfecciones.

Soy coleccionista de cristos, aunque muchos se han quedado en el camino. Su imagen me recuerda una de las más profundas y excelsas expresiones de AMOR a favor de los demás: disposición a sacrificarse e incluso estar dispuesto a ofrendar nuestra vida, de ser necesario, por aquell@s a l@s que amamos.

REGRESO AL INICIO Y LA TERAPIA DEL ALMA O TERAPIA HOLOGRÁFICA

Según mi apreciada Maribel Romero, vengo del Rayo de la sabiduría y vine al planeta a experimentar y vivir la experiencia del AMOR (supongo que a dar y recibir) y, aunque parezca increíble, sólo he logrado avanzar en un 18%. Soy, según ese estudio un alma joven que apenas está comenzando a escalar niveles y aún me falta mucho por andar.

FINALMENTE: ¡POR AHORA!

Espero poder desarrollar algunos de estos puntos y tratar otros más adelante. En buena medida quiero que sirvan de referencia para quienes pretendan responder algunas de estas interrogantes. Quería comenzar hoy día de mi cumpleaños 70, recordando a mis padres y honrarlos como lo hice en vida. E iniciar una reflexión personal, sobre mi vida, antes de mi silencio final. Con la finalidad de compartirla con mi familia y, fundamentalmente, para dejar una memoria y una guía metodológica que nos ayude a responder interrogantes fundamentales como: ¿Quién soy y qué vine a hacer en este nuestro mundo? ¿ Qué podemos hacer aquí y ahora a favor de la vida en el planeta? Entre otras interrogantes.

Por lo pronto, gracias padres por haberme dado la oportunidad de venir sano y salvo al mundo.

REFERENCIAS

(1) Presidente de la Fundación Cultura y Paz. Tomado de la presentación del libro: "Tú puedes cambiar el mundo: Manual del ciudadano global para lograr un planeta sostenible y sin violencia"

(2) www.aporrea.org/actualidad/a294108.html



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1002 veces.



Hugo Moyer Agostini

Ing. Químico (1975). Postgraduado en Macroeconomía, Planificación y Creatividad Aplicada Total. Profesor Titular jubilado de LUZ (1997). Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG). Ha sido el primer Director del Instituto Zuliano de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IZEPES) y del Centro Latinoamericano de Altos Estudios de Gobierno (CELAEG) Ha sido asesor de Rectores de varias universidades, Alcaldes y Gobernadores, así como de la Presidencia de PDVSA y PEQUIVEN. Vive para la POLÏTICA y se resiste a vivir de la política.

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: